Sale con fritasss

Rajemos que el barco se hunde!!!

Escrito por saleconfritas 24-05-2009 en General. Comentarios (2)

http://saleconfritas.blogdiario.com/img/raje.jpg

 

 

KIRCHNER TRAMITÓ LA CIUDADANÍA ALEMANA

 

EXCLUSIVO: EL PLAN DE FUGA DE LOS PINGÜINOS

 

A poco de abandonar el gobierno y colocar a Cristina como su “Chirolita” en la Casa de Gobierno, Néstor Kirchner comenzó los trámites para obtener la ciudadanía alemana, un proceso ya concluido y que hace al primer candidato a diputado nacional por la provincia de Buenos Aires como un hombre con doble ciudadanía, su originaria argentina y su adoptiva alemana.

 

Hijo de un descendiente de alemanes -Néstor Carlos, ex funcionario de Correos y conocido como el gran usurero de Santa Cruz-, la ascendencia paterna le confiere el derecho de adoptar la ciudadanía de sus ancestros y así poder ser miembro de la Comunidad Europea.

 

El detalle no es anecdótico ni un reconocimiento del ex Presidente a la tierra de su familia paterna.

 

La ciudadanía alemana la usaría para refugiarse en ese país, al igual que lo hizo Fujimori en Japón cuando destituido del gobierno, fue acusado por múltiples casos de corrupción.

 

Es cierto que ahora que Fujimori fue condenado en Perú a unas cuántas décadas de cárcel después que Japón desistiera de proteger a uno de sus súbditos múltiplemente acusado en los juzgados de Lima, es lógico suponer que la ciudadanía alemana sólo le permitiría a Néstor Kirchner dilatar su extradición en el momento que un futuro gobierno lo lleve a la Justicia acusado de innumerables casos de corrupción y hasta narcotráfico, si avanza en el futuro la investigación de la causa de la aerolínea Southern Winds, transportadora oficial de cocaína del entonces Presidente y su séquito.

 

Y si también se insiste en la Justicia en el homicidio del empresario pesquero de Santa Cruz Raúl “Cacho” Espinosa, muerto por un sicario presuntamente de la ETA protegido por Néstor Kirchner, la situación se tornaría mas grave aún y difícilmente el gobierno alemán se atreva a proteger a un ex Presidente que adoptó la ciudadanía germana no por amor a sus antepasados sino para defenderse del “Nunca mas” a que se deberá atener el kirchnerismo cuando abandone el gobierno.

 

La tramitación del Néstor K de la ciudadanía alemana no fue un rumor surgido de cualquier usina informativa o desinformativa.

 

Se la contó a su séquito de amigos y subordinados Rudy Igor Ulloa cuando hace un tiempo entró en cortocircuito con su viejo jefe y amigo, a raíz de un dinero que el ex Presidente no le autorizaba retirar de algunas de las muchas cajas negras que maneja el gobierno.

 

Ulloa se alteró en demasía por los compromisos asumidos con terceros y en una rueda de amigos confió una discusión muy fuerte que habría mantenido con el ex Presidente, a quien le habría reprochado que mientras él pensaba refugiarse en Alemania cuando le llegase la hora final, el resto de su cofradía presentaba un destino incierto, aunque muchos terminaran de una u otra forma en la cárcel.

En ese entonces (mediados del año pasado), Rudy Ulloa produjo algunos movimientos sospechosos. Se mudó a un country de Pilar, vendió muchas de sus propiedades y envió pertenencias valiosas a Punta Arenas, Chile, su lugar de origen.

 

Ulloa argumentó entonces que se estaba divorciando, pero su movimiento sonaba más a una huída anticipada que a evitar un reparto de bienes en plena disolución conyugal.

 

Ya finalizada la crisis del campo con la derrota del kirchnerismo en el Congreso por la Ley de Retenciones, Ulloa avizoró que la caída del gobierno era inminente y quienes estuviesen involucrado en causas que pudieran llevarse a la justicia tenían que preparar la retirada con el mejor orden posible.

 

Alguien le preguntó entonces si “Cristina también se refugiaría en Alemania”, y Ulloa respondió que no, pese a ser una incógnita el futuro de la actual Presidenta cuando abandone su mandato.

 

Desde ya, se sabe que odiaría vivir en Cuba, y que tampoco la Venezuela de Chávez le viene bien. “Pero Alemania, nunca”, habrían sido entonces las palabras de Cristina frente a la posible radicación con su marido en el país germano.

