Sale con fritasss

Otro negocio de los Kirchner y van…

Escrito por saleconfritas 21-01-2010 en General. Comentarios (3)

http://saleconfritas.blogdiario.com/img/faima.jpg 

 

Faimali: el impactante frigorífico ovino que atribuyen a Kirchner

 

Néstor y Cristina Kirchner son mencionados como los verdaderos propietarios detrás de la adquisición del frigorífico Faimali, concretada en los 90 cuando se vendió ese establecimiento que estaba a punto de quebrar. Hoy la compañía es líder absoluta en el mercado. Casi la totalidad de su producción se exporta a la Unión Europea sin ninguna retención ni traba por parte del gobierno nacional.

 

Si hay algo que no se puede negar es que Néstor Kirchner demostró en los últimos años ser una persona muy afortunada en el mundo de los negocios personales. Con la “suerte” de su lado logró por ejemplo incrementar el año pasado en un 158 por ciento su patrimonio declarado.

 

Son incontables las relaciones comerciales no declaradas en las que aparece su nombre, las más habituales vinculadas a la industria de la obra pública, el petróleo y el juego. Pero según se pudo constatar, el ex presidente también es mencionado en Santa Cruz, como el verdadero propietario del frigorífico de carne ovina Faimali S.A. situado en la ciudad de Río Gallegos.

 

Fuentes del sector afirmaron que “la operación de compra se concretó en la década del 90, cuando estaba a punto de quebrar”. Las mismas fuentes reconocen que “fue una buena decisión, porque era evidente el futuro de ese negocio al tratarse de un producto netamente exportable”.

 

Lo curioso según agrega la fuente, un empresario del sector que por obviar razones pidió mantener el anonimato, es que “en un par de años la empresa pasó de desaparecer a convertirse en líder absoluto en el negocio de carne ovina”, y con suspicacia agrega: “Cuando Kirchner se convirtió en Presidente, la compañía mostró un éxito inusitado para cualquier empresa del rubro”.

 

Cordero por liebre

 

El modelo de negocio de Faimali, que también posee una planta en la provincia de Tierra del Fuego, está focalizado en el desarrollo de valor agregado al cordero patagónico, complementándose durante la temporada baja con la producción de liebre tipo europea.

 

Prácticamente la totalidad de los productos fabricados por el frigorífico son exportados a la Unión Europa a través de la terminal de Puerto Deseado, ubicada a unos 800 kilómetros de la base central. Y un dato llama la atención: por casualidad o causalidad, la carne ovina no tiene retenciones.

 

El negocio de exportación de carne ovina, tampoco enfrenta las habituales trabas para exportar que impone el gobierno nacional a otras carnes, dado que el consumo interno del producto es ínfimo. Es decir, sin la presencia de ROES rojos y de Guillermo Moreno, el camino para el éxito se encuentra totalmente liberado.

 

Menos mal que Cristina no es una genia.

Escrito por saleconfritas 20-01-2010 en General. Comentarios (2)

 

Otra frase desatinada de Cristina vinculada a los desaparecidos

  

Como siempre Cristina Kirchner despliega sus bolufrases. Esta vez fue en la Biblioteca Nacional.

  

Había pasado una hora desde que finalizó la tercera conferencia de prensa de su gestión y su verborragia estaba a pleno. En un acto en la Biblioteca Nacional un militante le gritó "genia" y la Presidente lanzó al instante: "Si fuera una genia haría desaparecer a algunos".

 

La frase desató risas pero la mandataria cayó en cuenta cómo sonaron sus palabras y agregó que no quería recordar épocas oscuras del país donde hubo muchos "desaparecedores" (sic) y cambió rápidamente de tema.

 

El exabrupto trajo a cuenta las declaraciones que hizo hace unos meses atrás cuando comparó el "secuestro" de goles con los desaparecidos.

 

Cuando se lanzó "fútbol para todos", Cristina Kirchner comparó el manejo privado de la transmisión de partidos de fútbol que, dijo, "secuestraban los goles", con lo ocurrido durante la última dictadura donde "secuestraron y desparecieron a 30.000 argentinos".

