Sale con fritasss

La estafa del siglo

Escrito por saleconfritas 18-10-2009 en General. Comentarios (0)

http://saleconfritas.blogdiario.com/img/buque.jpg 

 

 

LA ESTAFA DEL SIGLO

CRISTINA, PDVSA Y EL NEGOCIADO FLUVIOMAR

 

 Por Roberto Maturana - Oficial de Marina Mercante e Investigador

 

     Contar la historia de un buque tiene sentido sólo si se percibe la trascendencia social que la misma contiene.

El buque Amalia del Bene fue construido por el hoy desaparecido Fondo para la Marina Mercante. Para construirlo, Naviera Del Bene solicitó un préstamo de US$30 millones, cuando el costo hubiese sido US$8 millones.

Quienes manejaban el Fondo junto a las empresas convenían con el astillero que lo construía mayores costos, y obtenían así una financiación a tasa preferencial para otras actividades.

 

    Los créditos nunca fueron pagados, y los resultados negativos fueron cargados a la cuenta de nuestras espaldas. El buque navegó un año y medio y luego desapareció "legalmente" gracias a la Justicia Nacional.

 

Hoy el buque pertenece a la empresa privada Del Bene SACIF, que nunca lo abonó. Esta empresa se encuentra manejada por Fluviomar SA y opera en nuestra hidrovía.

 

    Fluviomar SA se asocia con la paraguaya Conosur que transporta hidrocarburos para Petropar, Petróleos Paraguayos.

 

El presidente de Fluviomar Andrés René Guzmán, es el titular de Conosur. Fluviomar-Conosur, muy comprometida en sus finanzas, hipoteca el buque Amalia del Bene, para luego venderlo a la norteamericana Ocean Bulker en US$17 millones, con el compromiso de volverlo a comprar tiempo después en US$25 millones.

 

Fluviomar realiza la operación con el objeto de obtener fondos para apuros financieros. Fluviomar nunca cumplió con Ocean Bulker y fue demandada hace unos meses en Estados Unidos por presunta defraudación y estafa a través de la venta fraudulenta de una embarcación, que nunca salió de patrimonio Fluviomar porque estaba hipotecado.

    La deuda de Fluviomar a distintas compañías llega a ¡US$ 150 millones!

 

 

El rescate de Cristina Kirchner, bendición para Fluviomar

 

    Gracias a los acuerdos bilaterales que firma Cristina Kirchner con su par venezolano, Fluviomar se asocia a PDVSA -Petróleos de Venezuela-, para formar una mega naviera bautizada Fluvioalba.

 

La alianza Fluviomar-PDVSA rescata a Fluviomar de una quiebra técnica y convierte a Fluvioalba dominante en el transporte de hidrocarburos en la hidrovía Río de la Plata y del río Uruguay, así como en la hidrovía Paraguay-Paraná, conformado por Argentina, Uruguay, Paraguay, Brasil y Bolivia.

 

    El acuerdo que firma Cristina Kirchner es "para la logística, distribución y transporte entre Fluviomar SA y PDVSA Naval". La alianza estratégica para PDVSA no solo permite el control de la Hidrovía Paraguay-Paraná , a través del transporte de petróleo y sus derivados sino que ata a Petropar a ser provisionada por PDVSA en el 100% de su gas oil, y a contratar los fletes a una sola naviera en Paraguay: Conosur.

 

"Impresionante" y en palabras de Chávez "con ello Venezuela tendrá cada vez más presencia en el Cono Sur".

 

    El Ministerio del Poder Popular para la Comunicación y la Información de Venezuela informa que se firmó "el Memorándum de Entendimiento entre PDVSA y Fluviomar SA, sobre logística, distribución y transporte para establecer una alianza estratégica en logística internacional y con experiencia en transporte marítimo, fluvial, ferroviario y terrestre, en la región de influencia de la Cuenca del Río de la Plata, río Uruguay e hidrovía Paraguay - Paraná, para facilitar la presencia de PDVSA en los países del Mercosur".

 

    Mientras Cristina Kirchner firma acuerdos millonarios que jamás hace públicos, que otorgan negocios fuera de la ley y entrega nuestro futuro a intereses foráneos y a empresarios espurios, Fluviovía no paga salarios ni realiza aportes previsionales.

