Sale con fritasss

Un golden boy que jugueteó con Kirchner hasta el final

Escrito por saleconfritas 30-01-2010 en General. Comentarios (0)

http://saleconfritas.blogdiario.com/img/derrota.jpg 

 

 

Un golden boy que jugueteó con Kirchner hasta el final

 

Martín Redrado mantuvo la iniciativa de combate durante toda la crisis del Banco Central y logró descolocar al Gobierno una y otra vez a su antojo. Con su renuncia le quitó a los Kirchner hasta el premio consuelo de un despido posdatado. La reacción de Aníbal Fernández rechazando la salida del hombre que intentaron echar durante semanas, fue el homenaje perfecto a la impotencia kirchnerista.

 

Por Ignacio Fidanza 

 

 El destino suele ser cruel con los políticos en decadencia. Impacta ver a los otrora poderosos Kirchner desorientados por un yuppie de la City y un par de buenos abogados. Parece demasiado poco para hacerle partido al matrimonio que hasta hace no mucho tiempo atrás, daba la impresión de controlar hasta la caída de última hoja del otoño.

 

Humillación del poder perdido que Redrado marcó a fuego esta noche con su renuncia.

 

Había que verlo a este joven economista, radiante, feliz en una conferencia de prensa que tuvo como contrapartida el coro desafinado que encabezaron Aníbal Fernández y Agustín Rossi, subrayando su impotencia al rechazar una renuncia que ya se había producido. Aportando de paso argumentos a la futura defensa legal del ex titular del Central, que logró así la inesperada confirmación por parte del Gobierno de lo que sostuvo todo este tiempo: que él seguía siendo el presidente de la entidad.

 

Ni el tiro del final le salió al kirchnerismo, que ya paladeaba la demolición de Redrado en manos del triunvirato Marcconato-Cobos-Prat Gay.

 

Ahora insistirán en que de cualquier manera el dictamen de esa comisión igual se realizará, autopsia innecesaria, ridiculez de malos perdedores que de mantenerse, someterán a la Presidenta al ridículo de recibir un “consejo” sobre la destitución de un funcionario que ya no forma parte del Gobierno.

 

Acaso la metáfora perfecta de una administración kirchnerista que evidencia síntomas alarmantes de divorcio de la realidad. Como las baladronadas de Zanini amenazando con fallos favorables en primera y segunda instancia que nunca llegaron. Casi sería divertido sino se tratara de las personas que tienen a su cargo al conducción del Estado.

 

El problema de la política caprichosa es que suele chocar con una realidad que se las ingenia para ser incluso más tozuda, aunque de maneras insospechadas.

 

De hecho, Redrado se guardó un pequeño gusto final: su renuncia la anticipó en un mail al maoísta  Zanini -el lunes ingresará la resignación formal al Gobierno-. Acaso una manera de responderle con creces al principal operador del kirchnerismo.

 

Así como resulta grotesco escuchar al jefe de Gabinete rechazando la renuncia del funcionario, al que días atrás impidió ingresar a su puesto por la policía, no deja de reflejar el clima mental que debe imperar en la Quinta de Olivos a la hora de analizar la realidad, la frase que le dedicó esta noche a lo que ya era un hecho consumado: “la renuncia de Redrado no existe”.

 

O sea, existe sólo lo que nosotros decimos que existe y si decimos que Dios no existe, no existe. Inesperado arranque kantiano del mismo funcionario que redujo la discusión del Central a una larga ristra de insultos, acaso la estación previa a las lágrimas. Impotencia de argumentos, impotencia de ejecución.

 

Es que el Gobierno falló en toda la línea. Cuando anunció su despido por los medios, Redrado se quedó.

 

Cuando intentó salir de la metida de pata con un decreto inapelable, la Justicia lo dejó sin efecto.

 

Cuando operó sobre la Cámara para revocarlo recibió otro fallo adverso. Y cuando creía que ya lo tenía a tiro con la comisión bicameral, Redrado les sacó el postre de la boca.

 

Ese filósofo contemporáneo en el que se transformó Luis Barrionuevo lo explicó con la gracia de los peronistas: “ahora a este Gobierno cualquier boludo se les para de manos”.

 

Es que la sucesión de derrotas que sufrió la administración Kirchner no provino de curtidos batalladores de la política como Eduardo Duhalde o incluso de taimados radicales, o mejor todavía, de una conspiración de los “poderes” económicos y los grandes multimedios.