 

La visita de la Presidente a la Biblioteca Nacional fue para la firma del contrato para la construcción del Museo del Libro y Galería de la Lengua, en el marco de las obras programas para los festejos del Bicentenario.

 

 

http://saleconfritas.blogdiario.com/img/aventa.jpg 

 

 

 

Somos derechos y humanos

Escrito por saleconfritas 19-01-2010 en General. Comentarios (2)

http://saleconfritas.blogdiario.com/img/juezia.jpg 

 

 

SOMOS DERECHOS Y HUMANOS

 

Corren los años noventa y tantos. Estoy parando en un hotel cerca de Tribunales. Veo en la plaza Lavalle un amontonamiento de personas. Casi todos de traje y corbata. Me acerco.

 

Se trata de un homenaje a los abogados desaparecidos por la dictadura de 1976 (aclaro la fecha, ya que algunos vivimos los coletazos finales de la otra, la de 1955) con la inauguración de un monolito que recuerda a los colegas caídos.

 

Habla un abogado y otro y otro. La CONADEP diría en 1984: “Fueron secuestrados, y desaparecieron, no menos de 109 abogados. El 90% de estas desapariciones se consumaron entre los meses de marzo y diciembre del año 1976”.

 

En medio de algún saludo con abogados conocidos oigo que uno de los oradores recuerda al primer hábeas corpus que se había interpuesto por los abogados desaparecidos.

 

Era por Roberto Sinigaglia. Detenido desaparecido desde su estudio de la calle Lavalle. La mención aviva los recuerdos en esa mañana extraña. Me acuerdo de Sinigaglia. Borrosamente. Lo veo en su despacho. Joven y elegante, de mirada franca y directa, con un mechón rebelde de pelo lacio que le cae por la frente. Hablamos de los centros de abogados peronistas. Ellos en Capital. Nosotros en Provincia de Buenos Aires.

 

Y me acuerdo también de su socio, mi amigo, el Dr. Conrado Origosa Antón, a quien por entonces yo visitaba en ese estudio de la calle Lavalle. Y a quien el orador está ahora nombrando en esta mañana extraña “como homenaje al primer hábeas corpus interpuesto contra la justicia de la dictadura”. Se precipitan aún más los recuerdos. Inolvidable y valeroso gallego.

Había estudiado abogacía de grande (de joven no había tenido tiempo, demasiado ocupado en escapar de las vicisitudes de la guerra civil española en su país natal). Recuerdo que una vez, saliendo de ese estudio de la calle Lavalle, paseamos por los libreros de la plaza Lavalle. Todos lo conocían. Es que Ortigosa era obrero gráfico cuando estudiaba y los libreros le prestaban los libros que, seguramente, no podía comprar. Luego fue abogado de ese mismo sindicato gráfico. En tiempos de Ongaro. Inolvidable y valiente gallego Ortigosa.

 

Más de veinte años después compruebo con indecible tristeza que los jueces que rechazaban esos habeas corpus, jueces como el que me voy a referir ahora, ahora pasan por ser abanderados de los derechos humanos.

 

En el país de la corta memoria que forjamos, en este país jardín de infantes (que algún día madurará, espero). Y que, contrariamente, a valientes abogados como Ortigosa ni el bálsamo del recuerdo se les otorga.

 

¿Cómo era el mecanismo durante la dictadura?

 

Usted presentaba el hábeas al juez, éste -casi mecánicamente, si hasta parecía que tenían la respuesta en una plancha “estándar”- oficiaba al Ministerio de Interior, a la Policía Federal, a Migraciones, y a dos o tres reparticiones oficiales. La respuesta de los organismos de seguridad -también en una plancha “estándar”- era que allí no estaba detenida la persona por quien se recurría.

 

Y ahí, sin más, rechazaban (siempre con la bendita plancha) el molesto recurso y al molesto abogado que se atrevía a sospechar de la lucha que las fuerzas armadas y sus cómplices civiles estaban llevando por “defender nuestro estilo de vida occidental y cristiano”.

