Sale con fritasss

Empieza la guerra social

Escrito por saleconfritas 08-11-2009 en General. Comentarios (0)

http://saleconfritas.blogdiario.com/img/appoca.jpg 

 

 

Empieza la guerra social:

 

Moyano, D’Elía, Pérsico y Milagro Sala vs. Alderete, el sindicalismo combativo y la Mesa de Enlace

 

Los Kirchner están convencidos de que avanza un complot impulsado por Duhalde y la UIA. El gobierno está convencido de que los piqueteros anti-K y los sindicatos de base están preparando un plan para desestabilizar al gobierno en connivencia con la Mesa de Enlace, Eduardo Duhalde, sectores de la UIA y Clarín.

 

Néstor Kirchner, propenso a ver conspiraciones por todos lados, estaría decidido a abortar el supuesto complot.

 

La denuncia penal presentada por el Jefe de Gabinete Aníbal Fernández contra el líder de la Corriente Clasista y Combativa, Juan Carlos Alderete, es una de las reacciones oficiales.

 

Alderete había anunciado que la semana que viene tomará el Ministerio de Desarrollo Social y que, si hay represión, “habrá muertos por ambos lados”.

 

Desde el año pasado, la CCC y el Polo Obrero de Néstor Pitrola están conduciendo tanto el movimiento piquetero anti-K como los principales sindicatos de base, por ejemplo en los conflictos de Kraft y Metrovías, junto con el MTS y el PTS.

 

La CCC responde al PCR, de larga tradición maoísta. Su enfrentamiento con el kirchnerismo arranca desde el 2003.

 

En Jujuy, Carlos “Perro" Santillán dirige la CCC en una desigual lucha contra Tupac Amaru, que cuenta con el respaldo directo de los Kirchner a través del Ministerio de Desarrollo Social.

 

El año pasado, las bandas de Milagro Sala atacaron a dos dirigentes de la CCC, Lucas Arias y Juan Maidana, fracturándole el cráneo al primero.

 

En el Gran Buenos Aires, la lucha de la alianza CCC-Polo Obrero con el aparato oficialista no es menos dura. D’Elía calificó despectivamente a la crisis de Kraft como un conflicto menor e hizo cuanto estuvo a su alcance para boicotear a los sindicalistas combativos.

 

Los 1500 millones desencadenaron la guerra

 

El botín de los 1500 millones del Plan Argentina Trabaja puso ahora en la vidriera el conflicto.

Alderete le declara la guerra al gobierno con el argumento de que la CCC no tiene un solo inscripto en el plan pese a contar con 50.000 piqueteros.

 

Disconformes con el marginamiento al que los someten los Kirchner, Roberto Baigorria (Barrios de Pie) y Humberto Tumini (Libres del Sur) ahora se van plegando a Alderete, pese a que su jefe político es Hugo Chávez.

 

Lo mismo ocurre con el MTL, que se escindió del Partido Comunista, refugiado hoy en los despachos oficiales a través de Eduardo Sigal, Subsecretario de Relaciones Económicas de Cancillería, entre otros funcionarios.

Hay grupos que van y vienen entre los polos piqueteros enfrentados, como la agrupación Aníbal Verón, liderada por Juan Cruz Daffunchio, y el siempre presente Quebracho.

 

Sobre este último, algunos dirigentes de izquierda señalan que sigue estando sospechado de ser el caballo de Troya del gobierno y que Roberto Esteche y sus amigos estarían financiados por Aníbal Fernández.

 

Los cortes de accesos a la Capital y la toma de oficinas públicas previstos para esta semana son el nuevo capítulo de la escalada.

 

La conspiración que ve Kirchner

 

Cuando se desencadenó el conflicto del campo el año pasado, la CCC y la Mesa de Enlace no sólo hicieron actos en común sino que establecieron un plan de apoyo mutuo.

 

La foto conjunta de Eduardo Buzzi, Mario Llambías, Juan Carlos Alderete, Luciano Miguens y Francisco de Narváez es una imagen que obsesiona a Kirchner.

 

Él cree firmemente que la actual ofensiva de piqueteros antiK y sindicatos combativos está creando las condiciones para que en la segunda semana de diciembre haya un estallido social, junto con una movilización nacional de la Federación Agraria.

 

En Olivos piensan que la maniobra estaría destinada a debilitar al gobierno en el preciso momento en que perderá la mayoría en la Cámara de Diputados.