 

Ni la tripulación del protagonista de esta historia, el buque Amalia del Bene, ni las tripulaciones de los otros buques de Fluviovía, ni personal alguno de Fluviovía, tienen asegurado su porvenir, porque Cristina asegura el futuro de funcionarios y empresarios corruptos y negocios de países amigos, otorgando posiciones dominantes, práctica prohibida por la Ley de Defensa de la Competencia, Ley de la Nación 25.156, a empresas incumplidoras de sus obligaciones legales, sospechadas de corrupción y de fraude, envueltas en escándalos y maniobras financieras con la anuencia de funcionarios del estado.

 

Daños colaterales

 

    Los políticos en la Argentina desde hace décadas impulsan negocios para sus intereses por sobre el interés de la Nación, por sobre los ciudadanos. La destrucción de dignidad y ciudadanía se continua cualquiera sea el nombre del modelo.

 

El negocio de la destrucción de la Marina Mercante Argentina comienza con los decretos de la democracia 1772/91 y el 817/92, aun vigentes. Gracias a ellos durante años buques antes argentinos navegaron sin ajustarse a convenios internacionales ni normas de la OIT, y permitieron enarbolar pabellones extranjeros en nuestras naves. Los derechos de miles de trabajadores argentinos de las hidrovías y del mar, fueron literalmente borrados.

 

La falta de justicia y el compromiso de los mas altos estamentos jurídicos que avalan todo tipo de ilegalidades, hacen que aunados a legisladores se haya pisoteado la Constitución Nacional y con ello todas las garantías del ciudadano en pos de mas dinero y poder del status quo político.

 

    La corrupción institucional permite que se vendan buques hipotecados.

El Registro Nacional de Buques es quien "otorga nacionalidad a los buques y asegura el tráfico jurídico mediante la publicidad registral, funciones que se encuentran acabadamente diferenciadas entre sí, pero profundamente entrelazadas. La primera de ellas se materializa con la inscripción en la Matrícula Nacional.

 

Esta inscripción, además de otorgar la nacionalidad argentina, autoriza el uso del Pabellón Nacional y sujeta al buque a las leyes de la República. La otra, es la que tiene por objeto el registro del dominio y sus distintas afectaciones, función directamente vinculada al orden jurídico, para resguardarlo y dar seguridad y eficacia a las transacciones que se realicen sobre buques, teniendo en mira la importancia de los valores económicos en juego.

Esta es la función de policía de la propiedad, que va más allá de los fines administrativos, redundando directamente en los intereses de los particulares y evitando que se produzcan alteraciones en el orden jurídico. Nuestro país tiene una larguísima tradición en materia de registro de la propiedad naval, siendo de destacar que los principios que se procuran generalizar universalmente para la matriculación de los buques, incorporados en un convenio específico y a la Convención sobre Derecho del Mar, concluidos bajo los auspicios de las Naciones Unidas, están comprendidos desde hace mucho tiempo en los procedimientos del Registro Nacional de Buques". ¿Cómo se vendió el buque Amalia Del Bene hipotecado?

 

La explicación: corrupción y más corrupción

 

    No sólo los buques quedan sujetos a las leyes de la Nación, sino también los empresarios, los funcionarios y los Presidentes, que no sólo firman acuerdos bilaterales, sino convenciones internacionales. Entre estas convenciones firmadas por el Ejecutivo, la Convención de las Naciones Unidas contra la Corrupción, fue sancionada por el Senado y la Cámara de Diputados de la Nación, con fuerza de Ley (ley 26.097) y compromete internacionalmente a nuestro Estado. En el Preámbulo de la Convención se encuentran los fundamentos que llevan a los mandatarios a firmar la misma, entre ellos:

 

    "Preocupados por la gravedad de los problemas y las amenazas que plantea la corrupción para la estabilidad y seguridad de las sociedades al socavar las instituciones y los valores de la democracia, la ética y la justicia y al comprometer el desarrollo sostenible y el imperio de la ley.

 

    Preocupados también por los vínculos entre la corrupción y otras formas de delincuencia, en particular la delincuencia organizada y la delincuencia económica, incluido el blanqueo de dinero.

 

    Preocupados asimismo por los casos de corrupción que entrañan vastas cantidades de activos, los cuales pueden constituir una proporción importante de los recursos de los Estados, y que amenazan la estabilidad política y el desarrollo sostenible de esos Estados.

  Convencidos de que el enriquecimiento personal ilícito puede ser particularmente nocivo para las instituciones democráticas, las economías nacionales y el imperio de la ley.

