Sale con fritasss

Intimidad del DERRUMBE

Escrito por saleconfritas 08-07-2009 en General. Comentarios (1)

http://saleconfritas.blogdiario.com/img/chifusata.jpg 

 

 

kirchner vs. Kirchner: Parece que la Cristina queda pronto soltera. 

 

Intimidad del DERRUMBE 

 

  El pase de facturas entre Kirchner y Cristina. Los insultos a Massa y el botellazo contra Randazzo. La decadencia de Olivos.

 

  Empezó la retirada y el clima de descomposición interna contagia.

Uno de los ministros pingüinos, por ejemplo, está enojado con los manejos matrimoniales.

Se anima a revelar el motivo, un gesto que no había tenido en el 2007 cuando Cristina Fernández fue ungida como Reina consorte sin contar, según él, con los mínimos atributos para ello: “Ella no sabe nada, pero él le llena la cabeza”, simplifica ahora ese ministro, un antiguo empleado y protector de los negocios familiares que ahora sangra por la herida abierta.

 

Hasta propone que Néstor Kirchner, en vez de asumir la banca de diputado nacional, se autodesigne jefe de Gabinete y blanquee su presunta condición de “único garante de la gobernabilidad”.

 

 “Cristina ya le había dicho a Néstor que no se confiara de los 'testimoniales' –explica en su exhaustivo relato–, que con esa gente en las listas (los intendentes del conurbano bonaerense) no se debería haber confiado; por eso le pidió a su esposo que pusiera la cara y que después literalmente se borrara”.

 

Dicho y hecho: en el hotel Intercontinental, cerca de la medianoche del domingo negro, Cristina parecía disfrutar: “¿Viste? Te lo dije: te entregaron atado. Yo dije que te iban a traicionar...”, le echó en cara a su marido.

 

Lo terminó de estresar. Ella llevó la voz cantante en un breve aparte conyugal de 15º en la habitación 1911.

 

La interna matrimonial atraviesa por una fase inédita de la pareja: él cayó, por primera vez, en un profundo pozo depresivo, no quiere atender el teléfono y amenaza con recluirse en su habitación y ella se muestra eufórica, aunque ojerosa y agotada, como si le costara conciliar el sueño.

 

Ninguno de los dos pudo transmitir una sensación de tranquilidad poselectoral.

 

A cada rato, discuten entre sí y mandan órdenes cruzadas a los funcionarios. Ella quiere salvar a su Gobierno, él pretende no irse como un perdedor.

 

Ella lo culpa de dejarse llevar por el aparato y él se arrepiente de haber pensado en ella como su sucesora.

 

De pronto, el poder se había quedado sin red y estallaban las miserias personalísimas.

 

Sobre todo, quedaba al descubierto la ausencia de un Plan B.

 

Todos –en realidad, los pocos integrantes de su entorno– le habían mentido o al menos, disfrazado las cifras de las encuestas y prometido apoyos incondicionales que no existían: contra toda esa “conspiración” desprotricaba él.

 

“Me quieren dejar al costado, pero no les voy a dar el gusto, en dos años más me van a tener que ganar a mí, porque yo voy a seguir estando... no, no, a ver si creen que me van a sacar del medio”, balbuceaba, impotente, muy nervioso, Kirchner, para casi todos los que lo acompañaban, el verdadero “mariscal” de la derrota.

 

Para peor, su mujer: “Hay que hacerse cargo y seguir adelante. Ahora tienen que salir los candidatos y poner la cara. Yo soy la Presidenta”, recomendó, como si se sacara un peso de encima y la derrota no formara parte de un mal entendido “bien conyugal”.

 

Fuente: Revista Noticias

 

  

'Kirchner: "Me entregaron estos hijos de puta"

Escrito por saleconfritas 06-07-2009 en General. Comentarios (0)

Antes quisiera recordar aquí el famoso cuento del rey desnudo.

 

Este rey convoca a todos los mejores sastres de su reino para hacerle un traje especial con motivo de su coronación. 

De entre todos los sastres un listillo con mucha labia y una arrolladora personalidad convence al rey y a sus dignatarios para que se lo encargue. 

El traje que él diseñaría, dice, iba a ser tan especial que sería verdaderamente mágico.  Pero con una advertencia importante: este traje no podrá ser visto por los necios, solamente las personas inteligentes serán capaces de apreciarlo.

 

En el día señalado para la prueba, el rey contempla la mirada imperturbable y sonriente de sus ministros, ninguno de los cuales quiere parecer necio aunque, por supuesto, nadie ve ningún traje. 

El rey se pregunta ¿seré yo un necio?  –y como tampoco quiere parecerlo premia y felicita al sastre por la maravilla del traje invisible.

 

Llega el día de la gran fiesta y el rey aparece en público, desnudo.  Nadie quiere ser necio y todos le aplauden hasta que destaca la voz de un niño que grita ¡pero si el rey va desnudo!

 

El rey pierde la compostura e intenta taparse.  A partir de aquí todos se dan cuenta de la superchería.

 

http://saleconfritas.blogdiario.com/img/penguino.jpg 

 

'Kirchner: "Me entregaron estos hijos de puta"

 

'La noche de la derrota Néstor Kirchner insultó a Sergio Massa y Florencio Randazzo. Pero su odio principal fue a los intendentes. La sugestiva ausencia de Juan Carlos Mazzón, los velados reproches de Cristina y la ácida despedida de Hugo Moyano.

 

Por Julio Blanck

 

Apenas pasadas las once de la noche Hugo Moyano avisó: "Bueno, muchachos, yo me voy". Alguien le preguntó, asombrado: ¿cómo te vas a ir ahora?. El jefe de la CGT se dio vuelta y le contestó: "¿Y para qué me voy a quedar? ¿No ves que ya perdimos?". Con el mismo demoledor tono tranquilo agregó: "Esto me hace acordar cuando Herminio decía que había que esperar porque faltaban los votos de La Matanza". Saludó a nadie en particular y se fue rápido de ese piso 19, donde empezaba a cocinarse el guiso amargo de la derrota.

