La “conexión Venezuela”, tiene sede en Miami y Panamá

Escrito por saleconfritas 14-05-2010 en General. Comentarios (0)

http://saleconfritas.blogdiario.com/img/abb.jpg 

 

 

La “conexión Venezuela”, tiene sede en Miami y Panamá
  
Palmat International. Ése es el nombre, algo pomposo, de la misteriosa empresa bendecida por los gobiernos de los Kirchner y de Hugo Chávez para cobrar el 15 por ciento de comisión de las ventas de maquinaria agrícola que fueron intercambiadas por fuel oil caribeño gracias a un convenio de Cooperación Económica firmado por ambas administraciones.

 

Los directivos de esa compañía agraciada, cuyos ingresos crecieron gracias a ese beneficio estatal, pueden jactarse, como lo hacen, de tener excelentísimos contactos con la Casa Rosada.

 

La propia Cristina Kirchner compartió con ellos un encuentro en Caracas, en agosto pasado, en medio de una visita oficial a Venezuela.

 

No sólo eso. La mandataria argentina y un representante de Palmat se encontraron en un evento de la Cámara de Comercio Venezolano-Argentina que se hizo en las propias instalaciones de la embajada argentina.

 

El directivo tiene nombre caribeño porque es venezolano: se llama Francisco Carrasquero. La reunión consta en el link "eventos" de la web de la Cavenarg. Hay incluso una galería de fotos, algo amateurs, donde sin embargo no aparece Cristina.

 

Según adelantó el diario porteño Clarín en su edición de ayer, el apoderado de Palmat International, y también de la empresa con la que ésta se asoció después para cobrar las comisiones de las ventas argentinas a Venezuela, llamada Madero Trading, tiene como apoderado a otro Carrasquero, llamado José María.

 

Palmat International, con sede en Miami y también en Panamá, tiene gran influencia en la Cámara de Comercio Venezolano-Argentina.

 

El vicepresidente de esa entidad, Roberto Wellisch, es el presidente a su vez de esa empresa ineludible para los empresarios del agro que querían hacer negocios con el país de Chávez .

 

Wellisch, contó una fuente que conoce los secretos de la trama comercial venezolana-argentina, es "amigo" de Claudio Uberti, el ex funcionario encargado de controlar las rutas y los peajes del país, pero que a su vez funcionaba como una especie de embajador "paralelo" en Caracas.

 

Aunque vive en Venezuela hace muchos años, Wellisch nació en la Argentina.

 

Palmat International, bajo el mando de Wellisch y Carrasquero, es además una compañía con vínculos estrechos con la embajada real de la Argentina en Caracas.

 

Según consta, esa empresa suele patrocinar eventos y cócteles que se realizan en la propia residencia argentina.

 

El último de ellos fue convocado a fines del año pasado y llevó el nombre de "Semana decembrina con Argentina".

 

Se brindó con vino argentino y se escuchó música chill out, electro tango y lounge.

 

En la actualidad, la embajadora del Gobierno ante la administración Chávez es Alicia Castro.

 

Su antecesora fue la ahora ministra de Defensa, Nilda Garré, quien había reemplazado en el 2005 a Eduardo Sadous.

 

Éste es el diplomático que declaró ante la Justicia, que había descubierto un faltante de 90 millones de dólares en un fideicomiso manejado por nuestro país y por Venezuela, por lo que en su momento había enviado un clave secreto a la Cancillería que llevó el título de "Fideicomiso Grave Situación".

 

Ese cable llegó a conocimiento del entonces presidente Néstor Kirchner, que desestimó la cuestión y no realizó ninguna investigación al respecto.

 

Sadous, además, contó ante un juez y un fiscal que investigan la "conexión Venezuela" que varios empresarios argentinos le habían contado que para hacer negocios con ese país del trópico debían pagar "retornos" a funcionarios nacionales: las sospechas apuntan al ministerio de Planificación Federal de Julio De Vido, donde trabajaba además Uberti y donde también se desempañaba el ex secretario de Transporte, Ricardo Jaime, hoy procesado por recibir dádivas e investigado por enriquecimiento ilícito.

 

Aunque el Gobierno se empeñe en afirmar que fue y es la Cancillería la que que comanda las relaciones con el gobierno de Chávez, la Cavenarg admite otra cosa: que el Ministerio de Planificación Federal de De Vido, fue y es también un organismo clave en el diálogo bilateral.

 

La "Guía para exportar a Argentina", difundida por la Cámara de Comercio Venezolano-Argentina, es un didáctico compendio con instrucciones para los venezolanos que quieran hacer negocios en Buenos Aires, y tiene un apartado con los "Entes gubernamentales" adonde deben dirigirse los interesados en estas cuestiones.

 

Se leen sólo dos: Ministerio de Relaciones Exteriores y Ministerio de Planificación Federal.

 

 

Fuente: LosAndesMza/www.visionfederal.com