Sale con fritasss

Más papistas que el Papa

Escrito por saleconfritas 29-11-2009 en General. Comentarios (0)

http://saleconfritas.blogdiario.com/img/popes.jpg 

 

 

Hemos leído los titulares de los diarios que dicen que el Papa habló a las Presidentes de Argentina y Chile, recordando los fundamentos de la Paz en nuestros países.

 

Por cuestiones de ideología los medios de comunicación social eligen solo algunas partes y silencian otras.

 

Los títulos hablan de que el Papa alertó contra la pobreza y la corrupción. Y es cierto. Pero también es cierto que esto es en un marco concreto: la cultura de la vida.

 

Cultura que tiene sus raíces en el respeto a la dignidad humana de todos (empezando por los no-nacidos) y a la familia como célula básica de la sociedad.

 

En un tiempo en el cual se promueve el aborto y las uniones gay, es altamente significativo que esto sea acallado por quienes nos leen las noticias y las cuentan a su manera.

 

Benedicto XVI recibió a Cristina y a Bachelet y habló de la pobreza

 

Recordando los 25 años de la paz entre la Argentina y Chile, el Sumo Pontífice habló ante las Presidentas. Qué dijo del aborto y del matrimonio gay.

 

En el marco de la conmemoración la firma del tratado de Beagle de 1984 que evitó la guerra entre Argentina y Chile, el Papa Benedicto XVI resaltó, frente a las mandatarias Michelle Bachelet y Cristina Kirchner, que aquel acuerdo fue una " solución digna, razonable y ecuánime".

 

En la Sala Clementina, el Sumo Pontífice definió aquel episodio como "parte de la gran historia". "Este acontecimiento forma parte de la gran historia de las dos naciones y de América latina", aseguró Benedicto XVI.

 

Previa a esta reunión, el Papa habló durante unos 15 minutos a solas con cada una de las mandatarias. Ellas también estuvieron reunidas por separado con el secretario de Estado del Vaticano, Tarcisio Bertone. Ellas le hicieron un regalo conjunto: un bajorrelieve de cobre donde está grabada América latina con las inscripciones de Juan Pablo II y el actual Pontífice.

 

En un discurso leído, el Papa les dijo a las mandatarias que "La paz también requiere la lucha contra la pobreza y la corrupción, el acceso a una educación para todos, un crecimiento económico solidario, la consolidación de la democracia y la erradicación de la violencia y la explotación, especialmente contra las mujeres y los niños".

 

Según manifestó el Papa, el acuerdo por la paz " está indisolublemente unido a la figura de Juan Pablo II", quien estuvo "unido por sentimientos de afecto a las naciones en sintonía con su incansable labor como mensajero de la paz".

 

Dijo el Papa: “Para que la causa de la paz se abra camino en la mente y el corazón de todos los hombres y, de modo especial, de aquellos que están llamados a servir a sus ciudadanos desde las más altas magistraturas de las naciones, es preciso que esté apoyada en firmes convicciones morales, en la serenidad de los ánimos, a veces tensos y polarizados, y en la búsqueda constante del bien común nacional, regional y mundial.

 

La consecución de la paz, en efecto, requiere la promoción de una auténtica cultura de la vida, que respete la dignidad del ser humano en plenitud, unida al fortalecimiento de la familia como célula básica de la sociedad. Requiere también la lucha contra la pobreza y la corrupción, el acceso a una educación de calidad para todos, un crecimiento económico solidario, la consolidación de la democracia y la erradicación de la violencia y la explotación, especialmente contra las mujeres y los niños”.

 

"La consecución de la paz, en efecto, requiere la promoción de una auténtica cultura de la vida, que respete la dignidad del ser humano en plenitud, unida al fortalecimiento de la familia como célula básica de la sociedad", subrayó, en alusión a los proyectos para despenalizar el aborto y permitir las uniones entre personas del mismo sexo que se discuten en los dos países.

 

Finalmente, Benedicto XVI otorgó una "especial bendición apostólica" a las dos delegaciones presentes al rememorar la mediación papal que evitó un conflicto militar entre ambos países. "Como muestra de mi afecto imparto una especial bendición apostólica", concluyó.