 

En aquellos días -vale recordar que el deterioro de los K aún no había avanzado a niveles tan pronunciados como ahora-, después de la derrota frente a “La 125″, se hablaba de un plan de fuga frente a la crisis institucional más o menos programado.

 

Mientras Néstor Kirchner preferiría sembrar un caos institucional y retirarse al estilo De la Rúa, pero victimizándose de la misma crisis que él pergeño, algunos a su alrededor prefirieron aconsejar una movida de piezas menos traumática.

 

Por caso, una renuncia conjunta de Cristina pero también de Julio Cobos, una asunción provisoria del gobierno de José Pampuro, un retiro de la Gobernación de la Provincia de Daniel Scioli para que tome su lugar Alberto Balestrini.

 

En el kircherismo suelen definir la confianza que le tienen al gobernador motonauta de la siguiente forma: “No hay que perder de vista que Daniel Scioli es tanto un genuflexo serial, como un traidor compulsivo… así que dejarlo con poder en la provincia no es para nada seguro para los K.”

 

Las próximas elecciones -si se llegan a realizar- definirán mucho el futuro de ese plan de fuga de los pingüinos para el tiempo que les llegue a ellos también el “Nunca Mas”.

 

Lo cierto e indubitable es que ya Néstor Kirchner pronostica un sombrío futuro, que hasta tanto le llegue la extradición, la pasará seguramente en las cervecerías alemanas haciendo uso de la ciudadanía que recientemente adquirió.

 

Lo decía Jorge Porcel: ¿No es fino?

 

Jorge D. Boimvaser

Especial para Tribuna de periodistas

 

La Internacional de los Boludos

Escrito por saleconfritas 23-05-2009 en General. Comentarios (1)

http://saleconfritas.blogdiario.com/img/peron.jpg 

 

 

La Sexta Internacional es la Internacional de los Boludos. Están en todas partes y no descansan nunca, están todo el día haciendo boludeces”. Gral Juan Domingo Perón

 

Adelantado a su época

 

Perón fue profesor durante los años 30, poco antes del estallido de la Segunda Guerra Mundial. Entonces, esta descripción tuvo que haber sido hecha por el entre 1930 y 1938 aproximadamente: las internacionales sinárquicas que describió hace más de 70 años prácticamente siguen siendo las mismas.

 

Podemos decir entonces que Perón fue un adelantado a su época: se sabe también que a comienzos de los años 70, Perón ya hablaba del mundo “mundializado”, 20 años antes de comenzar el proceso de globalización.

 

Descripción de las internacionales

 

A continuación describiremos cada Internacional según el orden en que las nombrara el general Perón.

 

Masonería

 

La masonería fue fundada hacia fines del siglo XVII. Si bien su objetivo principal era, al igual que la antigua gnosis, la evolución espiritual y el aprendizaje del hombre pronto aparecieron dentro de su seno sociedades secretas como los Iluminati que convirtieron a la masonería en un verdadero aparato sinárquico.

 

La mayor parte de las logias masónicas están integradas por judíos, tanto en la cúpula como en sus distintas jerarquías o grados.

 

La masonería estuvo detrás de la Revolución Francesa (abuela de la revolución comunista de 1917), las dos guerras mundiales, y posiblemente en años más recientes, de los atentados a las torres gemelas. La masonería ah llegado incluso a infiltrarse en el seno de la iglesia católica y viceversa.

 

Vaticano

 

Perón consideraba a la Iglesia Católica, más precisamente al Vaticano como una internacional sinárquica. Dentro de la Santa Sede separaba al pontificado por un lado y a la jerárquica gobernante por el otro.

 

Olvidando el legado de Jesucristo, la Santa Sede no solo amasó una imponente fortuna sino que se lanzó a formar parte de la sinarquía internacional: sus mensajes emplean la capciosidad y el entendimiento de "ciudadanos del mundo", "hombre universal" o "gobierno universal".

 

Dentro del catolicismo se destaca el Opus Dei, organización de tipo liberal y católica que se la considera como una colateral de las logias masónicas existentes. Esta secta trata de confundir a los movimientos nacionales de liberación, para desorganizarlos y obtener el dominio de los mismos, en una definitiva estrategia sinárquica.