 

Apenas alcanzó con un economista con un buen estudio de abogados, para hacer saltar por los aires todas las embestidas de políticos con parada de rudos como Kirchner, Aníbal Fernández y Zanini, el de la revolución cultural china.

 

Y es ese el mensaje letal que esta crisis –y su desenlace- envía no sólo a toda la corporación política sino también a los factores de poder. Empieza a advertirse que hoy no sólo es buen negocio enfrentar a los Kirchner, sino que encima padecen un nivel de precariedad operativa, de confusión y contradicciones, que agrega a la empresa cierta cuota de diversión.

 

De paso Redrado, le evitó a Cobos y Prat Gay el mal trago de dictaminar en favor de su remoción, riesgoso camino al que parecían encaminarse.

 

Es que en el vicepresidente parecen haber calado las acusaciones de "conspirador" y dirigió el trabajo de la comisión con una diligencia y velocidad que hizo parecer a Marcconato un flojo.

 

Mientras que en Prat Gay parecía prevalecer viejos rencores por sobre una obvia lectura política que si hizo su jefe: equivalía a un suicidio político votar según el paladar de la Casa Rosada, por mas atendibles que sean las viejas afrentas.

 

Resta ahora aguardar a que el kirchnerismo procese esta derrota final.

 

Amado Boudou apeló en varias conferencias de prensa a un argumento que no carecía de sentido común. Pidió a Redrado y a la oposición que “dejen trabajar” al Gobierno en lo que realmente importa, esto es el canje de deuda y el regreso del país a los mercados.

 

Redrado ya hizo lo suyo, ahora sólo falta que el jefe de Gabinete recupere la sensatez pérdida.

 

Redrado pelea como gato panza arriba y le temen.

Escrito por saleconfritas 26-01-2010 en General. Comentarios (2)

http://saleconfritas.blogdiario.com/img/boxing.jpg 

 

 

En una nota publicada ayer por el diario Clarín, Martín Redrado dijo: “Si hasta hoy me defendí, ahora paso al ataque. Tengo las listas específicas de los amigos del poder que compraron dólares".

 

El ministro de Economía, Amado Boudou, sostuvo que la advertencia de Martín Redrado sobre que tiene la lista de los compañeros amigos del poder que compraron dólares es una amenaza y un mensaje mafioso.

 

Éste código es archiconocido en el mundo del hampa: “Si caigo yo, los arrastro a Uds conmigo”.

 

"Tendría que haber denunciado cualquier hecho que no hubiera sido legal", señaló al salir de la reunión de la Comisión Bicameral que estudia el futuro del economista, que aún pelea por ser el titular del Banco Central.

 

"Parece un mensaje mafioso y no está claro amigos de qué poder: ¿Político, económico, mediático?”, se interrogó Boudou. Y considero:"Cuando se pone nervioso comete errores”, explicó el chico de la UCD. “Es una amenaza, y lo llamativo es que quien realiza esta amenaza es un ex funcionario público que debería haber denunciado esta situación", concluyó el ministro.

 

Sin embargo en Argentina, Domingo Felipe Cavallo le avisaba a Kirchner sobre el 'corralito', aquel impuesto que impedía a miles de personas retirar sus ahorros del banco y que desató la peor grave crisis económica en la historia reciente del país.

 

Kirchner lo escuchó a su amigo e hizo desaparecer los fondos de Santa Cruz hasta el día de hoy y ninguno de los dos están presos.

 

 

El 82% avala la resistencia de Redrado a entregar las reservas del BCRA

 

Según una encuesta de Giacobbe & Asociados 8 de cada 10 personas no hubieran transferido los fondos sin la aprobación del Congreso. El sondeo muestra, además que más del 50% de la población no confían en Cristina Kirchner ni en Amado Boudou.

 

 El 82% de la sociedad avala la resistencia que el todavía titular del Banco Central, Martín Redrado, le pudo al Gobierno a entregarle las reservas de la entidad monetaria para pagarle la deuda a los bonistas.

 

El sondeo mostró además que no le creen a la presidenta Cristina Kirchner ni al ministro de Economía, Amado Boudou.

 

El 56,7% dijo que no tiene ninguna confianza en la mandataria y un 18,2%, poca, mientras que el 53,9% no confía para nada en el funcionario del Palacio de Hacienda, y el 21% apenas lo hace.