 

Luego del breve discurso, el Pontífice saludó a ambas comitivas.

 

Entre los presentes del lado argentino estuvieron el presidente de la Suprema Corte Ricardo Lorenzetti, Estela de Carlotto, Fabiana Ríos, Patricia Vaca Narvaja y uno de los controvertidos secretarios de la Presidenta, el joven Isidro Bounine, que estrechó también la mano del Papa.

 

Cristina tuvo con el Papa la foto que evitó Néstor

Escrito por saleconfritas 28-11-2009 en General. Comentarios (3)

http://saleconfritas.blogdiario.com/img/pope.jpg 

 

 

 

Cristina tuvo con el Papa la foto que evitó Néstor

 

Si la presidenta argentina fuese bañada en aguas de humildad tal vez pudiese hacer un balance de los últimos acontecimientos que la llevaron a su peor momento desde que llegó al poder.

 

Benedicto XVI recibió por primera vez a un presidente argentino en el Vaticano.

En la reunión que puso frente a frente a Cristina Kirchner con el Papa también estuvo presente la mandataria chilena Michelle Bachelet. El motivo del encuentro fue para celebrar el vigésimo quinto aniversario de la firma del Tratado de Paz entre Argentina y Chile, acontecimiento considerado como “histórico” por el gobierno nacional.

 

Pero el gesto también tiene una lectura política para el ámbito local. La relación entre el kirchnerismo y la Iglesia católica está teñida de desencuentros, controversias y pocos acuerdos. No es casualidad que Néstor Kirchner no haya caminado nunca bajo los techos del Vaticano durante su mandato.

 

Es más, en el último round fuerte entre la Iglesia y el Gobierno justamente participó Benedicto XVI. Pero rápido de reflejos el kirchnerismo evitó confrontar con el Pontífice.

 

El 6 de agosto pasado el Papa llamó a los católicos a realizar un esfuerzo para “reducir el escándalo de la pobreza y la inequidad social en la Argentina”.

 

Enseguida, el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, prefirió cuestionar una vez más a los medios por manipular “las palabras del Santo Padre” y aseguró que se trata de un discurso “natural”.

 

“Las palabras del Papa son similares a las que recibió la Argentina en otros años y es lo que ha dicho en otros lugares del mundo. No tienen nada de novedoso. Es una característica habitual y me parece bárbaro que eso suceda”, justificó Fernández durante una conferencia de prensa en la Casa Rosada.

 

“No le hagan decir al Papa lo que no dijo. Es una falta total de calidad informativa y desde el punto de vista humano es casi berreta”. Y prosiguió: “‘No se puede trabajar de una manera tan torpe y sin sensibilidad. Cuando nuestro proyecto comenzó a trabajar en 2003 la obsesión fue atacar la pobreza. Esta es la Argentina que duele y que es un escándalo. Un pobre es un escándalo”.

 

Lo cierto es que el Gobierno salió rápidamente a poner paños fríos. Gracias a Dios o a la intervención del jefe de Gabinete, Cristina Fernández pudo caminar por la Plaza San Pedro, admirar la Capilla Sixtina y sacarse la foto con el Papa, esa que no tiene Néstor.

 

De todos los errores que pudo haber cometido la Presidenta, hay uno que le perdonan: la arrogancia. Es cierto que no es un pecado original, la mayoría de los políticos argentinos la tienen, pero Cristina Kirchner ha sido la reina de las arrogantes.

 

Su incapacidad para conceder algo en un conflicto que le llevó casi cuatro meses de los seis que tiene su gestión la llevó al punto de casi conceder todo, cuando se barajó, en charla familiar-partidaria con su marido y ex presidente, la posibilidad de renunciar ante el revés parlamentario. Así de extremistas son los Kirchner, tanto ella como él.

 

Aun así, la Presidenta tiene una maravillosa oportunidad para comenzar a escalar en el propio foso que se cavó, aunque para advertirla necesita despojarse de su vanidad.

 

 

¿Por qué es tan caro el pescado?

Escrito por saleconfritas 27-11-2009 en General. Comentarios (5)

http://saleconfritas.blogdiario.com/img/pesce.jpg 

 

¿Por qué es tan caro el pescado?