 

También apuntan contra Héctor Méndez y la plana mayor de la UIA, que la semana anterior aplaudieron a Duhalde en el coloquio de IDEA cuando prometió liquidar el kirchnerismo.

 

¿Reprimir con qué?

 

El kirchnerismo sabe que afronta una situación límite: si cede y financia con el Plan Argentina Trabaja a los piqueteros anti-K no sólo fortalece a sus enemigos, sino que los alienta a avanzar.

 

Si se planta y sólo le da plata a D'Elía, Pérsico y los incondicionales, debe prepararse a reprimir, porque la escalada de agitación puede volverse incontrolable.

 

En este punto es donde Kirchner se encuentra desarmado.

 

A la inversa de Chávez, aquél desmanteló a las fuerzas de seguridad y obligó a la justicia a lavarse las manos frente al desorden y el descontrol del espacio público.

 

La solución kirchnerista es, por ahora, tratar de blindar el gobierno a través de los grupos de choque que provee la nueva alianza entre Hugo Moyano, Emilio Pérsico y Luis D’Elía.

 

El respaldo público de Cristina Kirchner a los piqueteros y la reciente absolución de D’Elía en el juicio por cortar calles, deben interpretarse en ese sentido.

 

Si el polo formado por piqueteros anti-k y sindicalistas combativos quiere tomar la calle, los encargados de ponerles freno serían los camioneros y los piqueteros leales a los Kirchner.

Si el conflicto sigue escalando como se prevé, la confrontación puede dejar de ser un juego de amenazas recíprocas.

 

Fuentes: http://www.informadorpublico.com/

 

Enamorados de la pobreza

Escrito por saleconfritas 07-11-2009 en General. Comentarios (2)

http://saleconfritas.blogdiario.com/img/cristinn.jpg 

 

 

“Todo lo que una persona recibe sin haber trabajado para obtenerlo, otra persona deberá haber trabajado para ello, pero sin recibirlo…

 

 El gobierno no puede entregar nada a alguien, si antes no se lo ha quitado a alguna otra persona.

 

Cuando la mitad de las personas llegan a la conclusión de que ellas no tienen que trabajar porque la otra mitad está obligada a hacerse cargo de ellas, y cuando esta otra mitad se convence de que no vale la pena trabajar porque alguien les quitará lo que han logrado con su esfuerzo, eso, mi querido amigo, es el fin de cualquier nación.

No se puede multiplicar la riqueza dividiéndola”.

 

Dr. Adrián Rogers, 1931 - Pastor americano

 

 

Enamorados de la pobreza

 

Por Gonzalo Neidal

 

 

De pronto, hemos descubierto a los pobres.

 

No nos ponemos de acuerdo si son muchos o muchísimos. Pero el país tiene una cantidad respetable de pobres, de gente que carece de trabajo, de vivienda digna, de ingresos suficientes, de hábitos laborales y, sobre todo, de horizontes próximos para salir de la pobreza.

 

Y los pobres de hoy, son más que los de ayer. Pero menos que los de mañana. Porque esta sociedad produce pobres sin parar. Es, quizá, nuestra gran ventaja comparativa respecto de todos los demás países.

 

Ni el Indec puede hacer bajar la cantidad de pobres. Y eso dice mucho.

 

Antes, hace cincuenta o sesenta años, la condición de pobre era circunstancial. Un tránsito efímero hacia una situación más acomodada que incluía un buen trabajo y una vida de familia organizada.

 

Ahora, en cambio, ser pobre parece ser una situación perpetua, que además se transmite de padres a hijos. Zafar de la miseria pareciera ser mucho más complejo y difícil.

 

Además, la atención que presta la política hacia los pobres pareciera destinada -voluntariamente o no- a congelarlos en su situación, promover el orgullo por tener tan desgraciada situación y establecer mecanismos de ayuda que están muy lejos de incentivar los mecanismos por los cuales los pobres pueden dejar de serlo: educación de los hijos, trabajo, esfuerzo y sacrificio.

 

Al momento de identificar las causas de la pobreza, nos gustan siempre aquellas de índole general y, por lo tanto, elusivas: el sistema, los noventa, los imperios.

 

No se trata, claro está, de un problema de fácil solución: en estos años de crecimiento económico formidable -debido a las excepcionales condiciones del mercado mundial- la pobreza ha aumentado. Todos estamos preocupados por los pobres. Desde Marcelo Tinelli hasta la Iglesia Católica, pasando por el gobierno nacional. Pero lo cierto es que tenemos más pobres que antes.