 

Sionismo

 

La rama más extremista del la religión judía es en nuestros días (y también en el momento que Perón describió las sinárquicas) la internacional más poderosa de todas. Aunque fue fundada en 1879 por Theodor Herzl sus planes son anteriores. Ya desde las sombras se había formado este movimiento cuya sede central era Estados Unidos, donde el presidente Jacobo (James) Monroe manifiesta que América (los Estados Unidos), será la guía, la cabeza del mundo.

 

En 1860 el judío francés Cremier, dijo: “Ante todo nosotros queremos quedarnos judíos y no reconocemos otra religión. La gloria judía debe cubrir toda la Tierra”.

 

En 1897 se reúne el primer Congreso Mundial Judío – sionista y se establecen las bases de lo que sería –como dijimos anteriormente- la internacional más poderosa: se escriben Los Protocolos de los Sabios de Sión, tildado de falsificación antisemita varios años después.

 

Sin embargo todo se cumplió tal cual los protocolos: la revolución comunista de 1917 y los siguientes gobiernos marxistas alrededor del mundo son prueba de ello. El mayor logro del sionismo fue la usurpación de Palestina, donde desde hace 60 años se practica el holocausto palestino.

 

Comunismo

 

Como nombramos anteriormente el comunismo es el arma del sionismo: desde la publicación del manifiesto comunista de Karl Marx en 1848, su poder fue incrementándose hasta mezclarse con el capitalismo liberal.

Su huella dejó un saldo de cerca de 120 millones de muertos desde 1917 hasta la fecha. Si bien “desapareció” en 1991, el marxismo cultural nunca murió, sino que vive en las democracias occidentales. Hoy existen varios países marxistas-liberales (Suecia, Venezuela, Noruega) y meramente marxistas (Cuba, Laos, Corea del Norte).

 

Socialdemocracia

 

Perón fue un gran visionario al catalogar como una internacional sinárquica a la socialdemocracia: hasta esos años la socialdemocracia solo había servido como puente para llegar al comunismo (Lenin y Stalin habían transitado por la socialdemocracia antes de la revolución).

 

Después de la Segunda Guerra Mundial y en especial después de la caída de la URSS es cuando se fortalece: la mayoría de los países europeos y americanos pasaron por la socialdemocracia o el llamado “eurocomunismo” que es prácticamente lo mismo (en la Argentina tuvimos el ejemplo del rey de la inflación Raúl Alfonsín o incluso el actual gobierno de los Kirchner).

 

Internacional de los "boludos"

 

"Boludo" en el lunfardo argentino quiere decir idiota o imbécil. Perón utilizó la expresión “boludos” seguramente para referirse a la apatía o ignorancia en general.

 

El general Perón lo que quiso decir es que gracias a el control sinárquico de los medios de información y la educación, la gran mayoría de las personas tiene un mal concepto o simplemente ignoran quienes están detrás de una buena parte de los problemas mundiales.

 

Es algo muy difícil de entender a la perfección, pero lamentablemente la existencia de un gobierno sinárquico mundial es tristemente real.

 

 

Negocios inmobiliarios K

Escrito por saleconfritas 18-05-2009 en General. Comentarios (2)

 

Bucarest, 18 may (EFE).- El Estado rumano ha cedido hoy a sus legítimos propietarios el Castillo de Bran, la fortaleza medieval que supuestamente inspiró a Bram Stoker para describir el castillo de su celebérrimo personaje, Drácula, e informan hoy en medios locales que sus legítimos dueños fueron tentados desde la Argentina por el matrimonio Kirchner para hacer un intercambio de propiedades.

 

El Archiduque Dominico de Habsburgo actual propietario del Castillo de Bran, situado en la provincia de Brasov, en el centro de Rumania, fue tentado con recibir a cambio el “Hotel Los Sauces” en El Calafate, y a pesar que sus consejeros inmobiliarios le recomiendan que haga negocio en el trueque, el noble rumano aún no entiende por qué el matrimonio argentino tiene tanto apuro que sea el 29 de junio de este año.

 

De todos modos Bran es uno de los grandes atractivos turísticos de Rumania por su supuesta relación con el Conde Drácula y su inspirador el señor de la guerra del siglo XV Vlad Tepes, y toda la fama del lugar se debe a su condición de haber sido el Castillo de Drácula.

 

Los Kirchner consideran que es el lugar perfecto para su retiro y han insistido en que lo harán muy atractivo, ya que en la actualidad la mayoría de los turistas que visitan Bran se van decepcionados sin haber encontrado a los tenebrosos vampiros que buscaban.