 

    Por Alicia Jardel Profesora

 

Le vamos a contar algo muy llamativo que está sucediendo en Argentina desde hace varios años.

 

Se trata de un tema poco difundido en los medios masivos. En realidad, es más probable que aparezca en el National Geographic que en nuestra TV abierta. Sin embargo, insistimos, al final, llegaremos a un número que nos dejará atónitos.

 

Por estos días, la prensa argentina e internacional se ocupa  extensamente de lo que está ocurriendo en Punta Tombo, Chubut, donde miles y miles de pingüinos llegan hasta esas playas cercanas a la Península de Valdez.

 

Los llamados pájaros bobos son la atracción para visitantes argentinos y extranjeros.

De todas formas, desde hace ya varias temporadas a estas pequeñas criaturas de 50 cm de alto les surgió una "competencia" que está  alterando el mapa de las aves patagónicas.

 

Los albatros y las gaviotas se han multiplicado de tal forma en esa  geografía nacional que algunos biólogos del CENPAT (Centro de Estudios del Medio Ambiente Patagónico) están estudiando de dónde proviene semejante cantidad de ejemplares alados.

 

A lo largo de todo el gigantesco golfo San Jorge y en localidades pesqueras aledañas de Chubut y Santa Cruz, los habitantes del lugar  ven el cielo oscurecerse cuando las bandadas terminan literalmente tapando al astro rey.

 

¿De dónde salieron? ¿Por qué son tantos?, se preguntan. Usted, con razón, también se puede preguntar: ¿y esto que tiene que ver con nuestra realidad? Ya  llegamos, esté atento a la cifra que le vamos a revelar.

 

Estos gigantes del aire despegan hacia el mar en busca de comida. Los científicos dicen que cada día encuentran más comida, por eso se reproducen tanto, por eso son cien veces más que en los cercanos años noventa. ¡Cien veces más!

 

Resulta que tanto los albatros como las gaviotas encuentran cientos de toneladas de peces muertos muy cerca de la costa.

¿Es la contaminación?

¿Es un fenómeno natural?

No, es simplemente Argentina.

 

El Secretario de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación tuvo una desastrosa idea: retirar los inspectores que iban a bordo de los  pesqueros y los fresqueros que buscan langostinos, cambiándolos por meros "observadores", con un casi nulo poder de policía.

 

Este hecho coincidió casualmente (o no tanto) con otras dos situaciones desgraciadas:

 1. La Comunidad Económica Europea expulsó de sus mares a los buques congeladores que eran altamente depredadores. Ante la imposibilidad de trabajar en el viejo continente, las grandes empresas españolas emigraron hacia Argentina, donde la depredación es una palabra desconocida, casi sin uso.

 

 2. Las autoridades provinciales de Santa Cruz y Chubut en los noventa completaron el círculo permitiendo a las naves factorías foráneas a tirar (sí, a tirar por la borda) aquel pescado que no les conviniera.

 

Desde entonces, los buques que buscan langostinos sólo se interesan por esta especie, que cuesta en el mercado internacional 18 dólares el kilo. Leyó bien, casi 60 pesos el kilo.

 

Por ello, arrojan al mar la merluza, el cazón, el abadejo, las rayas y  hasta el salmón que caen en sus redes.

 

Como la merluza es un predador del langostino, ejemplares de muchísimo kilaje  quedan atrapados, son llevados a la cubierta y luego arrojados al mar.

 

Como estos peces viven a 80 o 90 metros bajo la superficie, una vez subidos al barco mueren por una normal diferencia de presión.

 

 Aunque sean devueltos al océano, ya están muertos. ¿Quién se los come? Acertó: los albatros y las gaviotas....

 

¿Sabe cuántas toneladas de merluza tira al mar cada uno de estos barcos de 40 o 50 metros de eslora? 10 toneladas diarias; 10.000  kilos. Siga sumando con nosotros.

 

 10.000 kilos por día, sólo de merluza (no estamos contando centolla,  ni abadejo, ni cazón, ni salmón, ni nada de eso) hay que multiplicarlos por la cantidad de barcos que salen a buscar  langostinos.