 

Los pobres son cortejados por los políticos, que aspiran a pasar a la historia cubiertos de laureles en el altar de la sensibilidad social. Muchos pobres son, potencialmente, muchos votos. Y, se piensa, muchas dádivas a los pobres son casi seguramente muchos votos. Así funciona la cabeza de los políticos.

 

Y nadie puede oponerse a un subsidio a los pobres sin ser acusado de insensible, oligarca o hachedepé. Ni siquiera se librará de esos calificativos si dijera que no es ésa sino otra, la manera de combatir la pobreza de un modo definitivo y serio.

 

Por ejemplo, tener al setenta por ciento de los jubilados ganando 800 pesos es promover la pobreza, aunque los jubilados puedan ver gratis los diez partidos de cada fecha del torneo de la AFA.

 

En definitiva, el desvelo por los pobres suele encerrar una cierta intención, por parte de quien ayuda, de obtener un rédito de la clase que fuere, que se transforma en el principal motivo de la cacareada ayuda.

 

En tal sentido, la última Encíclica Caritas in Veritate advierte sobre este tema:

“A veces, el destinatario de las ayudas resulta útil para quien lo ayuda y, así, los pobres sirven para mantener costosos organismos burocráticos, que destinan a la propia conservación un porcentaje demasiado elevado de esos recursos que deberían ser destinados al desarrollo”.

 

Por su lado, el filósofo Alejandro Rozitchner utiliza el vocablo “pobrismo” para identificar, con duras palabras, esa dialéctica entre pobres y política:

 

“Pobrismo es halagar al sentido común, halagar al pueblo en sus aspectos más quedados y conservadores, pobrismo es conformar ese poder de un pueblo encaprichado con su facilismo, armar una ciudadanía con el lomo de sus prejuicios bien sobado, contenta de ser mediocre y tiránica a la hora de descalificar cualquier instancia que busque desafiarla, hacerla crecer, llevarla a confrontar con sus límites de comodidad y a desprenderse de su moral de pobreza justa, de pobreza racionalizada, de pobreza padecida pero de la cual siempre otro es responsable, de pobreza que se convierte en plan de lucha en contra de aquel que osó no ser pobre para castigar su osadía”.

 

Palabras severas quizá inspiradas en el temor de que cunda un facilismo que se vislumbra: achacar la pobreza de unos a los que, con esfuerzo y duro trabajo, lograron eludirla.

 

 

El caso de Brasil y el impeachment

Escrito por saleconfritas 06-11-2009 en General. Comentarios (0)

http://saleconfritas.blogdiario.com/img/anitaaa.jpg 

 

 

Juntáronse los ratones

para librarse del gato,

y después de largo rato

de disputas y opiniones,

dijeron que acertarían

en ponerle un cascabel,

que andando el gato con él

guardarse mejor podían.

 

Salió un ratón barbicano,

colilargo, hocicorromo,

y encrespando el grueso lomo

dijo al Senado romano

después de hablar culto un rato:

−”¿Quién de todos ha de ser

el que se atreva a poner

ese cascabel al gato?”

 

 

El caso de Brasil y la destitución de Fernando Collor de Melo

 

Fernando Collor de Mello fue el primer mandatario latinoamericano destituido por corrupción  en diciembre de 1992. Acusado por la Cámara de Diputados, tuvo que ceder su puesto al vicepresidente Itamar Franco. Una vez iniciado el juicio, dimitió como presidente del país y fue inhabilitado para el ejercicio de cualquier cargo público durante ocho años.

 

El propio hermano del mandatario, Pedro Collor de Mello, fue quien abrió la atención con un listado de denuncias que contenía una red de tráfico de prebendas, contratos ilícitos, negocios ilícitos por parte de testaferros, desvíos de fondos, presiones non santas contra el Presidente de Petrobrás, coimas en la privatización de la compañía aérea VASP, y enriquecimiento ostentoso de amigos y colaboradores que habían sido colocados en lugares claves del gobierno, incluido el Banco Central, coordinados por Paulo César Farías. La primera dama, Rosane Malta, fue acusada de apropiarse de fondos públicos de la Legión Brasileña de Asistencia, un organismo del estilo del Pami argentino. La prensa recogía con naturalidad las noticias acerca de la multiplicación asombrosa del patrimonio de los Collor. 