 

Por la misma época en que el gallego Ortigosa (y otros valientes abogados como Biaggio, Zelaya Mas, Fernando Torre, Medrano Pizarro, Silva, etc. etc.) incordiaba al régimen con ese (y otros) hábeas corpus por su socio y compañero desaparecido ilegalmente, el dictador Jorge Rafael Videla designaba juez de sentencia (letra V) mediante el Dec. 290/76 al hoy icono de la defensa de los derechos humanos, Dr. Eugenio Zaffaroni.

 

Y éste aceptaba el cargo jurando “defender y observar y hacer observar fielmente” los siguientes engendros:

 

1) Estatuto para el proceso de Reorganización Nacional (conocido oficialmente el 29-03-76);

 

2) Acta para el proceso de Reorganización Nacional (conocida oficialmente el 29-03-76);

 

3) Acta fijando el propósito y los objetivos Básicos del Proceso de Reorganización Nacional (conocido oficialmente el 31 -03-76).

 

Y, en tercer o cuarto lugar, juraba también defender la Constitución Nacional EN CUANTO NO SE OPUSIERA A LAS ACTAS Y AL ESTATUTO videliano (Ley 21279/76).

 

Paso por alto que el hoy defensor de los derechos humanos Eugenio Zaffaroni escribiera durante la dictadura un libro sobre derecho penal militar, en el cual hablaba de “derecho penal militar de excepción”, “circunstancias especiales”, “necesidad terribilísima”, “legislación por bandos”, “excepcional necesidad de dar muerte al delincuente”.

 

O que en el mismo libro hablara de “usurpar justificadamente la función pública”, en una situación “hipotética” que coincidía con aquella que, según las fuerzas armadas, había vivido el país hasta 1976. Y paso por alto también que dos auditores militares que supervisaran el libro antes fueran: Laureano Álvarez Estrada -el primer Subsecretario de Justicia de Videla- y Ramón León Francisco Morel.

 

Y paso por alto aquello que dijo Zaffaroni que “si todo el mundo tuviera una plantita de marihuana en el balcón no habría (o “habría menos”, cito de memoria) narcotráfico”

 

Pero todo esto (aún el juramento por las Actas y el Estatuto) es poco comparado con lo que ningún abogado, por más perversa que hubiera sido la situación vivida durante la dictadura, podrá justificar jamás sin violar un código ético de la profesión: no hacer todo lo que esté a su alcance para defender la vida o la libertad del ciudadano.

 

Tengo a la vista el fallo de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (Fallos T.300 Pág. 457, 1978) que revoca la sentencia que originalmente había dictado el juez Zaffaroni en la cual rechazaba el recurso de hábeas corpus interpuesto por el padre de una joven secuestrada por fuerzas de seguridad del Estado.

 

La joven Inés Ollero había sido detenida junto con todo el pasaje del ómnibus público en que viajaba por fuerzas de seguridad y conducidos todos a la comisaría del lugar (ómnibus Nro.49).

 

De todos los pasajeros la única que queda detenida (luego desaparecida) es esta joven. Zaffaroni, como quedó dicho más adelante, rechazó el hábeas corpus y ¡hete aquí! que la Suprema Corte de Justicia nombrada por Videla REVOCA el fallo con graves cargos contra el juez que intervino ya que el juez (Zaffaroni) dice la Corte “debió extremar la investigación adoptando las medidas necesarias que exigían tales constancias, para esclarecer lo relativo al estado y situación personal de la nombrada y la verdad de lo ocurrido, ya que de la misma surgía ‘prima facie’, que aquella estuvo privada de su libertad por obra de funcionarios públicos”.

 

Y en los considerandos de la sentencia dice la Corte que la inacción o falta de investigación del hoy defensor de los derechos humanos llevaba a que “la suerte de la Sta. Ollero quedaba en total incertidumbre”.

 

La única posibilidad de saber sobre la suerte de la joven era que el juez Zaffaroni investigara un poco, no mucho más, qué había pasado con esa joven desde que la llevaron a la comisaría 49 hasta lo que hayan hecho con ella. Seguramente su muerte.