 

    ... Teniendo presente que la prevención y la erradicación de la corrupción son responsabilidad de todos los Estados y que éstos deben cooperar entre sí, con el apoyo y la participación de personas y grupos que no pertenecen al sector público, como la sociedad civil, las organizaciones no gubernamentales y las organizaciones de base comunitaria, para que sus esfuerzos en este ámbito sean eficaces.

 

    La democracia depende de una gestión clara, pública, que no silencie denuncias, que genere dignidad y seguridad a sus ciudadanos.

 

En un Estado cuyos representantes han roto todos los frenos inhibitorios morales en pos de su enriquecimiento personal, la Convención contra la Corrupción pareciera solo una declaración que no plasma hechos y realidades que la Argentina vive día a día reflejada en la pobreza y en el ranking de corrupción intencional que detenta.

 

No existe preocupación alguna de los presidentes de turno y sus funcionarios por la pobreza generada desde la corrupción.

    Los Kirchner y sus funcionarios colaboradores deberán ser juzgados y enviados a cárceles comunes junto a los genocidas de ayer pues su política de robo y destrucción a la Patria es otra clase de genocidio.

 

Roberto Maturana

 

 

Rosa Elsa Parrilli: La jueza que no le gustan las “morochas”

Escrito por saleconfritas 16-10-2009 en General. Comentarios (1)

http://saleconfritas.blogdiario.com/img/jueza.jpg 

 

 

Rosa Elsa Parrilli: La jueza que no le gustan las “morochas”

 

Según se informó el 6 octubre por la mañana, a través de radio Cadena 3 Argentina, la jueza Rosa Elsa Parrilli, actualmente cuestionada por negarse a aceptar una multa de su auto y faltar el respeto a dos empleadas, será acusada por la Fiscalía de falsear el nacimiento de uno de sus hijos en la ESMA para cobrar una jugosa indemnización, según difundió Miguel Clariá, de Cadena 3 Argentina  – FM 99. 1

 

En el video que difundió C5N se puede ver la actitud inaceptable de Rosa Elsa Parrilli. Al ser su auto remolcado, fue a retirarlo y discriminó por no ser rubias a quienes le pedían la documentación. “No te das cuenta tontita que acá mando yo“, gritó una vez que consiguió le sacaran la multa

 

El 15 de septiembre pasado, una grúa remolcó un Volkswagen Gol perteneciente a la titular del juzgado 28, Rosa Elsa Parrilli, el cual estaba estacionado casi en la ochava de Rodríguez Peña al 400.

 

El vehículo fue derivado hacia la playa de infractores del Obelisco, en el subsuelo de 9 de Julio y Sarmiento. Hasta allí fue la jueza, quien agredió verbalmente y discriminó a las dos agentes de tránsito del gobierno de la Ciudad que hacen el trámite de verificación de la documentación.

 

Las agredidas en cuestión son María Itatí Albe y la responsable operativa del área, Rocío Marlene Gómez. Hacia ellas se dirigió la Parrilli a los gritos y con amenazas, según se puede verificar por las cámaras de seguridad que la empresa de grúas SEC instaló en el lugar ante las agresiones de los automovilistas.

 

La jueza llegó al lugar y, pese al buen comportamiento y a la buena predisposición de las jóvenes para ayudarla a solucionar el problema, las trató de “tontitas” y, dirigiéndose a Albe, aclaró que ella no debe pagar por el cargo que posee.

 

“Señorita, venga acá, la que mando acá soy yo, no tengo que pagar como no pago nunca en la vida“, dijo la magistrada.

 

Luego, como vio que debía abonar la multa de todas formas, se dirigió al edificio municipal ubicado en Carlos Pellegrini al 200 para ver a un controlador de faltas, que le perdonó la sanción y el acarreo, un total de 190 pesos.

 

Finalmente, volvió al lugar donde estaban las jóvenes y, a los gritos, disparó: “Ganan $1.200 para joder a la gente para hacer esta mierda. Todas morochas, ni una rubia contratan (…) Te hubiera metido un cachetazo por hacerme perder el tiempo, no te das cuenta tontita que te dije que acá mando yo“.

«¡No sabés con quien te estás metiendo!»; «¡yo no tengo que ir a ningún tribunal de faltas ya que a ellos también los mando yo!».

 

Cabe destacar que esta jueza, que además amenazó a Gómez con meterla presa ocho meses si llega a caer en su jurisdicción, es responsable del tribunal donde se apelan contravenciones o infracciones de tránsito graves y leves, y tiene en su legajo 29 faltas de todo tipo.