 

La Cámara de Diputados inició una investigación y confirmó las irregularidades e ilegalidades. Se probaron sobornos a empresarios por favores políticos, depósitos de sumas enormes de dinero negro a nombre de empresas ficticias en paraísos fiscales y transferencias regulares a las cuentas bancarias de testaferros y amigos del poder.

 

En las calles se generó un movimiento permanente de repudio popular, grandes movilizaciones que exigían la inmediata renuncia del presidente. Collor respondía con discursos encendidos de soberbia. Decidió convocar la simpatía de los brasileños y no tuvo mayor éxito. Intentó organizar actos políticos de apoyo pagando tamboriles claque y fracasó rotundamente. Mientras tanto, la inflación crecía al 991 % en agosto de 1992.

 

La Comisión de Investigación de Diputados llegó a acumular un amplísimo expediente, de 3.000 páginas y concluyó acusando al Presidente con pruebas indiciarias de delitos suficientes para procesarlo. Entre los documentos, figuraban 40.000 cheques y trece colecciones de extractos bancarios.

 

El Impeachment es una figura del Derecho anglosajón (específicamente en Estados Unidos y Gran Bretaña) mediante el cual se puede procesar a un alto cargo público. El parlamento o congreso debe aprobar el procesamiento y posteriormente encargarse del juicio del acusado (normalmente en la cámara alta). Una vez que un individuo ha sido objeto de un impeachment tiene que hacer frente a la posibilidad de ser condenado por una votación del órgano legislativo, lo cual ocasiona su destitución e inhabilitación para funciones similares.

 

El término impeachment literalmente significa "bochorno", y tiene su origen en la Edad media, cuando el parlamento inglés lanzó acusaciones contra el rey y sus colaboradores por derrochar caudales públicos, avergonzándolos. Las traducciones al español más comunes son "moción de censura", "impugnación", "impedimento", o "acusación pública" (también se usa "juicio político").

 

De esta manera el Poder Legislativo del Brasil consolidó la democracia por los cauces constitucionales sin emplear violencia alguna.

 

Señora no diga pavadas

Escrito por saleconfritas 03-11-2009 en General. Comentarios (0)

http://saleconfritas.blogdiario.com/img/grabion.jpg 

 

Hace pocos días la Nación tuvo que escuchar a Cristina Fernández de Kirchner elogiando el sistema electoral uruguayo.

 

Como oriundo de la Provincia Oriental le digo: SEÑORA, NO DIGA PAVADAS.

 

Por VIMBO

 

 http://www.elpais.com.uy/091029/pnacio-451006/politica/listas-coloridas-alegres-y-divertidas

 

   El sistema electoral uruguayo es el peor del mundo. Sí, así como lo oye (o como lo lee), y con mayúscula: el PEOR del mundo.

 

 Ya en otras ocasiones desde Uruguay le hemos contagiado a otras provincias aberraciones como la ley de lemas, u otras costumbres o ideas perversas similares.

 

 Sepa, señora, que sólo una provincia masacrada, sojuzgada y devastada por el siniestro grupo eternamente pro-británico que la erigió en país hace 181 años, puede tener un sistema electoral tan horroroso y vergonzoso como el nuestro.

 

 Téngalo claro: usted habla porque no sabe nada, o habla tal vez porque sabe demasiado y se propone por ello calcar el demencial modelo electoral uruguayo para que le sirva a sus intereses y así imponérselo a la Nación, para que usted y su marido hagan negocios oprimiendo al pueblo saqueándolo, cosa que ustedes sí han sabido hacer. Usted sabrá cuál de las dos opciones es la real.

 

 Pero sea cual sea esa realidad, señora, el pueblo de la Nación debe saber con claridad qué clase de pergeño electoral está tratando usted de promover y/o de imponer.

 

 El sistema uruguayo es el único sistema en el mundo en donde no solamente se obliga al elector a votar cargos totalmente disímiles en forma conjunta en una sola papeleta no recortable, sino que además el elector jamás sabe a ciencia cierta a quien en definitiva está votando. Como dice nuestra sabiduría popular, “nuestro voto es tan secreto que ni siquiera podemos saber a quienes estamos votando”.

 

 El sistema de la ley de lemas más los sublemas más el tercer escrutinio, hacen un pastiche impotable con el cual se viene manipulando al elector uruguayo desde principios del siglo XX.