 

La mención de Moyano a Herminio Iglesias esperando los votos que nunca llegaron en aquella noche de octubre de 1983, en la que Raúl Alfonsín le ganó la elección al peronismo, fue una de las moderadas crueldades que se vieron y escucharon en el Hotel Intercontinental, donde Néstor y Cristina Kirchner vivieron hora por hora la verificación de su derrumbe.

 

"Era un velorio, y estábamos todos tan mal que ni siquiera se comieron las masitas" contó otro de los asistentes a la intimidad de esa noche tremenda.

 

Kirchner estaba desde temprano y Cristina llegó después de las ocho y media. La espaciosa suite que cobijó su desesperanza tiene 150 metros cuadrados, con una recepción amplia que estuvo poblada por media docena de televisores, un living algo más íntimo y después la antecámara. Allí, en una esquina se instaló una computadora en la que Máximo, el hijo mayor de los Kirchner, junto a su novia, seguían los resultados que iba informando el escrutinio oficial.

El dormitorio permaneció cerrado: nadie pudo apreciar el mueble chino en madera oscura, con imágenes pintadas de cañas de bambú y ruiseñores. Ni el fresco firmado "N.Popova 94", con figuras de arlequines, que ocupa todo el espaldar de la cama.

 

El hotel estuvo repleto de agentes de seguridad. Había ocho niveles de acceso, identificables por el color de unas pulseritas plásticas que recibía cada persona que entraba al edificio de la calle Moreno. Las pulseras rojas daban ingreso irrestricto al piso 19. Las tenían Kirchner, Cristina, Máximo y los funcionarios más cercanos. En el otro extremo de las barreras de prevención, los empleados del hotel tenían pulseras turquesa.

 

En el piso 18 estaban los hombres del gobernador Daniel Scioli, aunque él, su Jefe de Gabinete Alberto Pérez y un puñado más también accedían al piso de los Kirchner.

En el 17 había ministros del gabinete nacional y dirigentes kirchneristas. En un salón enorme del segundo subsuelo se montó el centro de prensa, con despliegue de pantallas y preparativos de festejo, que se fueron apagando sin pena ni gloria mientras avanzaba la noche y llegaban las noticias demoledoras del escrutinio.

 

Pasadas las ocho y media de la noche apareció Sergio Massa. Venía de Tigre. Traía el gesto duro. En el piso 19 se cruzó con Scioli, que estaba ahí desde hacía unos minutos y también andaba con la cara larga. "Está bien complicada" dijo Massa. "¿Quién se anima a entrar y decírselo?" preguntó Scioli. "Yo voy" contestó Massa y se metió en el recinto principal. Scioli estaba furioso. Pero es hombre que sabe controlar sus enojos. Sobre todo con Kirchner.

 

Dos ministros le aseguraron a Clarín que no hubo tonos airados en el reproche de Kirchner a Massa, por la enorme diferencia en Tigre entre el voto a la lista de diputados (39%) y la de concejales (53%) que encabezó Malena Galmarini, la esposa de Massa, hija del “Pato”. Otras fuentes, entre ellas personal del hotel, aseguran que pocas veces habían escuchado tantos insultos.

 

Cristina ya sabía que la mano venía mal cuando llamó a Florencio Randazzo, seis minutos después de las nueve. Le ordenó al ministro del Interior difundir sin demora los datos del escrutinio. El Gobierno se había comprometido a entregar resultados desde las 21 y la Presidenta no quería que se la acusara de manipular las cifras.

 

Los kirchneristas habían llenado las tres horas anteriores, desde el cierre de las mesas de votación, con burdos intentos de instalar en los medios, a través de la difusión de bocas de urna favorables, una victoria que no existía. La triste tarea fue encomendada, mediante orden telefónica desde el piso 19, al secretario de Medios, Enrique Albistur, y al vicejefe de Gabinete, Juan Manuel Abal Medina.

 

¿Mintieron sabiendo que lo hacían? No hay una versión única sobre este punto. A Kirchner, los encuestadores amigos le informaron durante el día que tenía ventaja de 3 a 6 puntos en boca de urnas. El único consultor que tuvo acceso libre al piso 19, Roberto Bacman, insistió hasta último momento en que la ventaja se mantenía. Dijo haber hecho consultas a más de 19.000 votantes. Más que un sondeo parecía un censo. Fueron sus datos los que empujaron la orden de poner la cara que recibieron Albistur y Abal Medina.

 

El propio Bacman se subió al escenario del segundo subsuelo poco antes de las 21, para insistir con que Kirchner estaba ganando según sus encuestas. Tuvo tan poca suerte que mientras hablaba empezaron a difundirse los datos del escrutinio. El primer número, con casi un 3% de los votos escrutados, ya la daba un par de puntos de ventaja a Francisco de Narváez. Los periodistas, sin piedad, le hicieron notar el detalle.

 

Cómo lo vivió Scioli

 

Scioli estuvo durante todo el día en contacto con Julio Aurelio, consultor histórico del peronismo. El gobernador supo enseguida cómo venía la elección. Aurelio, consultado ese domingo por Clarín apenas después de terminada la votación, tuvo la hidalguía de advertir: "terminé el boca de urna con 0,75% a favor de Kirchner, pero esto no quiere decir nada, hay que esperar el escrutinio; es la primera vez que pasa esto". No hacía falta más que eso para sentir en el aire el olor del urnazo bonaerense.

 

Scioli entraba y salía de la habitación de los Kirchner. En algún momento comentó que a Néstor lo veía demudado, shockeado, con mal semblante. En cambio, varios protagonistas de esa noche coincidieron en que Cristina estaba "más entera, más tranquila".

 

Hubo un dato que los conmovió y que empezó a hacer perceptible la dimensión del derrumbe. Fue cuando la clásica placa roja de Crónica TV alarmó con la admisión de la derrota kirchnerista en Santa Cruz por parte del Jefe de Gabinete del gobernador Daniel Peralta.