 

En cambio el nivel de desconfianza que le tienen a Redrado es del 24,4% -la mitad de la que le tienen al Gobierno-.

 

El sondeo llevado a cabo entre el 20 y el 26 de enero fue realizado a líderes de opinión, como argentinos profesionales terciarios y/o universitarios, periodistas y editores de medios de comunicación, empresarios y grandes comerciantes.

 

Duras críticas a los Kirchner en la prensa internacional

Escrito por saleconfritas 24-01-2010 en General. Comentarios (0)

http://saleconfritas.blogdiario.com/img/tolosita.jpg 

 

 

Duras críticas a los Kirchner en la prensa internacional

 

Arrecian las críticas hacia los Kirchner en los medios de comunicación internacionales.

"La presidenta Kirchner, cada vez más sola", es el titular de un artículo publicado este viernes en el diario español El Mundo, firmada por el corresponsal en Buenos Aires del medio europeo.

 

En el artículo, el periodista Ramy Wurgaft enumera a los dirigentes políticos que le quitaron el apoyo a Cristina de Kirchner en el último tiempo.

 

Además, lanza críticas contra su marido, Néstor Kirchner. "Ninguno de sus supuestos “conspiradores” la perjudicó tanto como su más firme aliado, el ex presidente Kirchner", indica el texto publicado por el periódico madrileño. Y considera que "el Gobierno se enreda en una maraña de problemas".

 

La nota completa:

"En una de sus recientes apariciones en televisión, Cristina Fernández de Kirchner se apartó del tema que trataba y casi en un susurro, como si divagara, expresó: “ya sé que a muchos políticos no les caigo simpática, pero al menos que me dejen gobernar”.

Enseguida la presidenta se recompuso, pero en ese breve lapso dejo entrever lo que le ocurre por dentro. Cristina siente que se va quedando sola y que sus colaboradores más cercanos –entre ellos su marido Néstor Kirchner- no comparten el peso de sus responsabilidades.

 

Un repaso parcial de los políticos que al principio de su mandato le rendían pleitesía y que ahora la abandonan a su suerte, explica por qué se siente aislada. El ex jefe de gabinete, Alberto Fernández, su anterior escudo ante los ataques de la oposición, se transformó en el analista número uno de sus errores e invitado predilecto de las tertulias televisas que se concentran en ese tema.

 

El gobernador de Chubut, Mario das Neves, los senadores Luis Juez y Carlos Reutemann, la diputada Victoria Donda son otros de los antiguos espadachines que desertaron de sus filas, al percibir que el gobierno se enreda en una maraña de problemas.

 

En este drama hay dos actores que merecen una consideración especial. Uno es el gobernador del Banco Central, Martín Redrado, que de pasar prácticamente desapercibido al público, saltó a la portada de los periódicos, cuando rehusó transferir 6.560 millones de dólares de las reservas de esa entidad, a un fondo creado por el gobierno.

 

Por ese acto de insumisión, el mismo Redrado que hace un año autorizó el traspaso de 9.000 millones de dólares al Ejecutivo, se convirtió en el símbolo de la resistencia a las “arbitrariedades” de Cristina.

 

Analistas

 

Algunos analistas consideran que el mismo oportunismo que motivó la deserción de los políticos antes mencionados, indujo a Redado a cerrar el grifo del BC. “No hubiera pasado por su la mente objetar una orden presidencial cuando Cristina manejaba el país con mano firme. Ahora que se la ve débil él (Redrado) se atreve a inflar el pecho y sacar músculos”, afirma el politólogo Sergio Berenstein.

 

Ninguno de los “conspiradores” que Cristina Fernández evoca en sus discursos, la ha perjudicado tanto como su más firme aliado, el ex presidente Néstor Kirchner.

 

Las mayores crisis que ha padecido el actual gobierno son el resultado de los gruesos errores del hombre fuerte de la administración actual.

 

Desde la iniciativa de aumentar el impuesto a las exportaciones agrícolas –rechazada por el Congreso en el 2008- hasta la confiscación de los fondos privados de pensiones, pasando por el acoso a la prensa independiente, no hay embrollo en que Néstor no haya metido a su cónyuge.

 

“Kirchner actúa igual que los generales de las guerras napoleónicas, que observaban las batallas desde lo alto de una colina. Él manda a su esposa al frente y cuando las cosas se ponen mal, se desentiende”, sostiene Berenstein.