 

¿Sabe cuántos son, cada día, sólo en esa zona? Nunca menos de cien.

Multiplique, cien barcos, que tiran diez mil kilos de merluza, son un millón de kilos de pescado arrojados al mar cada vez que sale el sol.

 

¿Sabe cuántos argentinos podrían comer estos manjares gratis cada día?

Dos o tres millones de compatriotas, que dejarían de tener hambre, porque un kilo de excelente pescado es un regalo de los dioses.

 

¿Sabe cuál es el país que tiene la mejor educación y la tecnología más  avanzada del mundo?

Japón.

¿Y sabe cuál es la base de la comida nipona?

No es el arroz como nos hacen creer, es el pescado.

 

¿Hace falta detallar las virtudes que les traería a nuestros chicos alimentar sus cerebros con fósforo de nuestros mejores ejemplares  marinos?

 

Estos números que causan vergüenza fueron denunciados una y otra vez por los marineros no nucleados en el SOMU, el sindicato que dirige el impresentable "Caballo" Suárez, ese irresponsable titular del gremio marino que se emborrachó en el medio de una gira de Cristina Kirchner por Europa, generando un escándalo que motivó que lo sacaran de la delegación.

 

La oposición a Suárez les ha implorado a los empresarios, a los gobernadores patagónicos y a las autoridades nacionales, que terminen con esta depredación del recurso y que alimenten a la gente pobre, que también existe en el sur de nuestro país.

 

¿Saben cuál fue la respuesta de los dueños de las pesqueras españolas?

Tratan de no contratar personal de a bordo argentino, optando por peruanos y bolivianos que no se quejan de la depredación; porque, total, la plataforma continental no la sienten como propia.

 

¿Saben en qué forma responden los políticos argentinos?

Les bajan los impuestos a las ganancias para que ganen más y no sigan protestando.

 

Hace semanas, los marineros opositores se rebelaron y quemaron varias plantas de procesamiento en Puerto Deseado. Uno de los pedidos, además del salarial, era que dejaran de tirar pescados muertos al mar.

 

Los científicos extranjeros que analizan la multiplicación de gaviotas  y albatros señalan con resignación: "La causa de semejante mutación en la población de aves no es otra que la enorme riqueza de los argentinos, casi tan grande como su propia estupidez."

 

Ahora ya lo sabés. Este es otro de los interminables negociados que hacen los políticos a expensas de la riqueza de nuestro suelo, la apatía de nuestro pueblo, (y lo que es muchísimo peor) el futuro de nuestros hijos.

 

 

 

Esperando el golpe

Escrito por saleconfritas 26-11-2009 en General. Comentarios (1)

http://saleconfritas.blogdiario.com/img/avuelo.jpg 

 

Esperando el golpe (Los confabulados nos peinamos con Glostora)

 

Por Raúl Acosta

 

Voces oficiales afirman que quieren golpearlos. Es cierto. Hace falta un golpe de timón. Un cambio de situación. Ya. Lo más pronto posible. Hay cosas que no se aguantan. Tienen razón los que quieren un cambio drástico.

 

El relato de los partidos de fútbol, por Canal 7, a cargo de Marcelo Araujo (seudónimo) es motivo suficiente.

Aboguemos por el retorno de Alfredo Curcu, Yiyo Aranyio, Lalo Pellicciari, Alfredo Aróstegui, Bernardino Veiga, Fioravanti. Hasta José María Muñoz, si hace falta. Muchos reclaman a Horacio Aiello (a la derecha de su pantalla, señora). Pipo Mancera, hay saudades de tus sábados. Viva Justa del Saber. A Víctor Hugo no lo llamamos por dos razones: Prisa y la 18 de Julio. Añoramos escuchar el viejo grito de guerra:”Sígame a ése hombre, Sabatarelli”.

 

Los avisos mentirosos, como el de la Autopista Rosario-Córdoba (aún inconclusa) deben suprimirse. Añoramos avisos históricos, como aquel del cuaderno Laprida, tapa dura, escrito por nosotros, de puño y letra, con lápiz Faber Nº 2:

 

…"1950, año del centenario de la muerte del General Don José de San Martín".