 

 

http://saleconfritas.blogdiario.com/img/circus.jpg 

De felpudo a retiario

Escrito por saleconfritas 16-05-2009 en General. Comentarios (1)

http://saleconfritas.blogdiario.com/img/retiario.jpg 

 

Un reciario (en latín, retiarius y en plural, retiarii, que puede traducirse literalmente como «hombre de la red» o «luchador de la red».

 

El duelo del día después 

  

  Por James Neilson (*)

 

  Es triste y cada vez más solitaria la vida de un político que sabe que el tiempo le está jugando en contra, que ya no se trata de acumular más poder, sino de intentar conservar el que todavía tiene, sobre todo si es cuestión de un personaje de naturaleza tan desconfiada como la de Néstor Kirchner que siempre ha preferido rodearse de mediocridades y adulones apenas presentables por entender que no le harán sombra.

 

Además de preocuparse por los desafíos planteados por adversarios declarados como Julio Cobos, Carlos Reutemann, Francisco de Narváez, Felipe Solá, Elisa Carrió, Margarita Stolbizer y compañía, el presidente de facto tiene que mantener bajo vigilancia al hombre que es, en teoría por lo menos, su aliado principal en la lucha titánica por defender el poder que supo construir sobre la base de aquel escuálido 22 por ciento del voto popular que consiguió en el 2003.

 

Kirchner sabe mejor que nadie que el ex vicepresidente, actual gobernador bonaerense y candidato trucho a diputado Daniel Scioli está esperando el momento para abandonarlo a su suerte, a “traicionarlo”.

 

Lo ha sabido desde el día en que se resignó a tenerlo como compañero de fórmula. A esta altura también se habrá dado cuenta de que Scioli se las arreglará para aprovechar en beneficio propio los resultados de las elecciones legislativas del 28 de junio, atribuyéndose un eventual triunfo o dando a entender que el santacruceño fue el único responsable de la derrota si los votantes le son tan esquivos como prevén ciertas encuestas desagradables según las cuales los llamados “disidentes” peronistas, Francisco de Narváez y Felipe Solá, y hasta los progres molestos de la UCR y la Coalición Cívica, podrían superarlo.

 

Siempre y cuando Scioli se maneje con su soltura habitual, virtualmente cualquier desenlace le vendría bien. En cambio, a Kirchner le sería difícil sacar mucho jugo incluso de una sorprendente victoria arrolladora.

 

En el 2003, Kirchner no tuvo más opción que la de permitir que Scioli lo acompañara en la fórmula que fue ideada por Eduardo Duhalde a fin de cerrarle el paso al insoportable Carlos Menem.

 

Felizmente para los santacruceños, es imposible estimar cuántos votos aportó Scioli en aquella oportunidad, pero es legítimo aventurar que sin ellos Kirchner hubiera perdido.

 

Sea como fuere, una vez elegido, con la ayuda de su mujer el caudillo en ciernes trató enseguida de librarse de él, ninguneándolo, insultándolo, privándolo de parcelitas de poder, dejándole saber que era un intruso que debería irse a otra parte.

 

La ofensiva no funcionó. A diferencia de su sucesor Cobos, que al rebelarse contra la mezquindad kirchneriana se trasladó al campo opositor, Scioli reaccionó sonriendo amablemente, bajando el perfil y poniéndose a aguardar hasta que los Kirchner entendieran que, al igual que en las elecciones del 2003, necesitaban contar con un presunto aliado de imagen balsámica que, sin esforzarse demasiado, podría ganar la gobernación de una provincia tan fundamental como la de Buenos Aires.

 

Pero no sólo es cuestión de la diferencia enorme que se da entre el estilo emoliente de Scioli y el patentado por los K. Por mucho que el ex motonauta jure sentirse plenamente consustanciado con “el modelo nacional y popular” que Néstor y Cristina dicen estar impulsando, es por su formación un conservador moderado de instintos que en otras circunstancias sus jefes formales no vacilarían en descalificar como “neoliberales”.

 

Huelga decir que la ambigüedad así supuesta no lo ha perjudicado. Por el contrario, constituye una parte muy importante de su capital político.

Merced a ella, Scioli podría vincularse con facilidad pasmosa con los “disidentes” peronistas de la provincia que gobierna, con Reutemann, con los porteños de Mauricio Macri e incluso, si bien le sería un poco más difícil, con la gente de la Coalición Cívica.