 

La jueza va a juicio

 

La titular del Juzgado Contravencional Nº 28 de la Ciudad de Buenos Aires, Rosa Elsa Parrilli, registrada por una cámara de video mientras agredía, insultaba, discriminaba y amenazaba a las empleadas de la Dirección de Tránsito, irá a juicio político. El gobierno porteño la denunció y pidió su juicio político, al mismo tiempo que suspendió y le inició sumario administrativo a una funcionaria que le había perdonado las infracciones de tránsito a la magistrada.

 

“La situación fue bastante difícil, porque tratábamos de tranquilizarla en todo momento, pero no captaba nuestra intención”, explicó María Itatí Alve, una de las agentes de control de tránsito maltratada por la magistrada.

 

“El momento fue tenso, la amenaza, la violencia con la que se manejó la jueza, el maltrato, los abusos, estuvo todo el tiempo haciendo alarde del cargo que ocupa”, agregó Rocío Gómez, la otra empleada que participó del incidente. “Todos tenemos que saber que somos iguales ante la ley. Nadie se esperaba algo así, y menos de una magistrada. Es una desubicada”, dijo.

 

El gobierno de Macri tiene esas cosas. Ligado estrechamente con Néstor Kirchner por negocios en común no es raro que el futuro presidente en el 2011 le imponga nombramientos de personal en su jurisdicción, como sucedió como el Ministro de Justicia  y Seguridad, Guillermo Montenegro, y en el caso sub examine, el de Rosa Elsa Parrilli, ambos conectados por una ideología común.

 

Ella es una jueza “kirchnerista”, cuyo pasado, en realidad, no delata un cambio de su personalidad, pero sí lo peligrosa que es en la función pública. En fin: es un ejemplo en pequeño de lo que nos sucede como Nación. Cuando la misma está en manos de psicópatas el resultado es inevitablemente el avasallamiento y la prepotencia.

 

 

Radiografía de una «joven idealista»

 

A Rosa Elsa Parrilla de chica le decían «Lali» en Caballito. Vivía en Río de Janeiro y Lezica durante su adolescencia, en la década del ´60, cuando festejaba las victorias de Fidel Castro en Sierra Maestra y pronosticaba la liberación de la Argentina por parte del Che Guevara, según recuerda uno de sus noviecitos de entonces. Pero también relata sus «reacciones histéricas cuando la contradecían en algo».

 

“Zurda hasta la médula”, en los años de plomo no era más Lali, ya que cambió de ambiente. Ahora su nombre de guerra era “Kati”, cuando militaba en la izquierda en los ´70, destacándose por panfletera, a saber de los testimonios de sus viejos conocidos del barrio.

 

Se inscribió en la Facultad de Derecho y se recibió en tiempo récord de abogada cuando el decano de la Facultad era Mario Kestelboim. Pero “realmente sabía poco tanto de la Ley como de su profesión”, según rememora la gente que alguna vez la consultó en aquella época.

 

La joven idealista se exilió en Holanda con su esposo Emiliano Ernesto y sus dos hijos, regresando al país hacia mediados de los ´80, donde empezó a tramitar la consabida indemnización de 220.000 dólares por “desaparecida”.

 

Entonces, gracias a sus contactos con el sindicalista Armando Cavalieri, empezó a trabajar como abogada de CASFEC, la Federación de Empleados de Comercio, entre 1988 y 1991, cuando consiguió otro conchabo mejor mediante sus contactos justicialistas. Cavalieri, consultado estos días,  sólo la recuerda muy vagamente como “una persona mediocre”.

 

Desde que la echó el dirigente sindical trabajó en la Secretaría de Seguridad del Estado (ex SIDE), cuando la Secretaría dependía del Ministerio del Interior, donde todavía figura en los padrones de 25 de Mayo 101 de la Ciudad de Buenos Aires.

 

Percibía sus haberes desde el 21 de julio del 2001, que la agente (empezó como nivel 7 y se retiró con nivel 2), con número de CUIT  30546662361 en los recibos.

 

En su legajo figura que  prestaba servicios en San Carlos de Bariloche, aunque nadie recuerda su paso por la localidad turística (salvo cuando iba a pasear), dándosele baja tras cinco años de «servicios» el 30 de abril de 2006.

 

Rosa Elsa Parrilli tiene 63 años (D.N.I. 5.300.859) hoy es una persona mayor, nacida el 25 de febrero de 1946 y ya no tiene más marido.