 

"¿Es cierto que se perdió Santa Cruz?" preguntó alguien, incrédulo, con un hilo de voz. El jefe de la SIDE, Héctor Icazuriaga, y el secretario de Legal y Técnica, Carlos Zaninni, inseparables del matrimonio Kirchner durante toda la noche y políticamente santacruceños, quedaron mudos. En la computadora, Máximo corroboró el dato: "Perdimos" dijo y abrazó a su padre. Hubo un silencio interminable.

 

Un rato después volvieron las broncas. Sin furia, pero sin ahorrar insultos, Kirchner comprobaba cómo los intendentes del Gran Buenos Aires hacían mucho mejor elección que él con sus listas de concejales. Lo llamaron a Juan José Mussi, un ex recontraduhaldista de Berazategui que se había hecho kirchnerista en los últimos años. Mussi no contestó el teléfono. En Berazategui, corazón del segundo cordón del conurbano, la lista de Mussi sacó 16% más de votos que la de Kirchner: 58,7% y 42,5% respectivamente.

 

Otro al que no pudieron ubicar fue a Joaquín De la Torre, intendente de San Miguel, también del segundo cordón y pago chico de Aldo Rico. A De la Torre le fue más parejo: perdió en todos los rubros y Kirchner no llegó al 30%.

 

Al ratito apareció Randazzo, que venía de la Casa Rosada. No era noche de elogios para nadie. Pero como más temprano a Massa, también al ministro del Interior le tocó pasar un mal momento. En su pueblo, Chivilcoy, Kirchner ganó bien con el 44% y más de 15 puntos sobre De Narváez, pero en la lista seccional el candidato de Randazzo a la Legislatura provincial escalaba muchos puntos por encima del ex presidente.

 

Massa había advertido al llegar al hotel: "Miren que tengo a Malena ocho puntos arriba de la lista de diputados". Terminaron siendo 14 de diferencia. Pero Randazzo no había dicho nada. La que se dio cuenta y avisó fue Cristina Álvarez Rodríguez, ministra de Scioli y candidata el domingo. A Randazzo se le dibujó una mueca.

 

Massa y Randazzo, por las suyas, decidieron en la madrugada bajar junto a Kirchner y Scioli para poner la cara en el momento de admitir la derrota ante la prensa.

 

Minutos antes de las diez y media, Kirchner dijo "ya está, se terminó, la elección está jugada". Parecía que sólo faltaba decidir en qué momento se reconocía el triunfo de De Narváez. Pero enseguida llegaron el Jefe de gabinete provincial, Alberto Pérez, y el vicegobernador Alberto Balestrini, anunciando buenos resultados en el cordón más pobre de La Matanza."Hay que esperar", recomendaron. Los Kirchner le hicieron lugar a esa última ilusión. Y esperaron.

 

Los intendentes y Mazzón

 

Balestrini es el jefe político de La Matanza y presidente del PJ bonaerense. Contra su voluntad, fue como candidato testimonial para la Legislatura por la Tercera Sección electoral y ganó. También ganó en La Matanza, pero por bastante menos de lo esperado y necesario.

 

"El segundo cordón va todo para atrás, esto está liquidado" anunció, resignado, un encuestador amigo. Las broncas se empezaron a destilar más espesas.

 

Alguno miró torcido a Alejandro Granados, el intendente de Ezeiza, que llegó con los datos de su municipio: la lista de concejales hizo el 60%, la de Kirchner quedó unas décimas atrás del 50%.

 

Aseguran haber oído a Kirchner decir "me entregaron estos hijos de puta", en amable referencia a los intendentes.

 

Algunos desvariaban ligeramente. En el hall del hotel, y en el subsuelo donde esperaban los periodistas, Luis D'Elía dijo que en La Matanza iban a ganar por 20 puntos y al final ganaron por 11. Kirchneristas porteños como el sindicalista docente Tito Nenna y la jefa del INADI, María José Lubertino, hablaban de una "elección excelente". Hicieron el 11% con Carlos Heller como único diputado electo. Esos pronosticadores optimistas se esfumaron después de medianoche.

 

En el piso 19 alguien preguntó con mala leche por el subsecretario Juan Carlos Mazzón, operador en jefe del oficialismo. Nadie lo había visto por el hotel. "Debe estar en Santa Fe, festejando con Reutemann", acotó un pingüino puro, con peor leche todavía.

Julio De Vido observaba mucho y hablaba poco. Otro ministro, Aníbal Fernández, trató de acercar alguna noticia favorable: "estamos ganando en Quilmes". La buena intención duró poco: en ese municipio la diferencia final para Kirchner fue de 4 puntos.

 

Los votos para De Narváez en el interior de la provincia y el primer cordón del conurbano marcaban una diferencia indescontable. En todo el GBA la lista de Kirchner ganó por apenas 120.000 votos.

 

"Cuando la marea sube no hay cómo pararla. Y lo peor es que no quisimos darnos cuenta de lo que venía" dijo un ministro, en la enésima ronda de café en el living del piso 19.

 

Kirchner le aconsejó a Cristina que empezara a llamar a los gobernadores que habían ganado. La Presidenta le hizo caso. Unos minutos antes de la una de la madrugada habló con el chaqueño Jorge Capitanich. Lo felicitó por su triunfo contra todos los pronósticos. Y le dijo que estaban perdiendo en Buenos Aires, pero que confiaba en que al final ganarían por 2 puntos. Le comentó que todavía esperaban los votos de La Matanza. Como Herminio.

 

Massa no terminaba de convencerse. Por teléfono le pidió a su gente resultados de mesas en Benavídez y Don Torcuato, localidades del municipio de Tigre. Cuando le dieron los números, con diferencias a favor muy estrechas, se dio cuenta que no había nada que esperar.

 

Oscar Parrilli, secretario de la Presidencia y encargado de la logística, iba de un piso a otro, sonriente y tranquilo, como si estuviera todo perfecto. "¿Qué hago con los ministros?" preguntó. Se refería a los miembros del gabinete que no pertenecen al círculo íntimo de los Kirchner y que estaban relegados a la espera en el piso 17. Varios ya se le habían quejado amargamente por esa exclusión. La pregunta quedó sin respuesta.