 

Nadie le pide definiciones ideológicas porque se supone que no le interesan tales abstracciones. Se da por descontado que es un pragmático, un hombre del centro que se siente cómodo entre los empresarios tanto nativos como extranjeros, que puede charlar con Cobos sin tratar de golpearlo y que seguirá flotando de un lugar a otro según soplen los vientos. En un país tan veleidoso como la Argentina, la capacidad de Scioli para adaptarse a nuevas circunstancias le ha permitido capear tormentas que hubieran hundido a políticos de imagen menos borrosa.

 

Entre otras cosas, el prólogo exasperante de la campaña electoral ha servido para llamar la atención de casi todos, la extrema debilidad de los Kirchner.

 

El mero hecho de que, una vez más, hayan tenido que convocar a Scioli para salvarlos de una humillación, fue de por sí más que suficiente como para subrayarla.

 

Por lo demás, al inventar lo de los candidatos testimoniales, Néstor confesó tácitamente que sin la ayuda del gobernador y de un batallón nada entusiasta de intendentes bonaerenses no tendría posibilidad alguna de salir airoso de la prueba que, con temeridad, decidió enfrentar en un esfuerzo desesperado por impedir que después de las elecciones su mujer quedara a la merced de un Congreso dominado por opositores y que él mismo terminara despojado de la jefatura de la parte principal del aparato peronista.

 

Puede que últimamente Néstor haya entendido que fue una mala idea convertir las elecciones legislativas en un plebiscito sobre su propia persona –en este drama, el papel de Cristina es meramente decorativo–, pero a menos que nos tenga preparada otra sorpresa mayúscula, ya le es tarde para barajar y dar de nuevo.

 

Pues bien: ¿qué hará Scioli el 29 de junio? Lo más probable es que comience a alejarse, con cortesía y sin estridencia, de los patagónicos.

¿Y qué harán estos? Con toda seguridad protestarán con amargura, acusándolo, en público o en privado, de haberlos traicionado, y tratarán de usar lo que les haya quedado del poder, sobre todo el provisto por la caja, para castigarlo por el pecado de creerse capaz de valerse por sí mismo.

 

Pero para entonces Scioli ya estará en otra cosa: confiado en que por fin el tiempo se haya puesto a su lado, podrá dejarlos rabiar a sabiendas de que le conviene que la gente siga comparando su forma tranquila de actuar con la conducta rutinariamente iracunda de Néstor y Cristina.

 

A su modo, Scioli se asemeja a un retiario, o sea, al luchador romano que, con una red y tridente, combatía con un gladiador armado de una espada filosa.

 

Con tal que no cayera víctima de una estocada inesperadamente feroz –y los Kirchner son especialistas en asestarlas–, podía aguardar hasta que su contrincante se cansara para entonces atraparlo en su red y darle el golpe de gracia con el tridente.

 

Mientras que los gladiadores típicos se caracterizaban por su brutalidad, los retiarios tenían que ser más sutiles y más pacientes, puesto que, de chocar frontalmente con su rival, llevarían la peor parte.

 

Desde aquel mayo del 2003, Scioli ha procurado no enojar a la pareja de santacruceños atrabiliarios con los que un destino caprichoso lo ha obligado a convivir, pero no puede sino entender que pronto le llegará la hora de cobrar por los años de maltrato que ha soportado con aquel estoicismo un tanto burlón que es una de sus características más notables.

 

Puede que Néstor Kirchner y su esposa sólo hayan querido asustar a la gente hablando del caos en que caerá el país si el Congreso se llena de senadores y diputados contrarios a su sacrosanto “proyecto” particular, pero sus advertencias en tal sentido distan de ser tan absurdas como dicen los voceros opositores.

 

Aquí, los intervalos entre el derrumbe de un “proyecto” caudillista y la consolidación del siguiente siempre han sido turbulentos, razón por la que al aproximarse las elecciones, un clima de incertidumbre paralizante se ha difundido por el país.

 

¿Resultará ser más fuerte la voluntad mayoritaria de obligar a los Kirchner a comportarse de manera menos arrogante y caprichosa o, si se niegan a hacerlo, de verlos “destituidos”, que el temor a otro período signado por el desorden, o sea, por la “ingobernabilidad”?

 

En el caso de que sea positiva la respuesta a esta pregunta clave, después del 28 de junio comenzará una fase en que el país querrá encolumnarse detrás de quienes parecen estar en condiciones de brindarle la mezcla de firmeza y moderación que claramente anhela, de ahí el atractivo de las imágenes de dirigentes como Cobos, Reutemann y, desde luego, Scioli.