 

Vive sola, o con alguna pareja incidental con quien comparte sus broncas (y una botella de whisky, al que es muy afecta) en un amplio departamento a la calle de «Palermo Soho», su semipiso de Charcas 4312, esquina Serrano, aunque posee otras propiedades, porque como ella dice “invierte en ladrillos”  los excedentes de sus ahorros.

 

Se jacta de ser prima de Oscar Parrilli, el ex montonero que oficia de secretario General de la Presidencia de la Nación y de haber dictado clases en la cátedra de Eugenio Raúl Zaffaroni.

 

Pero cuando necesitó trabajo (hay demasiados abogados en el país) recurrió a Aníbal Fernández, quien la ubicó como Jueza Correccional de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Entonces cambió su CUIL a 3446671471, comenzando a estar en las nóminas del incipiente Consejo de la Magistratura de la Ciudad, en Sarmiento 877 Piso 10º en un principio hasta su designación a cargo de los estrados del Juzgado Penal y Correccional Nº 28.

 

«Dura para pagar»

 

Hace poco más de dos años, la magistrada correccional del Gobierno Autónomo de Buenos Aires, Rosa Elsa Parrilli, había insultado a los gritos pelados a un oficial en la vía pública que, cumpliendo con su deber, le había labrado una multa por violar la luz roja del semáforo.

 

El acta de la infracción  indica que el 1º de junio de 2007, a las 21:00, la abogada que estaba a cargo del Juzgado Contravencional Nº 28 de la Ciudad cruzó un semáforo en rojo en Rivadavia y Gascón generando “un peligro para los terceros” y para sí misma.

 

El informe del oficial que labró el acta número B 08127255 indicó que “el infractor dice ser jueza de la Nación y que no pagará ninguna multa”. “Asimismo, al requerirle los papeles del vehículo, con malas palabras e insultos hacia mi persona, negó a presentarlos”, informó un Oficial de la Comisaría 11ª.

 

En una escena similar a la que se viviría en las últimas horas en una oficina administrativa, Parrilli amenazó al policía asegurándole que lo iba a hacer echar, le profirió una catarata de palabrotas [“milico de mierda”, entre ellas] y rompió la copia del acta de comprobación que se le entregó, tal como indican las normas de tránsito. “Se retiró del lugar increpándome con insultos y con su auto a gran velocidad”, cerró el integrante de la Policía Federal. Ese altercado violento del año 2007, no es apenas un renglón más en la larga lista de incidentes de tránsito que tiene la jueza dentro de sus antecedentes.

 

Los efectos nocivos del vino blanco

 

Pero sucedió lo que era previsible para una persona que se despierta con café y a media mañana bebe media botella de Chardonnay bien helado: el 24 de septiembre pasado cuando la grúa retiró de la vía pública por mal estacionamiento el Volkswagen Gol patente FGC571 modelo 2005, propiedad de la titular del juzgado Nº 28 en lo Penal, Contravencional y de Faltas de la Ciudad, la Dra. Parrilli que generó la ira de la Kati. 

 

La pobre mujer dirigió su violencia contra dos inocentes empleadas del Cuerpo de Agentes de Tránsito, a las que insultó con una inusitada agresividad verbal, amenazas y hasta manifestaciones de discriminación por ser “morochas”.

 

El doctor Alberto Ferriols, el célebre y costoso cirujano plástico que se separó de la vedette Beatriz Salomón, famosa partinaire de Olmedo operó un par de veces a la irascible jueza, pero rechazó sus reclamos tras la última intervención estética de la Dra. Parrilli ya que le manifestó que «por más que le retoque los ojos, los efectos etílicos se reflejan tanto en la cara como en el desarrollo del abdomen, aunque su contextura haya sido delgada».

 

La jueza Parrilli no sólo estuvo insatisfecha con la explicación y se retiró ofendida del consultorio del médico dando un sonoro portazo porque le negó la «garantía».

 

Posiblemente tal sea la acitud psicológica que la lleve a menospreciar la firmeza física de las mujeres jóvenes de saludables rasgos mediterráneos, que todavía mantienen rostros lozanos que no reflejan historias de naufragios, turbaciones o manías.

 

El hecho de que una persona patotee y agreda verbalmente a otros mediante insultos y, sobre todo mediante manifestaciones discriminatorias, es siempre lamentable e inexcusable bajo cualquier circunstancia.