 

El testimonio que recoge la revista Noticias, de uno de los asesores de la presidenta, refuerza la impresión del politólogo.

 

Durante la reunión que mantuvo con su gente de confianza, el pasado 10 de enero, Cristina hizo una observación que al parecer no fue del agrado de su marido, por lo que éste retrucó “A tus colaboradores los manejás vos y los tenés que poner en caja (en su lugar) si no cumplen. Lo único que falta es que tenga que dirigirlos yo”.

 

Con tales demostraciones de solidaridad de parte de la persona que la convenció para que postulase a la presidencia en el 2007, no es raro que Cristina Fernández se haya vuelto extremadamente susceptible y que detrás de cada crítica que le hacen sus adversarios, perciba la sombra de una conspiración".

 

# Siguen las críticas...

 

En tanto que la semana pasada, y con el sugerente título de “Razones para llorar por Argentina”, el semanario especializado en economía y negocios Bloomberg BusinessWeek dedicó en su última edición un artículo especial para analizar la crisis que enfrenta el Gobierno con la conducción del Banco Central por el uso de reservas para el pago de deuda pública.

 

Su autora, la periodista estadounidense Geri Smith, dice que en la última década “los inversionistas han visto a la Argentina como a un paria” que suspendió los pagos de su deuda y cayó en “el default soberano más grande de la historia”.

 

Luego de describir el primer proceso de canje de deuda realizado en 2005, señala que actualmente “la presidenta Cristina Fernández de Kirchner trata de volver a ser bien considerada por la comunidad global de inversiones”.

 

Tras reseñar la fallida puesta en marcha del Fondo del Bicentenario, el artículo afirma que “en su intento de calmar a los inversionistas, la presidenta afronta críticas locales y del exterior”, ya que “el movimiento de Kirchner ha provocado una crisis constitucional” con Martín Redrado, el presidente del Banco Central, y con el Congreso nacional, que “considera realizar una sesión de emergencia para resolver la discusión”.

 

El artículo señala al crecimiento del gasto como una de las principales causas de los males del Gobierno: “Kirchner ha destinado miles de millones de dólares en subsidios para el alimento, el combustible y la electricidad, haciendo subir 30% los gastos estatales cada año de su gestión. El problema es que los ingresos fiscales sólo crecieron 12%” en ese período.

 

Luego de explicar como el gobierno de Cristina de Kirchner intentó “elevar bruscamente los impuestos a la soja y otros granos en 2008” y cómo “nacionalizó” U$S 30.000 millones de los fondos de jubilación”, el artículo afirma que esta problemática contribuyó “a la derrota del partido peronista de Kirchner en las elecciones del año pasado” y que, de cara a 2011, “Cristina Kirchner está impaciente por apuntalar el apoyo” a su gestión.

 

“Agente, agente!!! Arrésteme pronto”

Escrito por saleconfritas 23-01-2010 en General. Comentarios (0)

http://saleconfritas.blogdiario.com/img/president.jpg 

 

 

Amenaza de Aníbal Fernández: "Redrado no entra más al Central"

 

“Agente, agente!!! arrésteme pronto

porque una locura voy a cometer

puedo matar a un hombre

si no me contengo

porque me ha engañado

con una mujer

yo le bordaba y zurcía el calzoncillo

yo le lavaba y planchaba el pantalón

ahora quiero encontrar otro cariño

quiero otro amor”

 

“Agente, agente!!! arrésteme pronto

porque una locura voy a cometer

alguien ha jugado con mis sentimientos

y voy a vengarme ya lo van a ver”

 

De “El chupete de los Sultanes

 

 

La Justicia confirmó que las reservas no se tocan.

 

Aníbal Fernández está muy histérico. Tenía que ir a Bolivia para la asunción de Evo Morales en el paraíso socialista, pero un nuevo revés de la justicia lo retuvo en Buenos Aires.

 

El jefe de Gabinete, Aníbal Fernández fue el único funcionario de Gobierno que salió a hacer declaraciones después de que la justicia ratificara la decisión de la jueza María José Sarmiento y prohibiera el uso de reservas del Banco Central para cancelar parte de la deuda.

 

La Cámara en lo Contenciosos Administrativo se expidió también sobre la situación del titular del BCRA, Martín Redrado y se desató la polémica.