 

Todo un tema el negrito correntino, el primer cabecita, injustamente olvidado. Hoy el héroe es Bolívar y es indigesto bancar a su panegirista, ese remedo churrigueresco del personaje de Olmedo (Alberto Olmedo, el titular de costa pobre) mientras explica cómo bañarse sin agua, leer sin luz y respirar sin libertad. Che, cambiemos de una vez. Hasta Simón Bolívar apoyaría.

 

Basta de delivery, volvamos al repartidor con canasta. Obtengamos el costo real de los productos del súper, no su costo de producción subvencionado, para truchar el índice.

 

En Argentina hay fábricas de medio pelo que reciben la platita del guapo Moreno y se hacen los sonsos. Con ellos inventan los costos y falsean la canasta. En el cambio debe retornar la canasta básica, aquella que publicaba ATE, cuando había un gremialismo menos sodomizado entre los rebeldes a la CGT.

 

Ésta CGT sodomiza, Moyano lubrica. Inmensa nostalgia por los almaceneros de barrio y la libreta de hule negro.

Volvamos al cacao, la cascarilla y los bizcochitos con grasa. Viva la Ruxcoa, el Toddy, Vascolet y Cindor chocolatada.

Un emocionado recuerdo para la grapa Valleviejo, el licor de huevo y la caña quemada Legui. La vida por el Trinaranjus.

 

Que retornen los cigarrillos sin filtro, de cuando el vicio no era tan vicio y el cáncer no era tan cáncer. El alma nacional añora los fósforos Ranchera. Paradas de taxi con tacheros que terminaban siendo amigos. El reloj con tripa y banderita, para no explicar a los nietos “la bajada de bandera”

 

El libro UPA. La moneda volvedora, la hormiguita viajera y el mono relojero. ¿Dónde se metió la comisión de homenaje al viejo Constancio Vigil? .

 

Que vuelvan las tardecitas en la Richmond, el Lossuar, el Lorraine, el Loira, que vuelva Blackie. Aguante Paloma Efrom, todos somos crías de aquello que fuimos, burladores del tartajeo de 'Cacho' Fontana y el almidón de Jaime Font Saravia. Antonio Carrizo debe retomar “La vida y el canto”.

 

Se necesita un golpe que destierre aquellos malos sueños del avión negro. La pesadilla de los basurales de León Suárez. El recuerdo perdido de Valle, Tanco, Felipe Vallese.

 

La carpeta azul de Frigerio y el libro de Frondizi (Petróleo y Política).

La literatura 'primeraplanística', con Ramiro de Casasbellas pidiendo –ese sí– un golpe militar (Grondona lo sigue pidiendo desde entonces).

 

Aleluya hermanos, que reaparezca el Instituto Di Tella. Los teatros independientes. En Fray Mocho Ferrigno, la Aleandro, todos por aquí, trayendo las historias para ser contadas. Viva Dragún, lloremos a Rozenmacher. Cantemos el himno, para que los escuadrones no entren a las facultades. Illia y la tortuga de Landrú: ¿Dónde están? ¿Dónde diario El Mundo y Mafalda? Recuerden que Discépolo es nuestro.

 

¿Dónde hay que firmar para el próximo manifiesto…? Que reaparezca “Trabajadores de la Cultura”.

 

Antes, el PC era otra cosa, no esta mesa de dinero con guanacos que comercian el gas y el petróleo con los capitalistas europeos, compran los clubes de fútbol de Inglaterra, van en las listas con los K y hacen negocios en los viajes oficiales.

 

Añoro el recital de la Negra, antes que fuese material para que lloren por “te ene”. La primera versión de “Lo Que Vendrá”, de 1952. Toque, don Astor. El único diario rebelde se llamó 'Propósitos'.

 

Hay tantas cosas necesarias…

 

Que la coima no supere el 8% es primordial. Como en Holanda. El INdEC nunca alcanzará a Cabrera y Médici o Repeto, Linsquens y Fesquet, las tres señoritas. ¡Viva la matemática de los libros! Palermo con Yatasto, Gobernado, con el topo Vilmar, con todo lo lindo de la timba antes de convertirse en la tierra de los lots.

Basta de máquinas tragaperras. Repongan la quiniela sin on line.