 

 Es un sistema científicamente perverso y opresor: No se sabe por quien se vota, se vota en un departamento y el voto va a parar a otros departamento a 600 Km de distancia, en donde el votante no conoce al candidato ni sabe que existe y no se puede tampoco cortar boleta por ningún lado y así hemos inventado el record mundial denominado: “Lista super sábana”.

 

Hace años que a nivel de la Nación Argentina y en sus provincias se viene proponiendo la eliminación de las listas sábana. Pero en Uruguay es muchísimo peor, peor hasta el disparate: EN URUGUAY SE VOTA TODO EN LISTAS "SÚPER-SÁBANA".

 

 La lista "sábana" es discutible, porque en definitiva la arma un partido político que está en todo su derecho de hacerlo si lo hace estatutariamente y jurídicamente.

 

Sin embargo se critica la imposibilidad de que la gente no pueda votar en la elección por ejemplo al segundo de la lista sin tener que votar al mismo tiempo al primero si el primero no le gusta.

 

 Pero en la lista super sábana uruguaya no solamente rige todo esto: Además de ello tampoco se puede cortar boleta y así hemos llegado al record mundial de que se vota en una sola papeleta no seccionable al Presidente, el vicepresidente, los senadores, los diputados y hasta a los miembros de las Juntas Electorales, todo cargos que nada tienen que ver entre sí.

 

Pero además y sin embargo las nóminas que están juntas en una misma lista que no se puede cortar –LISTA “SÚPER-SÁBANA”– tienen en cada nómina un sistema distinto de acumulación con otras nóminas conocidas o desconocidas de otras listas por lema,  y en el caso del Senado además también por sublema; y a todo ello se le suma el tercer escrutinio, que vuelve completamente indescifrable para cualquier ciudadano saber realmente por quien votó en definitiva, haciendo así que la democracia se transforme en una lotería.

 

 Insisto, señora, sólo en Uruguay, provincia irracional y oprimida si las hay, se puede lograr semejante cosa tan monstruosa, sin parangón en el mundo: tan monstruosa que me juego a que muchos de los que leen esta nota no entienden nada de lo que dije ni de cómo es nuestro sistema electoral uruguayo... Es que "el sistema" es lisa y llanamente incomprensible; y aberrante.

 

 Y a todo esto que venimos soportando desde hace casi un siglo, en 1996 el capo mafia Julio María Sanguinetti con su engendro pseudo-constitucional le agregó una nueva aberración, a la que usted hace precisamente mención en su discurso de listas coloridas en mano: LAS ELECCIONES MAL LLAMADAS "INTERNAS ABIERTAS".

 

   Los partidos políticos, señora, son personas jurídicas, no sé si usted sabe: los partidos políticos son creados por un conjunto de personas con una común doctrina y/o idea, que se asocian entre sí para implementarla mediante el logro del voto popular y mediante el posterior gobierno así obtenido en lo legislativo y/o en lo ejecutivo, ya sea a nivel nacional, provincial y/o local. Por lo tanto los partidos políticos pertenecen a sus afiliados o adherentes, y es más, los partidos políticos son sus afiliados o adherentes.

 

 Los partidos políticos son en ese sentido un simple grupo de personas asociadas con un fin común, igual que un club de fútbol, una mutualista o una asociación civil.

 

 A nadie se le ocurre que en las elecciones de River Plate voten los afiliados o los meros hinchas de Boca Juniors, porque es un club ajeno: sería absurdo y además destruiría al club.

 

   Pero en Uruguay batimos el record: cualquiera vota en cualquier lado y así hoy Ud con otras personas crea un partido político y después tiene que ir a unas disparatadas “elecciones internas abiertas”, en donde los miembros del partido pierden el control del mismo a manos de ajenos…y de contrarios.

 

 ¿Ese es el disparate que Ud quiere construir? ¿Quiere acabar del todo con la democracia destruyendo el sistema político como lo hizo Sanguinetti en Uruguay en 1986?

 

 Pueblo Argentino Alerta: No se debe estropear un sistema electoral ya en parte estropeado por la reforma menemista de 1995, sino mejorarlo.

 

 No se debe permitir que la frivolidad de colorcitos en la lista oculte la siniestra realidad de un sistema de locos que no es democrático ni tiene diversión alguna.

 

 

 Señora de KIRCHNER, créame: No se debe hablar de lo que no se sabe…Por ello le recomiendo: No diga pavadas, pero sobre todo por el bien de la Nación: no las haga.