 

Ya era más de la 1.30. En medio del bajo tono apesadumbrado de esa hora, Cristina disparó su diagnóstico: "Seguridad, campo y comunicación. Por eso perdimos".

 

Nadie se atrevió a agregar nada. Mucho menos a contradecirla. Lo que quedaba era bajar al segundo subsuelo y aceptar la derrota. Scioli y Massa amagaron encabezar la fila. Se quedaron en el amague. Después irían detrás de Kirchner, junto con Randazzo y Balestrini.

 

Aníbal Fernández se acercó y le ofreció ahí mismo su renuncia a la Presidenta. "Ni se te ocurra" fue toda la respuesta de Cristina al ministro de Justicia y Seguridad. A los que miraban asombrados, Fernández les explicó: "ella y Néstor siempre me bancaron; tenía que hacerles este gesto".

 

Había que bajar. ¿Qué decir en ese momento espantoso?

 

Kirchner y Cristina hablaron un par de minutos, ligeramente apartados del resto. Massa se arrimó pero esta vez no dijo nada.

 

Scioli trató de colar una idea: "tenemos que decir que entendemos el mensaje de las urnas".Kirchner ya no lo escuchaba.

 

Eran las 2.12 cuando bajó hasta el segundo subsuelo, agarró el micrófono y dijo "Hemos perdido por muy poquito".

 

En el garaje esperaba Cristina. Se fueron juntos a Olivos, perdidos en la noche.

 

La Sra. Lola, habitante ilustre de la Argentina

Escrito por saleconfritas 05-07-2009 en General. Comentarios (0)

http://saleconfritas.blogdiario.com/img/chifusa.jpg 

 

 

La Sra. Lola, habitante ilustre de la Argentina

 

Por Jorge Héctor Santos

 

Después de mi ya conocido encuentro, con la Sra. Lola Mento y a pesar de mi fatiga por su prodigiosa y cruel memoria, no me di tregua, la llamé por teléfono y nos encontramos nuevamente, mi interés estaba porque repasara los cruentos dimes y diretes acerca de la gripe A. De sus recuerdos no se salvó nada y muchos quedaron atados de pies y manos.

 

La psicosis generada por la gripe A y, por el inescrupuloso manejo que el gobierno de los Kirchner hizo de la misma, en función de su espurio interés por no postergar las elecciones legislativas, que finalmente perdieron, hizo que apresurada una segunda llamada a la única habitante ilustre de la Argentina y le pidiera una segunda cita.

 

La amable y puntillosa señora Lola me dijo:

 

-Lo espero a las 18:00 en la confitería de Paraguay y Florida pero, adelánteme antes el tema.

-La gripe A, le contesté.

-Ah, bueno... tendremos un rato largo de reunión, me respondió.

 

El día indicado a las 18:00, sin barbijos pero con botellita pequeña de alcohol en gel, a la hora señalada nos encontramos uno frente al otro.

 

-Señora Lola, recurro a usted porque en los últimos días hubo tantas idas y vueltas en torno a la gripe A que necesito de su inagotable memoria para que me clarifique el tema, le dije.

 

-Jorge, mi estimado Jorge, Ud. no se va con chiquitas este tema, no solo viene pesado por la epidemia sino por la forma kirchnerista con que se trató el tema, le pido que no me interrumpa, me acotó.

 

-¡Como Ud. diga señora!, le respondí e hice un interminable silencio que fue ocupado por Lola para descargar la siguiente batería de recuerdos:

 

Ø      "La ex ministra Ocaña pidió la suspensión de las elecciones y nosotros lo sugerimos en las reuniones de expertos. Pero era una decisión política, no una decisión nuestra". (Del coordinador de Epidemiología del Comité de Emergencia Sanitaria de la Nación, Jorge San Juan).

 

Ø      “Las elecciones retrasaron la toma de algunas medidas, como la declaración de la emergencia sanitaria”. (Del coordinador de Epidemiología del Comité de Emergencia Sanitaria de la Nación, Jorge San Juan).

 

Ø      "Se pidió la emergencia sanitaria en tiempo y en forma y si se hubiera dictado la emergencia sanitaria en ese entonces, hubiera permitido manejar fondos libremente, para tomar precauciones que impidieran el crecimiento de la epidemia”. (Del coordinador de Epidemiología del Comité de Emergencia Sanitaria de la Nación, Jorge San Juan).

 

Ø      “Ni la presidente Cristina de Kirchner ni Sergio Massa, jefe del Gabinete de Ministros, superiores de Graciela Ocaña cuando era ministro de Salud, aprobaron el pedido que ella hizo de declarar en tiempo y forma la emergencia sanitaria ante la epidemia de gripe porcina o influenza A”. (Urgente24).

 

Ø      “Ocaña tenía la intención de declarar la emergencia sanitaria cuando el dengue comenzó a convertirse en epidemia, pero en el Senado, el bloque kirchnerista frenó la votación de la medida”. (Urgente24).

 

Ø      “Por la demora en tomar ambas decisiones, Ocaña, también ex interventora del PAMI, fue blanco de críticas de distintos sectores, promovidas en parte por el líder sindical oficialista, Hugo Moyano, quien ambiciona el completo control del dinero derivado a las obras sociales” (Urgente24).

 

Ø      “El motivo de la  renuncia de Ocaña no fue el tema de la gripe A, sino que ella venía planteando diferencias sobre todo el manejo de las obras sociales por lo que ahí está el meollo de la cuestión". (Julio Cobos).

 

Ø      "Creo que Graciela Ocaña no era muy escuchada, por lo que tengo referencias de algunos funcionarios. Ella hizo mucho a lo largo de su gestión en el PAMI, hizo una muy buena gestión y luego en el Ministerio, conforme al límite de sus posibilidades, su gestión fue más que aceptable". (Julio Cobos).