 

Zaffaroni se ha defendido de esta (dicen los que quieren defenderle que luego ¡¿ayudó?! al padre de la joven desaparecida) y otras acusaciones (“yo no sabía de la represión, soy un juez de carrera, etc.) Pero yo creo que en realidad le resbala todo. Y quizá tenga razón. Es uno de los triunfadores del modelo. ES un exitoso para “esta vidriera irrespetuosa de los cambalaches” en que se ha transformado nuestra patria.

 

Mientras los que debieran pedir disculpas sigan pontificando sobre derechos humanos, el recuerdo del Dr. Conrado Ortigosa Antón, el abogado que interpuso el primer hábeas corpus por un abogado desaparecido, seguirá esperando a que se imponga en nuestro saqueado país “la trama de los justos”.

 

Para poner las cosas en su lugar.

 

Norberto Zingoni - Ex juez dejado cesante sin causa por la dictadura militar

 

Redrado se va, pero Boudou ya enfiló por un sendero sin retorno

Escrito por saleconfritas 18-01-2010 en General. Comentarios (0)

http://saleconfritas.blogdiario.com/img/summer.jpg 

 

Redrado se va, pero Boudou ya enfiló por un sendero sin retorno

 

 Por Roberto García  

 

Primero: más temprano que tarde, Martín Redrado se va del Banco Central (aunque el proceso judicial se llevará buena parte de febrero). Aun con razón, nadie de la política se compromete a defenderlo. Es rubio, blanco, economista de los 90, aceptado por los mercados, filoliberal. Por lo tanto, nadie arriesga una pestaña por él, hacerlo sería políticamente incorrecto. Se marchará, sin embargo, con reputación profesional, la que estuvo a punto de perder por servir a los Kirchner, a quienes salvó quizás de un gigantesco y carísimo error.

 

Segundo: con maquillaje o lavado, el decreto de las reservas merecerá una revisión. Parece inaudito que permanezca tamaño engendro jurídico. Sólo Nestor Kirchner y su esposa parecen sostenerlo, hasta los más cercanos reconocen la insolvencia. Protege el dúo una cuestión de forma más que de fondo. Su problema: ¿de qué modo cantar la humillante palinodia en público?, retractarse sin confesar que se retractan.

 

Ahora, habrá que repasar la historia de la que restan aún varios capítulos y sin un epílogo entusiasta.

 

El Gobierno no mira más allá de su nariz. Tal vez, no mira siquiera su nariz. Sólo así se explica haber emporcado desde la Presidencia el proceso económico que garantizaba –según cualquier estudio privado– un crecimiento del 6 al 7% en este primer trimestre del año. Milagro estadístico que se ampara en una recuperación mínima –luego, esos niveles descenderán en el resto del año– y por rebote frente a la pésima performance del mismo ciclo durante el año pasado.

 

Se dañó la mandataria a sí misma, casi un ejercicio de regocijado masoquismo, por la obstinada y perdida controversia sobre las reservas y el enfrentamiento ridículo con Martín Redrado.

 

Un disparate sin fin, por ahora, que revela la obsesión por no retroceder ante el error, cuando esa acción es obligatoria para observar el cuadro con una perspectiva más natural; insistir en tener los ojos pegados al cuadro distorsiona la imagen, suele verse lo que no es. Así, la pareja ha vivido los últimos l5 días.

 

Pues si era clave que el BCRA aplicara el cuestionable decreto de transferencia de reservas y ese solo acto hiciera renunciar a Redrado, fracasaron al emplear el camino de la urgencia absoluta y arbitraria. En lugar de presionar a cuanto rubro social existe (medios, Justicia, legisladores, funcionarios), dejando o prohijando penosas intimidaciones para demandar ipso facto la ejecución de esa medida, como si fuera la operación urgente del “llame ya” para comprar objetos generalmente inútiles, a los Kirchner les bastaba con haber aguardado unos diez días y, sin conflictos, hubiera impuesto esa decisión dentro del Banco Central: como se sabe, allí Redrado está en minoría en el directorio y, cada quincena, está obligado a convocarlo.