 

Pero que lo haga una jueza de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires  ~quien además se jacta de no haber pagado jamás las multas que le han sido impuestas~ es más que inadmisible, porque en realidad está blasonando su impunidad.

 

Además, que esa magistrada amenace con hacer uso de sus potestades para enviar a prisión a una persona como modo de venganza personal, es aún doblemente aterrador.

 

Supongo que ahora tendrá que vivir de sus ahorros como “desaparecida” hasta que consiga un nuevo trabajo afín a su temperamento. Según informa el Banco Central, sus inversiones en efectivo las mantiene en  el Banco HSBC, así como también en el Banco Patagonia, sin perjuicio de su caja de ahorros en el Banco Ciudad, por donde cobra actualmente sus abultados emolumentos como magistrada.

 

Por increíble que parezca, las chicas trabajadoras mostraron una educación intachable y trataron de tranquilizarla después de haber sido ferozmente maltratadas, amenazadas y discriminadas por no ser blondas y bellas ¿será que la jueza las prefiere rubias como un gusto personal y lesbico? Pero lo trágico de esto es que la libertad de los ciudadanos no puede estar en manos semejantes.

 

 

El sinceramiento de Miguel Ortiz Pellegrini

Escrito por saleconfritas 16-10-2009 en General. Comentarios (0)

http://saleconfritas.blogdiario.com/img/shuben.jpg 

 

 

El sinceramiento de Miguel Ortiz Pellegrini

 

Finalmente, Miguel Ortiz Pellegrini les dio la razón a todos los que decían que su cargo de legislador era incompatible con su condición de abogado litigante contra el Estado. 

 

 Por Gonzalo Neidal

 

Finalmente, Miguel Ortiz Pellegrini les dio la razón a todos los que decían que su cargo de legislador era incompatible con su condición de abogado litigante contra el Estado.

 

Todos le decían que no podía ser ambas cosas, que tenía que elegir. Y eligió.

 

Lo curioso es que haya optado por seguir siendo abogado contra el Estado. Y no al revés.

 

Muchos abrigaban la esperanza de que renunciara a lucrar en su lucha legal contra el Estado. Y que demostrara su vocación política y su voluntad de servir al Estado provincial o municipal, que es lo mismo que decir trabajar para los cordobeses.

 

Pero no: eligió ser litigante contra el Estado a ser servidor del Estado. En realidad, eligió bien.

 

Fue para el lado de la opción más lucrativa. Hacerle juicio al Estado siempre es más ventajoso que defenderlo a cambio de una simple retribución.

 

Nadie puede objetarle al dirigente juecista que haya encaminado sus pasos hacia la posibilidad de encontrarse con honorarios millonarios.

 

Las vocaciones no siempre pueden ser respetadas. Y en estos momentos de crisis, resulta muy legítimo que uno deba postergar sus fuertes inclinaciones por la política para dedicar sus mejores esfuerzos al sustento personal y de su familia. Hoy en día con un solo trabajo no alcanza, de tal modo que es comprensible que Ortiz haya tratado hasta último momento de conservar sus dos empleos.

 

Pero finalmente ha de haber primado la sensatez de sus asesores, quienes seguramente le hicieron comprender que lo que él hacía era contra la ley.

 

La de Ortiz Pellegrini es una decisión valiente: abre la puerta para que muchos piensen que él sólo estaba dispuesto a trabajar para el Estado si desde un lugar tan privilegiado podía trabar relaciones u obtener información que le permitiera estudiar el modo de hacerle juicio y, en consecuencia, lucrar con sus las debilidades, fragilidades y vulnerabilidades.

 

En su decisión final, Miguel Ortiz Pellegrini ha demostrado ser un fiel seguidor de los preceptos juecistas.

 

Efectivamente, Luis Juez vivió en el pasado una situación parecida. Era diputado provincial y síndico de la empresa Papel Prensa. Renunció a su banca y eligió la otra actividad, la más rentable.

 

 Y en otro punto ha sido también Miguel Ortiz Pellegrini un juecista: al momento de bajarse del empleo público, lo hace en nombre de la ética.

 

Y esto ya es una imprudencia. En cualquier análisis queda claro que los actos del legislador estaban en frontal infracción a la ética, además de violentar claramente las leyes y la Constitución Provincial.

 

Pero la política siempre da revancha.