 

Aunque la justicia dijo que el Congreso es el que debe decidir el futuro del presidente del Central, desde el oficialismo insistieron histéricamente en que Redrado ya no está al frente del organismo. "Martín Redrado no entra nunca más al Banco Central", sentenció el jefe de Gabinete, sumamente histérico, en la mesa del programa Seis en el Siete a las Ocho.

 

  • Histeria: El término proviene del francés hystérie, y éste del griego στέρα, «útero») es una afección psicológica que pertenece al grupo de las neurosis.

 

Antes otro histérico, el presidente del bloque kirchnerista en el Senado, Miguel Ángel Pichetto había asegurado: "Redrado está fuera del Banco Central y no debería estar más. Una alternativa es sacarlo por la fuerza pública".

 

Alentado por los gestos de asentimiento de los periodistas del Canal 7 kirchnerista Aníbal Fernández buchoneó que el compañero Redrado pagado por ellos se la llevaba como ellos: "¿Sabe cuánto gana Redrado? 68 lucas por mes, más su profesor de tango, el de teatro y el blindaje de autos".

 

Fernández adjudicó a esta situación la decisión de Redrado de atrincherarse en el Central y disparó: "Eso va a tener que explicarlo en la justicia".

 

Ellos también lo harán en su debido momento.

 

Pichetto, que no descarta la posibilidad de sacar a Redrado del BCRA por la fuerza, dijo que el hombre que conduce el Banco desde 2004, "debería levantar sus cosas y retirarse. Y esperar en su casa el resultado institucional parlamentario". Sostuvo que esta sería la decisión más inteligente, pero enseguida soltó que "últimamente Redrado no tuvo actitudes inteligentes".

 

Pero Pichetto no fue el único legislador histérico que disparó contra Redrado. Agustín Rossi, jefe del bloque oficialista en Diputados. "La única estrategia para que Redrado permanezca al frente del Central es dilatar el procedimiento de la comisión y hacerlo lo más largo posible, lo cual sería claramente contradictorio a este reclamo que viene haciendo permanentemente la oposición de querer resolver el tema y de sesionar", opinó el diputado santafesino.

 

El jefe de Gabinete, insistió en destacar que el compañero Redrado, desde hacía tiempo, no se ajustaba a la política económica que busca llevar adelante Cristina Fernández "por una visión de ajuste que él tiene en su cabeza".

 

Se ve que la comisión por pagar la deuda externa es bastante suculenta.

 

La Cámara determinó que el uso de reservas para cancelar parte de la deuda pública no se puede ordenar por decreto de necesidad y urgencia.

 

Pero para el histérico Fernández, la justicia o "partido judicial" creado por ellos, como él lo llama, se equivoca: "Se metieron en una situación horrible. Es un desastre lo que ha ocurrido. La Presidente es la única que comprende cuándo hay necesidad y urgencia para realizar un decreto".

 

Al igual que María Antonieta "Que coman pasteles" (Qu’ils mangent de la brioche).

 

La frase original era S'il ait aucun pain, donnez-leur la croûte au loin du pâté ("Si no tienen pan, que les den el hojaldre en lugar del paté"), o "si no tienen pan, que coman costra de pastel".

 

El desafío a la justicia del funcionario histérico no terminó ahí: "El Mundo justifica la creación del Fondo del Bicentenario. Olvídense, (la deuda) se va a pagar en 2010".

 

Para el jefe de Gabinete la novela de Redrado escribió su último capítulo. "Hablé varias veces con Redrado, tratando de hacerle entender, pero no entendió nada", contó Fernández, para quien el presidente del Central es un "estúpido".

 

Para el Gobierno, Pesce es ahora el jefe del BCRA hasta que llegue el “paisano” Blejer.

 

La genia no quiere viajar

Escrito por saleconfritas 22-01-2010 en General. Comentarios (1)

http://saleconfritas.blogdiario.com/img/genia.jpg 

 

Como en Haití, ciertos temblores resquebrajan el equilibrio del matrimonio bolivariano local

 

  Por Juan Salinas Bohil

 

 Se sabía. Sin dinero es más difícil mantener las tropas de ocupación en el Congreso, provincias e intendencias y la realidad puede tornarse insoportable.

 

Claro que nadie en su sano juicio interrumpió sus vacaciones o no pudo conciliar el sueño por el caso Redrado. Lo primero sigue siendo lo primero y ya resultó bastante deprimente que el devaluado peso argentino no permita veranear en Punta del Este o Brasil, y de ahí a que cualquier zanguango escriba que el lleno de la costa atlántica se debe al "éxito" del plan económico kirchneriano, hay unos días, horas, minutos quizás.