 

Por lo tanto, ese cuerpo hubiese procedido a satisfacer al matrimonio y se habría evitado el escándalo fangoso que arrastra el país desde que el titular del BCRA se atrevió a plantarse frente al Gobierno. Eso sí: hubieran tomado una medida lesiva contra el país. Quizás los favoreció en la suma no dar un paso atrás para que nadie sospeche que Kirchner ha perdido poder; esa obsecación se combina, además, con la exigencia imberbe de lo inmediato, del capricho perentorio por poseer lo que se quiere como la golosina para un niño, casi imaginando que el mundo se fuera a acabar en cualquier momento para ellos. Lo que tal vez exprese un deseo.

 

Todo arranca, como se sabe, con la improvisación del primer DNU sobre el Fondo del Bicentenario, una chambonada jurídica que dibujó Carlos Zanini con la inspiración económica de los “todo servicio” Chodos y Pesoa, a pedido obvio de Néstor Kirchner.

 

El mismo secretario Legal y Técnico que se arroga conocimientos superiores de periodismo, lo que lo faculta para no hablar con los periodistas –lástima que esos consejos no les rinden a sus empresarios amigos convertidos en zares de medios, fracasados por supuesto–, quien siempre le hizo los trajes a la medida demandada por el patrón, igual que procedía en Santa Cruz. Salvo que la Argentina todavía no es Santa Cruz, aunque a veces lo parece. De esa incompetencia, por ejemplo, provino el último embargo (lo dice el propio juez Griesa en sus consideraciones).

 

Fue Redrado quien advirtió el mamarracho: algun especialista le advirtió que podía ir preso si consentía la transferencia de reservas al Estado (malversación entre otras lindezas), que le impondrían una multa extravagante, al tiempo que facilitaría el reclamo de los acreedores externos.

 

Además, lo que no es menor, fabricaría inflación porque el DNU perseguía disponer de fondos no sólo para pagar deuda, sino para cubrir los excesos del gasto público (al hombre del BCRA se le podía antojar que, en su arrojada negativa, el país podía adquirir la misma imagen que hoy brinda la provincia santacruceña, administrada por Internet por la pareja oficial: a pesar de haber contado con reservas únicas, hoy está en bancarrota).

 

Se plantó entonces Redrado porque simplemente no atendieron sus angustias y miedos personales (las de un hombre aislado y sin demasiados amigos), sabiendo el ermitaño que sólo los Kirchner parecen gozar de complacencia judicial (no los Jaime, por ejemplo y por ahora, tanto que hasta De Vido y Larcher decidieron llamar a un experto en salvar denuncias como Roberto Dromi para que los asesore ante el vendaval futuro).

 

Le llovieron amenazas que no denunció (hasta nefastamente aludiendo a sus hijos), le prometieron castigos en la tierra y en el cielo, trataron de removerlo con esa Justicia mayoritaria y dócil que dispone el kirchnerismo (hasta hicieron trabajar en sábado a una Cámara, que viene a ser algo así como si el gerente de un banco pudiera recibir depósitos en ventanilla un día no laborable), sin advertir que una magistrada sin figuración ni enlistada en la vasta nómina de jueces y fiscales “apretables”, por primera vez, desde que están en el Gobierno, decidió cruzarlos.

 

Mujer, además, de las que gastan sólo lo que ganan en su trabajo (además de amedrentarla infantilmente, la acusaron de que actuaba con rapidez inusual, como si Oyarbide no hubiera marcado menos de diez segundos para los cien metros para resolver el escándalo del enriquecimiento ilícito presidencial). Tanto estupor y furia desató María José Sarmiento en la Casa Rosada, que la reacción del dúo se asemejó a la de Maradona cuando lo sorprendieron cargado de efedrina en el Mundial de Fútbol: culpó al que pasaba por la puerta, a Blatter, a Havelange, a Pelé, a los hijos de Pelé, reconocidos o por reconocer. Penoso espectáculo, con la Presidenta diciendo que ella es más argentina que todos los argentinos.