 

Si la vocación política de Ortiz Pellegrini se verifica como incontenible, si él siente no puede más de las ganas de servir a la comunidad a través de un cargo público, entonces podrá presentarse como candidato en los próximos comicios y tratar de convocar el voto popular. Claro que esto deberá hacerlo cuando ya hayan terminado todos los juicios que lleva contra el Estado.

 

El bicho de la política pica fuerte y soñamos con que el legislador renunciante recapacite y realice algún acto que demuestre su arrepentimiento. Por ejemplo, ¿por qué no donar sus honorarios para paliar, aunque sea en parte, el déficit de la Tamse?

Sería un gran acto de reconciliación con la ética.

 

Sobre todo si hace ese anuncio vestido de chofer de colectivo como le gusta disfrazarse.

 

 

Fastuosidades de una reina

Escrito por saleconfritas 14-10-2009 en General. Comentarios (0)

http://saleconfritas.blogdiario.com/img/nerona.jpg 

 

 

El fastuoso hotel que eligió Cristina Kirchner en la India

 

Durante su visita, la presidenta hará base en el ITC Maurya New Delhi.

 

Cuando la noche caiga en la India, Cristina Kirchner se recluirá en una de las habitaciones del ITC Maurya New Delhi, el hotel elegido por los líderes de Estado y los empresarios de todo el mundo para hacer base en la tierra asiática.

 

¿Cómo es el lugar en dónde la Presidenta hará base durante su visita oficial?

 

Perteneciente a la famosa cadena hotelera Sheraton y emplazado en el corazón de una verde e intensa colina forestada, el ITC Maurya New Delhi conjuga un estilo decorativo antiguo con instalaciones contemporáneas. Su nombre, homenaje a la dinastía que llevó a la India a su época dorada, invita a imaginar el lujo del lugar.

 

Quien decida hospedarse en el Maurya de Nueva Delhi podrá elegir entre las 411 habitaciones y las 29 suites realizadas, cada una, con un diseño exclusivo. Para los exigentes, la habitación Luxury y la ITC One, esta última de categoría Premium, se presentan como el espacio perfecto por su equilibrio entre elegancia, opulencia, servicio y modernidad.

 

Como si fuera un “hotel dentro de un hotel”, la empresa ofrece a los visitantes que viajan por motivos de negocios The Towers. Allí, los huéspedes tendrán acceso exclusivo al bar librería y a las salas de junta privada con tecnología inteligente, entre otros beneficios. The Towers cuenta también con un piso bautizado EVA, un lugar exclusivo para mujeres.

 

Delicias culinarias. La cocina del Maurya de Nueva Delhi no sólo deleita el paladar de los huéspedes. Gran cantidad de personas visitan exclusivamente Bukhara, uno de los “Mejores 50 restaurantes en el mundo y el mejor en Asia” por la revista Restaurants en 2006, según reza el portal del hotel.

 

En Bukhara se pueden disfrutar sabores campestres realizados en hornos de barro y sazonados con delicadas especias típicas del lugar. Además, el hotel cuenta con otros cuatro restaurantes -entre ellos uno italiano y uno de comida china-, un Irish Pub y un bar en el club de campo y otro en los alrededores de la piscina.

 

Pasar una noche en el ITC Maurya New Delhi puede significar un desembolso de 258 dólares -11,987 rupias- para la habitación más barata o un gasto de 671 dólares -31,200 rupias- si lo que se desea es rodearse del lujo de la Suite ITC One. El ITC Maurya New Delhi se encuentra en Sadar Patel Marg, el centro diplomático indio.

 

 

La hermana de la coneja. De Jaime Ross

 

En un depósito sucio, bastión de la Ciudad Vieja

La hermana de la coneja, perdió la virginidad.

 

Testigo en la oscuridad, un colchón apolillado

Que quedó como estampado, con indeleble memoria

 Y es origen de esta historia, que no se bien si es verdad

 

 Fue como siempre sucede, se colaron con el Tito

 Aquel morocho flaquito, que la conquisto con mimos.

 Y desafiando al destino, se dejo de franeleos

 Se alborotó el avispero, dieciséis años es mucho

 Cuando te da como un chucho y la vida pide cuero.

 

 Después cuentos conocidos, que le vamos a hacer,

 Que no lo podes tener, que ya conseguí la guita.

 

Un llanto, cuatro caricias, que todo va a salir bien

 El fondo de un almacén, el adiós al flaco Tito

 Y el comienzo de un periplo, más hamacado que un tren.