 

Ø      “6 años atrás, cuando investigadores argentinos advirtieron que la Argentina era proclive a tener una pandemia, ninguna autoridad nacional les prestó atención”. (Del ex director del Instituto Malbrán, Emilio Santabaya).

 

Ø      "A través de informes -especialistas del Malbrán firmaron más de 20 informes en 2003, 2004, 2007 y 2008- se sabía que todo esto iba a acontecer entre la primera semana de junio y las últimas de agosto. Se sabía de esto, no se previó todo esto por parte de las autoridades". (Del ex director del Instituto Malbrán, Emilio Santabaya).

 

Ø      “La situación excedió a Graciela Ocaña, ya que esto responde a las autoridades más importantes del país, porque miraron para otro lado y pusieron la salud en el sótano". (Del ex director del Instituto Malbrán, Emilio Santabaya).

 

Ø      “Aquí tienen un equipo con experiencia. Y esto no es para improvisados, ni para los que vienen con ráfagas de individualismo. Confíen en este equipo (Kirchner-Scioli), tengan la seguridad y la tranquilidad de que las cosas van a estar muy bien”. (Daniel Scioli 2009).

 

Ø      “Nosotros hacemos - Kirchner Scioli”. (Eslogan de campaña elecciones legislativas 2009).

 

Ø      “El ministro de Salud Juan Luis Manzur  que, desde que comenzó la epidemia, hubo más de 100 mil infectados con el virus de la gripe A en todo el país. Una cifra 60 veces mayor que la reconocida en el último parte oficial difundido el pasado viernes 26 de junio –dos días antes de las elecciones–, donde tan sólo se confirmaban 1.587 casos”. (Diario Crítica de la Argentina 3 de julio).

 

Ø      “Se está ante una situación importante de la pandemia, debido a que hay más de 100 mil casos y la cifras serán superiores, porque las enfermedades que se trasmiten por vía aérea se difunden muchísimo más". (Del ex director del Instituto Malbrán, Emilio Santabaya).

 

Ø      “El número de muertes también es muy superior a las 45 reconocidas por la cartera sanitaria. Según los especialistas, decenas de fallecimientos aguardan confirmaciones de laboratorio para ser incluidos en los listados de óbitos por H1N1. Y que si se hubieran adoptado medidas más estrictas hace un par de semanas, el impacto epidemiológico y el número de decesos hubiera sido menor”. (lanación.com.ar 3 de julio)

 

Ø      ”Ustedes, hermanos y hermanas, tienen el primer pingüino bautizado bonaerense. Me están haciendo llorar...”. (Néstor Kirchner 2009)

 

Ø      “No vamos a resolver nuestros problemas con llorones. Vamos a lograr la Argentina que nos merecemos y soñamos, aunque algunos mantequitas estén llorando y quejosos”. (Raúl Alfonsín  junio de 1986).

 

Ø      “Tiene razón el presidente Alfonsín: a veces me embargan las lágrimas. Pero llorar es un sentimiento y mentir es un pecado”. (Saúl Ubaldini secretario general de la CGT junio de 1986).

 

Ø      “No, en lo más mínimo -la presidenta Cristina Fernández de Kirchner  no me reprendió por señalar que el virus había afectado a 100 mil personas- ella pidió precisar bien y aclarar de qué estábamos hablando". (Del ministro de Salud, Juan Manzur 4 de julio).

 

Ø      "...Es necesario hacer muchas veces una mirada introspectiva... no para eludir responsabilidades... quienes estamos en el más alto nivel... tenemos la más alta responsabilidad…“. (Cristina Kirchner).

 

Ø      “No se vaya por las nubes de Úbeda”. (Vicente L. Saadi senador PJ por Catamarca, 1984)

 

Ø      “Yo sigo siendo lo que fui siempre: una chica paqueta, una chica de sociedad. Ahora mezclo. Puedo pasarme un fin de semana haciendo campaña y al día siguiente ir a una fiesta paqueta. Eso una lo va incorporando cuando hace política”. (María Julia Alsogaray secretaria de Medio Ambiente 1990).

 

Ø      “Cuando los políticos pisan la alfombra roja, se apunan”. (Carlos Gorostiza secretario de Cultura de la Nación, 1984).

 

Ø      “El ministro de salud Juan Manzur se desdijo de sus declaraciones del 3 de julio, cuando había reconocido que existían 100 mil casos de gripe A en Argentina. Ahora, frente a la Presidenta sostuvo que hay 2.800 casos oficiales y 44muertos. Los otros cerca de 100 mil posibles infecciones están en estudio”. (Diario Crítica de la Argentina –edición on line- 3 de julio).

 

Ø      “A los hombres que nosotros sabemos que son corruptos los tenemos sentados a nuestras mesas y siguen siendo amigos de nuestro amigos y amigos de nosotros mismos”. (De Raúl Granillo Ocampo secretario de la Presidencia de Carlos Menem, 1997).

 

Ø      "El Gobierno argentino estima ahora que hay 100.000 casos de gripe. Antes de las elecciones legislativas del 28 de junio los cálculos hablaban de 1.587 casos”. (Diario El Mundo de España edición on line 3 de julio).

 

Ø      “Yo no soy mago ni Mandrake, pero soy un tipo honesto, decente, creo en la justicia y les puedo asegurar que peleo contra toda la impunidad”. (Néstor Kirchner  19 de julio de 2006).

 

Ø      “Néstor Kirchner sufre un deterioro psicológico". (Eduardo Duhalde).

 

Ø      "Tengo que tratarlo de pelotudo". (Alfredo De Angeli).

 

Ø      “El peronismo es mucho más delincuente que nosotros” (Graciela Fernández Meijide senadora bonaerense por la Alianza 1998).

 

Ø      “Yo estoy adelantado 30 años” (Carlos Menem candidato a presidente, 8 de octubre de 2002).

 

Ø      “Ésta es una discusión de poder y de quién la tiene más grande. Y acá, el que la tiene más grande, soy yo” (Guillermo Moreno secretario de Comercio Interior 2006).