 

Lo de Redrado tambien sirvió como renovador de sangre a una inactiva oposición, ya condenada al limbo veraniego, ignorante –como corresponde– de los riesgos que suponía el decreto de Zanini. Como si no lo hubieran leído. Tras Redrado, se despabiló luego el PRO, martillaron algunos disidentes del peronismo, la izquierda –haciéndose la señal de cruz por estar del lado del golden boy– y hasta el radicalismo –siempre precavido ante desastres que no se producen– hizo propuestas de concordia (vía la entente Cobos-Pesce-Baglini-Jesús Rodríguez y la otra de Alfonsín-Brodersohn) para encontrarle una revisión al decreto de las reservas.

 

Y, de paso, ese ejercicio podía suponer que algún dinero pasara a las provincias –sólo así se entienden los contubernios parlamentarios– y que éstas, claro, lograran después cierta paz económica y alguna autonomía. Se habló con Zanini, Pichetto, Pampurro, Aníbal Fernández, Rossi y Fellner, hombres de transacción cuando amenaza el peligro, inclinados por una solución alternativa que los sacara del barro –el pacto implicaba la cabeza de Redrado, quien es un plazo fijo, ya que a todos los ruboriza defenderlo, iniciativa que se estrelló, con algunos cristales rotos, cuando la llevaron de regreso a Olivos. Este equipo no negocia, dijo el tándem presidencial, igual que en la l25, los Kirchner se hicieron de Alem, prefieren romperse a doblarse. Como si se rompieran ellos solos.

 

Después, llegó el embargo de Griesa (otro novelón escandaloso a continuar), fundado en las propias pavadas lanzadas desde el Gobierno (en buena parte encabezadas por Fernández, naturalmente). Como hay riesgo de grave punición, la resaca despertó discrepancias internas y la más desatada fue la de Amado Boudou con el propio Zanini. Al novel ministro le cargan la responsabilidad del fracaso, justo cuando no se lo vio idóneo en una patética conferencia de prensa, mostrándose como el chico de los mandados de los Kirchner, inclusive llegando a la deslealtad personal de denunciar a Redrado como abogado de los fondos buitres.

 

Al mismo con el que compartió veraneos de adolescente, con quien mantuvo amistad y con el que se comunicaba ahora con celulares propios y reservados para que nadie del Gobierno –como es costumbre en la Argentina– los escuchara. No es nueva su actitud. Ya el intendente de Tigre, Massa, puede dar testimonio de esas flojeras infieles de Boudou (recordar que cuando era su segundo, lo pasó con la cuestión de los fondos del ANSES, y que él se enteró un rato antes en una confitería de la Recoleta). Nada dirá Massa por precaución, pero goza esperando el desenlace.

 

Si le caen a Boudou, y se cae el ministro, Néstor y Zanini se lavarán las manos del decreto; es comprensible que a Boudou esa posibilidad no lo deslumbre: se puso en guardia, sabe que todos sus compañeros de gabinete saben que a él no le corresponde la autoría, pero han empezado a rociarlo con diferentes versiones, empezando por su frivolidad, tanto que hasta le achacan la compra en enormes cuotas de un fastuoso reloj, de fabricación exclusiva, casi único en el mundo y de subido valor. Nadie sabe si elementos de esa calaña servirán para echarlo, pero sí lo esmerilan. Otra belleza de la crisis.

 

A no inquietarse, febrero seguirá con este desencuentro mientras Gobierno y oposición juran que todo lo hacen por la patria.

 

 

Todos por "Benet"

Escrito por saleconfritas 17-01-2010 en General. Comentarios (12)

http://saleconfritas.blogdiario.com/img/benet.jpg 

 

 

UNA BESTIA HUMANA PRENDIO FUEGO CON NAFTA A UN PERRO

 

 

Ø     Se llama RICARDO ECKER (011) 4295-2017

 

Ø     Ruta 205 36 PB 3 - Unión Ferroviaria - Ezeiza - BUENOS AIRES

 

Ø     Trabaja en la empresa EXPRESO ESTEBAN ECHEVERRIA

 

Ø     SU Celular: 15-6-846-1629

 

Ø     SU Email: ericardojulian@yahoo.com.ar

 

 

 

La historia de “Benet”

 

Hace 15 años que “Benet”, un perrito de la calle, se paseaba por el barrio La Unión de Ezeiza libre y manso.