 

 Y esperamos que a su vez la oposición no caiga en este tipo de trampas y de cuentos chinos frívolos.

 

(N. del E.: Sr. Vimbo, ¿no pide Ud. demasiado? Nos quita lo único que Ella nos da. Cristina Kirchner habla de frivolidades porque Ella es frívola y con tal frivolidad hablaba ante las cámaras del “fantástico” sistema electoral uruguayo). En fin…

 

"Además fui criada con leche de tambo porque por razones científicas mi madre no pudo darnos leche a mi hermana ni a mí; no sé si será bueno o malo, yo sin eso...acá estamos, con leche de tambo...he llegado a Presidenta con leche de tambo, así que..."

Esto lo dijo Cristina Kirchner el 02/07/08 durante la reunión de acuerdo con productores lácteos en la Sala de Situación de Casa de Gobierno.

 

Ahora ya lo sabe, estimada señora. Si por razones "científicas" no puede amamantar a su beba, nada de proveerle leche comprada en el supermercado. Déle solamente leche de tambo, en una de ésas le sale presidente. Eso sí, posiblemente también le genere algunos problemas para comunicar verbalmente sus ideas.

 

“No hay mal que dure cien años ni nadie que lo soporte”

Escrito por saleconfritas 02-11-2009 en General. Comentarios (1)

http://saleconfritas.blogdiario.com/img/hialo.jpg 

 

 

REFORMA POLÍTICA Y SUBSIDIO A LA NIÑEZ

 

 

El kirchnerismo cree que se derrumba por las conspiraciones y no por su fracaso

Por: Guillermo Cherashny

 

Mantener la iniciativa política con el lanzamiento de reforma política o electoral destinada a proscribir a partidos nuevos y medianos como Coalición Cívica, Proyecto Sur y PRO es realmente disparatado.

 

Descontando lo que es obvio, que los K no quieren mejorar la calidad democrática e institucional, la primera apreciación es que intentan que el corralito del PJ impida aventuras por afuera del tipo de Henríquez Ominami.

 

Alberto Fernández, por ejemplo, le está proponiendo al gobernador salteño Juan Manuel Urtubey capturar al peronismo de centroizquierda aglutinado en la CTA y Proyecto Sur. Esto es algo apresurado, pero sirve para que el peronismo entre en un debate sobre si conviene dar la pelea adentro o afuera del PJ.

 

Buscar la complicidad radical con la tentación de que la izquierda no peronista se contenga dentro del corralito radical es poco serio. Además, es difícil que la UCR sea la comparsa de un gobierno en retirada, porque ya tuvo experiencias fracasadas en ese aspecto. Lo que sí es posible es que analice la posibilidad de mantener unido el Acuerdo Cívico y Social en donde convivan Cobos y Carrió. Pero esto no se garantiza por ley.

 

La existencia de 700 partidos no es buena, pero no perjudica la calidad democrática o institucional. Si hay que hacer una reforma política o electoral necesaria e inmediata serían útiles el voto electrónico o la boleta única. Y sugerir la interna abierta, simultánea y obligatoria en las alianzas electorales parece bueno como se hizo en Uruguay.

 

Es otra trampa con nombre y apellido la limitación de aportes privados para las campañas electorales, ya que en el 2005 y 2007 le convino al oficialismo. Pero como el kirchnerismo cree que perdió en la provincia de Buenos Aires por los medios de comunicación y la plata de De Narváez, se termina subordinando una reforma electoral a la interpretación que hace un partido político de su derrota. Es un verdadero disparate.

 

La interpretación del oficialismo es que la derrota en casi todo el país se debió a la persistente acción de los medios y al dinero volcado en Buenos Aires. Esto demuestra la confusión que padece el oficialismo, cuando en realidad esa elección la perdió el oficialismo por el cansancio de la gente, por la caída del salario real ante la inflación creciente y en menor medida por la impunidad de la corrupción y por el autoritarismo.

 

Estos elementos se agravaron mucho más después de transcurridos varios meses de las elecciones. La aspiración reeleccionista se basa en una supuesta reactivación de la economía mundial y local que logre recuperar lo que se perdió desde el 2007.

 

Para eso quieren mantener el corralito de PJ, para que los disidentes pierdan la interna. Pero igual nunca votarían a Kirchner en una elección nacional. Estamos ante una quimera que parte de la negación absoluta de la realidad.