 

 Hoy es señora de tal, y en el este veranea

 No imagina el que la vea, que era de playa Pascual.

 Su camelo viene mal, vate, chicos y colegio

 Te la trabaja de regio, y anda en checo bien debute

 Con goma en lugar de yute y sin preguntar los precios.

 

 Ahora sí que se divierte, en pavada de colchón

 Pelo corto a la Garzón, y lentes con cadenita.

 Recurre al sicoanalista, a la hermana ni la nombra,

 Pero la marca una sombra, que nunca pudo esquivar

 Como la vino a quedar, allá por la Ciudad Vieja.

 

 

 

Prometen más caos y descontrol ¡Juntos son dinamita!

Escrito por saleconfritas 13-10-2009 en General. Comentarios (0)

http://saleconfritas.blogdiario.com/img/spy.jpg 

 

 

Kirchner y Macri, unidos por la tentación de la SIDE paralela propia

 

Tanto desde la Casa Rosada como desde la Jefatura de Gobierno se dirigen operaciones de inteligencia ilegales.

 

Allá en su campaña presidencial del 2003, se lo escuchaba a Néstor Kirchner prometer -con exageración demagógica- que iba a eliminar los fondos reservados de la SIDE.

 

Mucho más recientemente, Mauricio Macri hizo campaña para Jefe de Gobierno sobre la base del respeto que el Estado debe tener por los derechos y garantías individuales.

 

El primero terminó duplicando los fondos reservados y ahora está sospechado de organizar una SIDE paralela, o sea, fuera de todo control orgánico.

 

La misma se ocuparía sobre todo de vigilar y “pinchar” teléfonos y mails de opositores y “traidores” como el ex Jefe de Gabinete Alberto Fernández, sin excluir ahora a algunos jueces y fiscales federales.

 

Otro rubro son los atentados e intimidaciones como los que sufriera Miguel Ángel Toma poco tiempo atrás.

 

El caso Macri es más complejo. La decisión política más importante de su gestión fue crear la Policía Metropolitana para reforzar la seguridad de los porteños.

 

Esta fuerza todavía no empezó a operar, pero el Ministerio de Seguridad que lidera Guillermo Montenegro es el centro de un escándalo de espionaje donde la justicia investiga al abogado Ciro James, contratado por la Ciudad, por escuchas ilegales a familiares de las víctimas de la AMIA y dirigentes docentes.

 

Supuestamente con menos vocación autoritaria que Kirchner, Macri cayó -por acción u omisión- en los mismos excesos que aquél.

La realidad es que la tecnología permite hoy montar una estructura de espionaje a cualquiera que tenga los medios económicos suficientes.

 

De hecho hay empresas que realizan este tipo de trabajos por encargo y con la misma eficiencia que un servicio de inteligencia.

 

El problema ya no es entonces el acceso a los recursos sino el autocontrol del Estado para evitar que estas actividades ilegales se realicen desde las estructuras oficiales. No cabe duda de que Kirchner está obsesionado por reales o supuestos complots y es coherente, entonces, que avale los grupos paraestatales, de mayor confianza política que los profesionales de la inteligencia que, en general, saben que su obligación es trabajar para el Estado más que para los intereses del gobierno de turno.

 

No hay datos fehacientes de que Macri sufra de la misma obsesión por las conspiraciones. De no ser así, su falta de control sobre sus subordinados es tan grave como lo anterior.

 

En la búsqueda de increíbles pretextos, el entorno de Macri lanzó en los últimos días la versión de que James sería un infiltrado de la Policía Federal para hacer fracasar la Policía Metropolitana.

 

Lo que queda como saldo es que la idea del control ni siquiera existe. En el Congreso funciona la Comisión Bicameral de los Organismos y Actividades de Inteligencia.

Cuenta con 14 miembros y su presidente es el senador neuquino Jorge Fuentes (Frente para la Victoria).

 

En la página Web del Congreso esta Comisión no parece tener actividad alguna ni se le conocen dictámenes de ningún tipo.

 

Los hechos que tienen estado público le son totalmente ajenos. Por su parte, la Ley de Seguridad Pública de la Ciudad crea la Auditoría Externa policial como órgano responsable del control de las actividades del personal.

 

 Todo indica que, en el escándalo desatado, estos controles no funcionaron. La realidad es que este fenómeno de las centrales de inteligencia ad hoc parece haberse instalado por obra y gracia del descontrol generalizado y el doble discurso de unos y otros.