 

Ø      “A vos no te va tan mal, gordito” (Raúl Alfonsín, 1987).

 

Ø      "Hay para tirar manteca al techo" (Néstor Kirchner).

 

Ø      “Hay que sacar este gobierno a las patadas” (Rodolfo Daer, líder de la CGT, 2000).  

 

Ø      “No me atosiguéis” (María Estela Martínez de Perón, 1989).

 

Ø      “¡Qué noche, Teté!” (Roberto Giordano).

 

-Por hoy es todo Jorge, me dijo la señora Lola, mientras yo no podía decir palabra. -¿Se siente bien?

 

Con las pocas ganas que me quedaban de sentirme argentino, le respondí:

 

-Sí, gracias, Sra. Lola Mento, como siempre Ud. ha sido de gran ayuda.

 

Lola Mento se levantó y se marchó sin darme la mano por precaución sanitaria.

 

Yo no sabía que me pasaba. No sabía si estaba deprimido, con gripe A o con dengue… estaba más perdido que Maradona mirando videos de partidos de fútbol con Carlos Bilardo.

 

Argentina, el país de la señora Lola

Escrito por saleconfritas 04-07-2009 en General. Comentarios (0)

http://saleconfritas.blogdiario.com/img/chofusa.jpg 

 

“Nunca se miente tanto como antes de las elecciones, durante la guerra y después de la partida de caza”. – BISMARCK

 

Argentina, el país de la señora Lola

 

Por Jorge Héctor Santos

 

La señora Lola es una permanente habitante de la Argentina de las últimas décadas. Ella es testigo fiel de la historia que hacemos, como protagonistas sufrientes, los argentinos todos los días. La señora Lola vive entre nosotros y, tiene una memoria muy buena. Pero quién es Lola?. Antes de descubrirlo, repasemos la generosa entrega de sus innumerables recuerdos.

 

En una de las tantas tardes frías de este invierno en Buenos Aires, me encontré, sin barbijo y sin alcohol gel -se agotaron-, con la Sra. Lola a quien hace mucho tiempo no recurro.

Sentados en uno de los tantos y caros cafés de la ciudad capital, mantuvimos una sabrosa charla en la que Lola apeló a su maravillosa memoria, esa que no tenemos buena parte de los argentinos y por eso tropezamos frecuentemente con la misma piedra.

 

Sin tan siquiera recurrir a un papel, Lola comenzó a desgranar citas de personajes conocidos de nuestra política de bajo porte y, mamita!!!, cuantas cosas soportan nuestros oídos y no retenemos…

 

Como nadie entra de golpe en conversación sin un preámbulo, Lola me anotició de un hecho fundamental para remozar el arte popular y el ingreso de divisas exportando verdadero talento argentino, esto me contó:

 

“Que suerte que nos encontramos en un día histórico hace mucho que el mundo no asiste al lanzamiento de un producto musical que hará cambiar el eje concentrado hoy en la pérdida de Michael Jackson, desde la Argentina para el mundo esta noche nacen las Spice Girls argentinas”, dijo con ojos saltones.

 

Incrédulo y sin saber nada al respecto, realmente, no sabía de qué diablos hablaba Lola.

 

Tratando de evitar que se diera cuenta que no sabía nada…puse cara de entendido y dejé que siguiera hablando:

 

“Ud. ya sabe son ‘Las Electrostars’ que debutan en Showmatch, el programa de Tinelli. Jorge Rial dice que es el lanzamiento mundial, de estas chicas”, agregó Lola con cara de picardía.

 

Desorientado como perro en cancha de bochas, me confesé desconocedor del tema y se lo confesé, a lo que Lola riendo me dijo:

 

“Mi estimado amigo, es otra de cabotaje del subdesarrollo, en la que Tinelli recurre, nuevamente, a las chicas con que obtuvo mejores ratings el año pasado. Las Spice girls argentinas son Victoria Vanucci, Alejandra Maglietti, Ivana Palloti y Dominique Pestaña”, me dijo mirándome socarronamente a los ojos.

 

Risas fueron y vinieron mientras el mozo acercó los cafés a $ 8 el pocillo.

 

“Lola -le dije- sabe porque estoy aquí, por favor, ordene sus recuerdos y levánteme si me caigo desmayado”.

 

Lola, sin interrupción, empezó a recordar dimes y diretes:

 

Empezó por una pintoresca frase para quien no sea fanático, acerca del actual DT del seleccionado argentino de fútbol:

 

Ø      "No sé si con Maradona entrenamos, ¡pero comemos unos asados!". (De un jugador de Mandiyú cuando Maradona era el técnico).

 

De Duhalde, quien se fue a Europa de vacaciones cuando fueron las elecciones, desempolvó, junto a otras frases que se entrelazan en distintos momentos:

 

Ø      "Los depósitos serán devueltos en la moneda en que fueron hechos".

 

Ø      "Argentina está condenada al éxito...".

 

Ø      “Si el FMI no nos aprueba el préstamo, que sea lo que Dios quiera”. (2002)

 

Ø      “No importa de dónde vengan los capitales. Lo que importa es que vengan”. (Alberto Kohan, 1991)

 

Ø      “Si el mercado quiere dólares, le vamos a dar con el látigo”. (José Luis Machinea, presidente del Banco Central, 1989).

 

 

-Lola me acopló a estos tormentosos recuerdos, los que siguen:

 

Ø      “En este país, nadie hace la plata trabajando”. (Luis Barrionuevo, 1990)

 

Ø      “Estamos mal, pero vamos bien”. (Menem, 1990)

 

Ø      “No sé si voy a sacar el país del problema económico. Pero seguro que voy a hacer un país más divertido”. (Menem, 1990)

 

Ø      “Con la convertibilidad, habrá más de seis décadas de crecimiento y prosperidad en la Argentina”. (Domingo Cavallo, 1991)

 

Ø      “Hacia 1997, la deuda externa comenzará a reducirse. Y hacia fin de siglo, será insignificante”. (Cavallo, 1993).