 

Que vuelva el bombo del Tula, antes que lo transformasen en un inútil con sueldo, un ñoqui. Basta de ñoquis, por favor.

 

Se impone una reformulación nacional. Retiro debe ser otra vez la entrada a Buenos Aires, no la villa 31.

 

Que vuelvan los hermanos Abrodos, los Abalos, Antonio Tormo, Moran con Pugliese, Goyeneche, Cárdenas con el gordo, el Bachín sin mantel, la Pummarola por calle Sarmiento. Los K, de esto, no saben nada.

 

Demasiado berreta el recurso de víctimizarse. Nunca serán víctimas los que se han forrado bastante. Es necesario realizar un violentísimo cambio (golpe) de timón. Es prioritario conseguir quintales de tisana reductora para contar seriamente con Elisa. Pino Solanas y Leonardo Favio a la doctora Aslan, urgentísimo. Lo que cuesta vale.

 

No sé, verdaderamente no lo sé, no se si se animará la Generala Garré. Podría ser nuestra salvación. Los militares son los militares y una generala es solo menos que una doble generala. Ella, la Nilda, recuerda a la heroína de un filme de largo título:”Lo esperé largamente en el aeropuerto, pero llegó con otra”. Tristísimo argumento. Linda peli. Hablando de eso. Repongamos el continuado.

 

Yo sé que cada uno de nosotros tiene sus propias propuestas de reivindicación. Hay un grupito carbonario que reivindica el Bagna-Nas y la peña de la Hesperidina con soda ya pinta paredes descaradamente. Hay de todo en el tiempo perdido (como decía don Marcel). Todo es posible, pero primero lo primero. Apenas aparezca el golpe, buscaremos Cirulaxia.

 

Esta gente, el gobierno, se está dando cuenta que sus días están contados, que no pueden sobrevivir mas con la mentira a cuestas, cada día, cada hora.

 

Ya circula clandestinamente Tía Vicenta y a Divito, como a Walt Disney, lo sacaremos de la cámara de frío. El ánimo destituyente se mejora con pildoritas Ross. El pesar (la pesadez) con píldoras Radicura. Los confabulados nos peinamos con Glostora.

 

No pueden parar el cambio: renunció Nacha Guevara a su banca, eso quiere decir algo compañeros. El colágeno está retrocediendo. Avanzaremos sobre las extensiones en el pelo, las polleras acampanadas con cinturones anchos y la bemba exagerada.

 

Esta gente olvidó a 'Tita' Merello y el papanicolau. Dónde está el mausoleo que guarda los restos de Jean Cartier y su gracias/mercí para el programa supremo: el arte de la elegancia con María Fernanda.

 

Libertad Lamarque era rosarina, hija de un anarquista, las injusticias duelen, son grandes. Repatriemos sus restos. Se burlan de Lita de Lazzari y han prohibido mencionar el monumento (proyecto inconcluso) a Petrona C de Gandulfo. Preparemos un acto con un solo orador: Héctor Ricardo García.

 

Opovital B12, aceite de hígado de bacalao, miel de camoatí, huevos de campo, gallinas batarazas. Vuelvan. Qué tiene que hacer Aníbal Fernández con el facón al cinto, un Fernández que ni siquiera ha leído a Eichelbaum.

 

El verdadero guapo del 900 fue, es y será Alfredo Alcón. Que asuma ya. Que no nos tiemble la mano compañeros, la mejor dupla fue la pareja “rinsoberbia”. La familia argentina se llama Pérez García. Estos son unos cocoliches. Florencio Randazzo nunca superará a Darío Vittori, por más que se empeñe.

 

La campaña intimidatoria contra la prensa ha cobrado víctimas que queremos demasiado como para olvidarlas.

Breguemos por el retorno de 'El Alma Que Canta', 'Radiolandia' y 'Rico Tipo'. Las bobinas de papel desperdiciadas no serán negociadas.

Hasta la victoria siempre o el honroso empate de visitantes. Con la media inglesa se ganan campeonatos, dijo Dante Panzeri. Volveremos y seremos dengue. Vivan las espirales Buda y Fuyí. Nueve de cada diez estrellas son nuestras.