 

Uno de los dos Presidentes en ejercicio suspendió su viaje a la milenaria China por razones de Estado.

Si es que por esas cuestiones se entiende que tiene temor que el vice -su vice por ellos elegido- aproveche la ocasión y se quede con el trono. Y sería mejor que no vengan ahora a decir los supuestos demócratas argentinos que esto es una república porque nadie en su sano juicio puede llegar a creer semejante patraña: ¡Salve!

 

Otra vez, como en los tiempos de la Resolución 125, cuando en medio de la pelea con el campo palmó el viaje a Londres donde debía asistir a una extraña cumbre de países progresistas (¡Devuelvan las Malvinas!), uno de los ocupantes de la Quinta de Olivos prefirió quedarse en el país, cerca de lo que con su pareja atesora con tanto afán.

 

Hemos dicho en otras ocasiones que los verdaderos problemas de Argentina se encuentran aquí y no allá, mucho más allá, donde para llegar es necesario ir con pasajeros sentados en las alas del avión presidencial.

 

¿Para qué acompaña tan grande séquito a los Presidentes en sus aventuras turísticas? Nadie prueba decirlo. Menos nosotros, simplemente porque no lo sabemos.

 

Suponemos y solo suponemos que en la insigne nave tanguera hay mucho equipaje, periodistas "independientes", empresarios del modelo "nacional y popular", "intelectuales" abiertos, funcionarios cerrados, piqueteros políglotos, madres, abuelas, hijos y toda la parentela ésa, genuflexos al por mayor y numerosos parientes y amistades de todos ellos; una multitud viajera que, sacrificándose por la Patria, ha determinado que si el mundo no viene a la Argentina, ella irá hacia él, turísticamente, se entiende.

 

Pero el Congreso está revuelto y de ahí a la revolución hay un paso.

Por momentos la oposición levanta puntos ante sus electores y enfrenta a cara descubierta al matrimonio bolivariano y a su Jefe de Gabinete a quien desea destituir a través de la figura del Juicio Político.

 

Es vox populi que la Casa Rosada necesita de colosales sumas de dinero para mantenerse en el Poder y comprar o alquilar voluntades de acuerdo a las necesidades insatisfechas de cada comprado o alquilado, porque "donde existe una necesidad, nace un derecho".

 

Así, las idas y venidas del presidente del Banco Central y su permanencia al frente del mismo poco o nada importan al Gobierno mientras no sufra su necesidad primordial, porque lo que necesita es plata y va a hacer cualquier cosa -más de las que hizo- para obtenerla: seguirán extrayendo billetes de los jubilados actuales y futuros, de las retenciones a los productos agrícolas ganaderos y disminuyendo hasta el nivel del piso los servicios que presta (¿Cuáles son esas prestaciones?, ¿Seguridad, Defensa, Relaciones Exteriores, Justicia, Seguridad Social?), por lo que el país se encuentra en óptimas condiciones para arrodillarse como lo hecho siempre en busca de relaciones carnales con quien pague la fiesta.

 

La cada vez más evidente convulsión Rosada se está quedando sin blancos para sus dardos.

 

La Iglesia, las Fuerzas Armadas y de Seguridad, los supermercadistas, los Estados Unidos, Uribe, el "campo", los oposición política, los medios de prensa, los periodistas, los "famosos", la "derecha", el "neoliberalismo", la clase media, fueron objeto de numerosos ataques.

 

Sin embargo, es comprensible el desboque del matrimonio bolivariano porque las cosas no están saliendo según sus reales deseos, pero también hay que estar alerta ante ciertas actitudes de los principales líderes opositores que en las últimas horas, al unísono, como respondiendo a un extraño y secreto llamado, han centrado sus sermones en el vicepresidente como si se hubiesen convertido en fieles soldados de la causa a la que dicen oponerse, y como si Julio Cobos fuese el próximo demonio a derrotar cuando habían creído convencer a todos que eran los Kirchner.

 

Es lícito y comprensible que los oficialistas hayan salido en patota a pedir abiertamente la renuncia del Vicepresidente, pero que también lo hayan hecho de una u otra manera quienes como Carrió, Macri y Solá, continúan beneficiándose con la actitud "no positiva" de Cobos en el 2008, deja espacio para la duda, para muchas dudas.