 

Ø      “Aquí no hay crisis, ni problemas”. (De la Rúa, 2000, horas antes de la renuncia de su vicepresidente, Carlos  “Chacho” Álvarez)

 

Ø      “El 2001 será un gran año para todos. ¡Qué lindo es dar buenas noticias!”. (De la Rúa, mensaje de fin de año de 2000)

 

Ø      “De la Rúa es el Sarmiento del siglo XXI”. (Cavallo, 2001)

 

Ø      "El día 28 cuando estén en la cola, acuérdense del helicóptero". (Néstor Kirchner, 2009)

 

Ø      “Hay que dejar de robar por dos años”. (Barrionuevo, 1996)

 

Ø      “Los argentinos son una manga de ladrones. Desde el primero, hasta el último”. (Jorge Batlle, presidente de Uruguay, 2002)

 

Ø      "El pueblo argentino optará entre profundizar este modelo o volver al lamentable proyecto de país del '76". (Néstor Kirchner, 2009)

 

Ø      "Los Kirchner son los más corruptos que conocí". (Luis Barrionuevo, 2008)

 

Ø      "A mí y a Daniel (Scioli) nos tocó sacar al país del infierno". (Néstor Kirchner, 2009)

 

Ø      "El 25 de mayo de 2003 me tocó asumir junto a Daniel en un país absolutamente quebrado y nos juramentamos luchar con todas nuestras fuerzas, y así fuimos construyendo un país fuerte y bien administrado, que hoy nos permite afrontar los avatares del mundo con seriedad y responsabilidad”. (Néstor Kirchner, 2009)

 

Ø      "La verdad, me siento más cómodo en un piquete o en un paro que acá." (Hugo Moyano, secretario de la CGT, en un congreso cultural)

 

Ø      “No somos ni coimeros, ni corruptos”. (Aníbal Fernández, ministro del Interior, diciembre de 2003)

 

Ø      “La plata me la prestó mi hermano”. (Felisa Miceli, 2007)

 

Ø      “Hay que meterle bala a los delincuentes”.  (Carlos Ruckauf, candidato a gobernador de Buenos Aires, 1999)

 

¡Dios! -me dije- asociando todos estos disparates mi cabeza no resiste…y, Lola siguió:

 

Ø      "Les pido que la ayuden a Cristina, que es una mujer con coraje dispuesta a transformar la patria". (Néstor Kirchner)

 

Ø      "Un país que lo soñamos, que Cristina lo sueña junto con la clase media, los intelectuales, los industriales, los jóvenes, todos los argentinos que quieren hacer grande este país". (Néstor Kirchner)

 

Ø      "Si Cristina hubiera querido quedar bien con tantas cosas. Ella me dijo: no vine a dejar las convicciones en mi casa, vine a luchar por la equidad social, por el nuevo tiempo tiene el racionalismo de la inclusión y la justicia". (Néstor Kirchner)

 

Ø      “Para algunos, lo que tenía que hacer Cristina era tratar de acordar de cualquier forma, tenía que hacer era un acto de racional, y acordar de cualquier forma, pero no lo hizo porque esta la frente de la lucha por la redistribución del ingreso". (Néstor Kirchner)

 

Ø      “Para ser buena política no me tengo que disfrazar de pobre”. (Cristina Fernández de Kirchner, 2007)

 

Ø      “Cristina es un riesgo como Presidente”. (Duhalde, abril de 2007)

 

Ø      “Que se vayan todos; que no quede ni uno solo”. (Clamor popular, diciembre de 2001)

 

A esa altura, mi cuerpo destilaba bronca y contracturas pero, Lola, era impiadosa:

 

Ø      “Cristina me pidió que me juramente ante ustedes: nosotros respetamos las decisiones del Congreso nacional, sea cual fuere, no  venimos a apretar a nadie, no venimos a especular”. (Néstor Kirchner).

 

Ø      "Estamos bien; estamos ganando bien la elección. Vamos a sacar quince puntos de diferencia”. (Néstor Kirchner)

 

Ø      "De Narváez está desesperado porque sabe que pierde" (Néstor Kirchner, 24 de junio 2009)

 

Ø      "Entre los grandes perdedores va a estar el grupo monopólico (Clarín) que ha jugado fuerte en estas elecciones. ¿Qué es lo que enfrenta al gobierno de Cristina con el Grupo Clarín? Un temor pánico a la pérdida de su hegemonía mediática en el mercado de las telecomunicaciones y el proyecto de la nueva Ley de Radiodifusión". (Néstor Kirchner 2009)

 

Ø      “Yo no escribo nombres en las servilletas, ni presiono a los medios de comunicación”. (Néstor Kirchner, 1997)

 

Ø      “Si Kirchner me dijera ‘Te necesito regando las plantas’, me iría a regarlas”. (Rafael Bielsa, diciembre de 2004)

 

Ø      “Sería inhumano traer gente y no proveerle el transporte”. (Julio Pereyra, coordinador de campaña del Frente para la Victoria en Buenos Aires, 2005)

 

Ø      “Minga les vamos a aumentar las tarifas”. (Kirchner, 2005)

 

Lola estaba apurada y cerca del agotamiento, pero antes me dejó esto de su largo repertorio:

 

Ø      “Espero poder ofrecerles a los porteños el mejor plan para el período 2007-2011”. (Daniel Scioli, junio de 2006, cuando su objetivo político era ser jefe comunal de la Capital Federal)

 

Ø      “No me asusta la posibilidad de tener que gobernar la provincia”. (Scioli, diciembre de 2006, luego de su postulación a gobernador de la provincia de Buenos Aires).

 

Ø      “En cualquier momento, Scioli termina siendo candidato en Santa Cruz”. (Gerardo Morales, presidente de la Unión Cívica Radical, 2006).