 

Estamos esperando el golpe… ¿y qué?

 

 

 

Aló Presidenta? Disculpe la paparruchada…

Escrito por saleconfritas 24-11-2009 en General. Comentarios (1)

http://saleconfritas.blogdiario.com/img/paparucha.jpg 

 

Cómo entró Antonini Wilson a la Casa Rosada

 

“No nos controlaron porque íbamos con la gente de De Vido”.

 

La comitiva en la que iba Antonini Wilson estaba encabezada por la secretaria de Claudio Uberti en el OCCOVI, Victoria Bereziuk y Marjorie Gutiérrez, directiva de PDVSA, la petrolera estatal de Venezuela.

 

En su declaración ante la Fiscal que investiga el ingreso de la valija con los US$ 800 mil, Bereziuk fue la primera en admitir que Antonini Wilson había estado en la Casa de Gobierno durante un acto oficial entre Kirchner y Hugo Chávez.

 

“¿Por qué querían que esté en Casa Rosada? ¿Por qué la insistencia? ¿Por qué querían que me siente en la primera fila? ¿Por qué querían que me siente junto a Rafael Ramírez?”.

 

Quien se hace todas estas preguntas es Guido Alejandro Antonini Wilson, el hombre de la valija, que años después de la madrugada del 4 de agosto, parece no encontrar respuestas.

 

Tranquilo y luego de varios contactos previos decide hablar justo un día después de que la Justicia argentina obtuviera el video que demuestra que estuvo en el Salón Blanco de la Casa Rosada, 48 horas después del decomiso de los 800 mil dólares.

 

Algo que el Gobierno argentino negó de manera enfática. “Yo no soy un santo, pero no soy un pillo”, dice Antonini, quien repite con exactitud la frase de Aníbal Fernández cuando lo trató de “mequetrefe de alquiler”. “Siempre dije la verdad”, asegura.

 

El tono de su voz suena relajado y aclara que por una cuestión judicial no va hablar de la causa en la que se lo investiga por lavado de dinero.

 

En 45 minutos de entrevista telefónica desde Miami, contó con precisión cada minuto de su estadía en Buenos Aires, el 6 de agosto de 2007.

 

Ese mismo día entró a la Casa Rosada acompañado por Victoria Bereziuk, la ex secretaría de Claudio Uberti, el hombre que manejaba los negocios con Venezuela y ex director del Occovi.

 

“Antes del acto fuimos a almorzar a un restaurante de Puerto Madero. Gente alta de PDVSA y Diego Uzcátegui, hombre fuerte de PDVSA. Creo que algunos formaban parte de la comitiva oficial de Chávez”, recuerda Antonini.

 

“Quédate tranquilo, ellos te tienen que sacar de esto”, relata Wilson que le repetía Diego Uzcátegui entre vino y vino.

 

Antonini Wilson también asegura que Uzcátegui le sugirió que se haga cargo del dinero, pague la multa y se quede con la otra mitad.

 

“Si mostraba cooperación, me trataban como un rey; si me negaba, se encargaban de presionarme”, cuenta.

 

—¿Cómo le llegó la invitación a la Casa Rosada?

 

—Luego del almuerzo me volví al hotel. Estaba fresco y poniéndose oscuro. Me llamó Marjorie y me dijo que teníamos un acto en la Casa Rosada y me pasó con Victoria.

 

A lo largo del reportaje, el nombre de Marjorie Gutiérrez aparecerá una y otra vez. Se trata de una directiva de PDVSA, que viajó en el avión de los 800 mil dólares.

 

Lo mismo ocurrirá con Victoria, por Bereziuk, o Daniel y Diego por los Uzcátegui.

 

Por la tarde, Antonini Wilson paseó por la calle Alvear, miró algunas vidrieras y regresó a la habitación del hotel Sofitel.

 

El reloj marcaba cerca de las 17: “Me saqué los blue-jeans, me puse un pantalón más acorde, el blazer que tenía y una bufanda, para que no se notara que no tenía corbata.

 

A los pocos minutos del llamado, ya estaban en la puerta. Victoria estaba inquieta e insistente, me repetía que me tenía que apurar”, reconstruye.