 

Todos lo conocían y le daban de comer porque no molestaba a nadie. Todos menos uno.

 

“Hace más o menos diez días, un hombre desalmado llamado Ricardo Ecker lo amenazó delante de todos los vecinos con prenderle fuego vivo porque le molestaba verlo por todas partes. Sabemos que es un hombre violento, pero nunca pensamos que fuese capaz de semejante crueldad”, contó Silvina.

 

Pero lo fue. Un día este sujeto criminal llamó a “Benet”, que fue moviendo la cola pensando que iba a recibir una caricia, pero lo que se encontró fue a una bestia que le vació encima un bidón de nafta sobre el cuerpo para luego acercarle un encendedor.

 

La vecina continuó: “La mayor parte de la nafta se la tiró en la cara. Es buenito, todos los vecinos le dábamos de comer, lo cuidábamos. Es el perro del barrio. Prendido fuego, pobrecito, salió corriendo y otra vecina con una toalla lo apagó, pero se escapó. Lo encontramos unas horas después y lo llevamos a la veterinaria del Dr. Néstor en la estación de Ezeiza”.

 

El animal tenía el 70 por ciento del cuerpo quemado y su vida corría serio peligro.

 

“Benet” debió ser intervenido para retirarle el tejido muerto. Además le tuvieron que cortar las orejas, que estaban totalmente quemadas y quedó ciego a raíz de las heridas que recibió en las córneas. Los vecinos lo cuidan.

 

“Yo le paso la crema para el cuero todos los días, está en carne viva. El cuidador del barrio le dio su garita como cucha. Igualmente, lo trasladamos al hospital veterinario Turdera, donde hay especialistas en piel”, finalizó Silvina.

 

Los vecinos radicaron la denuncia en la comisaría de La Unión e interviene la Fiscalía 2 de Ezeiza, pero no han ordenado ninguna diligencia.

 

La ley nacional 14.346, llamada de Protección Animal, castiga el delito penal de maltrato y crueldad con hasta un año de cárcel.

 

Gracias queda chico... porque fueron muchísimos, los que se acercaron a los centros de acopio, llevaron insumos para su curación y le llevaron su amor.. estoy totalmente convencida de que a Benet lo esta curando el amor... el amor que puso y que pone cada uno de los que se conmovieron con su historia, cada uno de los que pide justicia, de los que me llamaron desde todos los puntos del país, los que a diario quieren saber como esta...creo que por medio de Benet, la sociedad esta pidiendo a gritos "basta de impunidad", basta de mugre... 140.000 personas tiene el grupo de Facebook de Benet... como dice la Biblia: "quien quiera oír, que oiga" .

 

Solo sé que ha sido imposible no quedarse pasmado ante tamaña muestra de amor y solidaridad... ha sido imposible ver cartitas de nenes para Benet deseando su recuperación y no emocionarse, no soltar la lágrima, o no sentir el nudo en la garganta... como verán, es muchísimo todo lo que se donó para él, por lo que creemos que lo mejor será clasificar los insumos y donar parte de ellos a otros refugios que luchan a diario por el maltrato, y que reciben animales en pésimas condiciones... espero que apoyen nuestra decisión... Muchos animalitos lo necesitan... gracias, con el corazón lleno de gratitud, gracias...la verdad es que ha sido maravillosa esta cruzada de amor por Benet. GRACIAS!!!!!

 

“Si tienes hombres que excluirían a cualquiera de las criaturas de Dios del refugio de la compasión y la piedad, tendrás hombres quienes se comportarán de la misma forma con sus compañeros.”

 

San Francisco de Asís 

 

Fotos del escrache a Ricardo Ecker, el desalmado que quemó con nafta al perrito Benet[Inéditas]

 

Les dejo el enlace para mirarlas.

 

http://www.taringa.net/posts/imagenes/3662957/Fotos-del-escrache-al-que-quemó-a-Benet[Inéditas].html

 

 

http://saleconfritas.blogdiario.com/img/ecker.jpg