 

Ø      “Me voy a ir a un café literario”. (Kirchner, octubre de 2007)

 

Ø      “Soy un soldado de Cristina”. (Néstor Kirchner, marzo de 2008)

 

Ø      "Kirchner es un tipo desagradable, desagradable, un demagogo, no parece o no tiene las ideas claras". (Mario Vargas Llosa, escritor peruano)

 

Ø      “Les dije que por ser mujer me iba a costar más”. (Cristina Kirchner, marzo de 2008)

 

Ø      “En realidad, Kirchner es el mejor referente que tenemos y es un honor que nos represente a todos”. (Diana Conti)

 

Ø      “Voy a hacer uso de los anteojos, que odio hacerlo pero no me queda más remedio porque son muchas las marcas. Las mujeres somos todas muy coquetas y no nos gusta usar anteojos pero me voy a tener que operar en algún momento, juro que lo voy a hacer.” (Cristina Kirchner)

 

Ø      “Esto es igual a la década del '70, a los Kirchner sólo les faltan las armas”. (Alfredo De Angeli)

 

 

Abatido le pedí la cuenta al mozo, mientras me despedía de Lola, a quien le pedí que me recordara su apellido.

 

-Mento, me dijo. Lola Mento.

 

 

¡Avisen a la policía, que no escape!!!

Escrito por saleconfritas 02-07-2009 en General. Comentarios (1)

http://saleconfritas.blogdiario.com/img/chori.jpg 

 

 

¡Avisen a la policía, que no escape!!!

 

 

El secretario de Tranporte, Ricardo Jaime, es la primera cabeza que rueda como figura de peso del corazón del kirchnerismo, que sale eyectado del gobierno luego de la contundente derrota que sufrió el oficialismo el domingo pasado.

 

El funcionario dio a conocer su renuncia "indeclinable" a través de un cable de la agencia Télam, así como la dimisión de Jaime en rigor forma parte de un bloque completo de renuncias que le presentaron a la Presidenta todos los funcionarios políticos del Ministerio de Planificación -empezando por el propio Julio de Vido-, luego de la derrota del domingo. Sólo que en este caso fue aceptada.

 

Según informaron fuentes del gobierno, habría pesado en la decisión del Secretario de Transporte una información sensible que llegó a sus oídos: la Justicia tendría decidido avanzar con la causa que se abrió en su contra, por la presunta compra de un jet privado de más de 6 millones de dólares.

 

Jaime junto a Julio de Vido, es uno de los funcionarios más denunciados del kirchnerismo y acumula más de 20 causas en su contra. "Jaime se enteró que avanzaba la causa del avión y no quiso sumarle más costos al gobierno", informó la fuente.

 

El ahora ex secretario de Transporte le había pedido al propio Néstor Kirchner que interceda por él ante la justicia federal, y recibió un mensaje desolador: "Lo siento, esta vez no se puede hacer nada".

 

Eran las diez de la noche, hacía pocas horas que había asumido el nuevo ministro de Salud, la presidenta Cristina Kirchner todavía estaba en su despacho, pero buena parte de los funcionarios más importantes de la Casa Rosada seguían sin saber qué sería del Gabinete a la mañana siguiente: a la renuncia del secretario de Transporte, Ricardo Jaime, se le sumó al atardecer el intento de partida de otro emblemático del ultrakirchnerismo, Guillermo Moreno, titular de Comercio Interior.

 

“El Loco”, como lo llama Néstor, puso su renuncia a disposición del matrimonio gobernante, pero ambos la rechazaron, al menos por ahora, confirmaron fuentes oficiales: “No hay más cambios”, intentó despejar las dudas la mandataria a quienes le preguntaron por la sangría de funcionarios. Pero ni siquiera sus ministros estaban realmente convencidos de aquellas palabras.

 

“Son operators, operators”, se rió Cristina cuando le comentaron que un canal de noticias daba por hecho que Moreno ya no pertenecía al Gabinete. A pesar de esa frase, un gobernador, un secretario de Estado y varios funcionarios de segundas líneas aseguraron que Moreno había presentado su renuncia a la Presidenta, con quien estuvo reunido después de participar del acto de asunción del nuevo ministro de Salud, Juan Manzur. Aunque la epidemia de Gripe A acecha al país, en ese acto la mayoría de los gobernadores, ministros y legisladores comentaban y repetían las diferentes versiones de renuncias y enroques de los miembros del Gabinete.

 

El Salón Blanco estaba repleto de hombres del poder, pero ayer estaban extrañamente desinformados. El diputado kirchnerista y abogado del sindicato de camioneros, Héctor Recalde, no sabía que Jaime había renunciado, aunque fue un funcionario clave para su gremio, casi un socio de su jefe, Hugo Moyano.

 

Los gobernadores celebraban entre susurros la dimisión de Jaime, pero más todavía la ida de Moreno, a la que creían confirmada: “Es lo que estábamos esperando que pasara, el desmanejo del INDEC no daba para más”, se entusiasmó de manera prematura uno de ellos frente a este diario. Por la noche, Moreno seguía trabajando en su oficina de la avenida Belgrano.

 

Antes del acto de asunción de Manzur, el ministro de Economía, Carlos Fernández, se desesperó cuando Crónica TV emitió una placa roja confirmando que él también dejaba su puesto. Lo mismo hizo C5N una hora más tarde. Fernández caminaba por el sector presidencial y se cansó de negar su partida del Palacio de Hacienda.

 

El ministro de Planificación Federal, Julio De Vido, había dejado trascender que los Kirchner le habían pedido que se quedara después de que él les pusiera su renuncia a disposición, el lunes. Ayer, el matrimonio lo premió nombrando a Juan Pablo Schiavi, uno de sus leales, como reemplazante de Jaime, con quien mantenía una feroz interna política.

 

Las versiones de renuncia incluyeron anoche a otro de los subalternos de De Vido, Daniel Cameron, el secretario de Energía, un funcionario “cristinista” que hace tiempo desliza que está agotado por el trajín diario de la gestión.

 

La Presidenta despejó las dudas sobre el futuro de uno sus funcionarios con mayor poder, el ministro de Justicia y Seguridad, Aníbal Fernández, cuando confirmó que le había pedido que la acompañe a Honduras, un viaje que tiene agendado para el sábado.