 

De acuerdo al relato de Wilson, Bereziuk llegó al Sofitel acompañada por Marjorie Gutiérrez a bordo de un Toyota Corolla.

 

“Entramos por un lateral. No nos dejaban ingresar con el vehículo. Victoria bajó el vidrio y mostró una credencial, pero le dijeron que no podía ingresar. Hizo un llamado telefónico. Volvió a mostrar su credencial y la dejaron pasar”, explica.

 

De acuerdo a una nota realizada por el diario La Nación, José María Olazagasti, secretario personal de Julio De Vido, habría sido el enlace que les permitió la entrada.

 

—¿En algún momento se les pidió algún tipo de identificación?

 

—Nunca. Entramos por un costado. Subimos unas escaleras y llegamos a un lugar donde había unos detectores de metales iguales a los de los aeropuertos, pero nosotros pasamos por un costado. Salteamos el control sin que nadie nos pregunte nada.

 

Antonini Wilson asegura que ya dentro de la Rosada llegaron a otro lugar, con otro detector de metales y que cuando lo iban a sortear, el encargado de seguridad le exigió que pase por el control.

Bereziuk dijo que estaba con ella y permitió que tanto él, como Marjorie lleguen hasta el salón sin quedar registrados en ningún lugar.

 

“Antes de entrar nos detuvimos en una sala. Ahí había más gente y estaban las Abuelas de Plaza de Mayo. Había para tomar unos jugos y unos sandwichs.

 

Luego ingresamos al Salón Blanco. Fuimos los primeros en llegar”, agrega. —¿No le sorprendió la falta de control?

 

—Me di cuenta lo que era tener poder. Había mucho control, muchos policías, incluso disfrazados de cosas especiales, y nadie nos preguntó nada. Yo sabía que eso pasaba porque estaba junto a la gente de De Vido.

 

“Diego me agarró y me dijo que me siente adelante, junto a Rafael Ramírez (presidente de PDVSA y funcionario de Hugo Chávez). Querían que esté en primera fila. Dije que la silla era muy frágil, y me quedé parado unas filas más atrás. Era una excusa para no sentarme en ese lugar. No quería estar ahí. ‘Tu te vas a sentar con los jefes’, me dijo Diego”.

 

“Antes de que empezara el acto, Uberti me vio y me saludó con un buen gesto, pero yo no se lo devolví. El sabía lo que estaba pasando” El acto transcurrió con normalidad.

 

Todo había quedado registrado en las cámaras de canal 7.

 

“Por el pasillo central se acercó Uberti, estaba como escudándose detrás de De Vido que me saludó con una palmada en el hombro y me sonrió. No sé qué me quiso decir con eso”, explica Antonini Wilson.

 

“Viste, está todo arreglado”, le dijo Gutiérrez. “Después del acto salimos por unas puertas laterales y me estaba esperando Daniel, que no había podido entrar, en un Mercedez Benz negro.

 

Teníamos una cena donde se suponía que también iba a estar Uberti.

 

Fuimos a la Rosa Negra de San Isidro, pero Uberti dijo que no lo habían dejado ir. Nada me extrañaba ya. Se creía Al Capone. Ellos querían celebrar porque se suponía que lo del maletín ya había pasado. Yo ya pensaba que estaba muy jodido”.

 

Después de la cena Bereziuk, Antonini Wilson y otros fueron al bar Gran Danzón.

 

Allí Bereziuk recibió un llamado en el que le avisaban que el caso ya estaba en la prensa. “Me dijo que me quedara tranquilo, que los habíamos cagado, que no tenían mi nombre y que al otro día ya nadie se iba acordar de esto. Incluso me dijo que dé la cara. ‘Dale, vamos a bailar’, me dijo”, explica el venezolano.

 

Antonini Wilson se enojó porque sentía que no le decían la verdad, y dejó a Bereziuk.

 

Llegó al Sofitel, se pegó un baño y miró el horario del primer avión que salía de Buenos Aires. Dio unas vueltas en taxi. A las 6 de la mañana se embarcó rumbó a Montevideo.

 

Era el 7 de agosto, todo el mundo ya lo buscaba.

 

Fuente: Perfil