 

Cuando el gobierno del presidente Fernando de la Rúa hacía agua, cobró cierta importancia una “liga de gobernadores” que se ofreció para garantizar un mínimo de estabilidad.

 

Tal y como están las cosas, parece más que probable que a partir del 29 de junio el Gobierno nacional –el que de no lograr el Frente para la Victoria un triunfo épico, saldrá herido de la contienda–, dependa de la colaboración de quienes hasta ahora ha tratado como vasallos. De ser así, los gobernadores provinciales disfrutarán de otro momento de protagonismo, lo que brindaría al más poderoso de todos, el bonaerense Scioli, una buena oportunidad para intentar convencer a la ciudadanía de que es el hombre indicado para suceder a Cristina, alternativa esta que no agradaría en absoluto ni a ella ni a Néstor, pero que dadas las circunstancias podrían considerar la menos mala disponible.

 

    (*) Periodista y analista político, ex director de “The Buenos Aires Herald”.

 

Sinceros y adulones

Escrito por saleconfritas 16-05-2009 en General. Comentarios (1)

http://saleconfritas.blogdiario.com/img/peron.jpg 

 

 

SINCEROS Y ADULONES

 

 

Juan Domingo Perón se ríe. Aprovechando su buen humor le formulo una pregunta delicada:

 

—¿Usted otorgó su autorización para designar con su nombre, y con el de Eva Perón, a provincias, ciudades, calles, etcétera? Y si no lo ordenó... ¿por qué lo admitió? ¿No lo considera usted, general, una especie de auto homenaje?

 

—Le voy a decir... El que está en el gobierno necesita desenvolverse entre una legión de hombres buenos, capaces, desinteresados y honestos... Pero ocurre con mucha frecuencia que uno se encuentra rodeado por una legión de alcahuetes que son todo lo contrario, y otra legión más de adulones a los cuales es necesario tolerar porque en política hace falta universalizar todas las cosas, ya que la sectarización es un proceso de debilitación y la debilidad política perjudica.

 

Así que usted los necesita a todos: los buenos y los malos. De lo contrario se queda solamente con los buenos, que son muy poquitos... ¡Y en política con poquitos no se hace nada!

Cuando se hicieron todas esas designaciones... bueno, a mí personalmente no me interesaban. Pero: ¿cómo iba a negárselo a toda esa gente? Tendría usted que pelearse con un montón de hombres y mujeres, con medio mundo... Y yo no soy amigo de pelearme ni nada de eso... Y al final ni me interesa que hayan puesto nombres o que los hayan borrado. Lo que interesa es lo que dejé. Que digan, que no digan de mí... le repito que no me interesa. Yo estoy aquí, tranquilo, sabiendo que el único negocio que realmente hice en mi vida ha sido la compra de esta casa. Fue hace siete años. En ese entonces yo pagaba veinte mil pesetas mensuales por un departamento en el centro de Madrid... Tengo un amigo coronel, ¿sabe? Era presidente de una inmobiliaria, y entonces me dijo el coronel: "Hombre, está tirando plata a la calle; usted se puede hacer su casa con eso".

"Bueno —le respondí-— si nos arreglamos... ¡Encantado!".

El me dijo: "Si usted tiene un millón, yo le hago la casa, y con los veinte mil que usted está pagando por el departamento, pagamos la tierra que adquiere".

 

"Bueno —respondí—, el millón lo tengo". Y así fue cómo compré una hectárea. Pasaron siete años, y esta casa que me costó un millón hoy vale 16.000 pesetas el metro cubierto. Hice un buen negocio... ¿o no?

 

Le formulo la pregunta que le harían todos ustedes:

—¿Piensa volver algún día a la Argentina ? La respuesta es inmediata; "Cuando pueda, vuelvo".

 

GRIS

 

Y luego Juan Domingo Perón habló de su cabello —que no se tiñe.

 

—No me cuido el cabello. Lo único que cuido es que lo que está dentro de mi cabeza no se me marchite y que lo que está dentro de mi pecho no se intimide. Es decir — aclara—, que a mí me interesa más el continente que el contenido... Perdón, el contenido que el continente...

 

Se ríe. Me habla de los callos a la madrileña, de la preocupante presión baja de Isabelita.

—Hay que tonificar un poco el vago —explica.

Luego habla de sus árboles, me relata la historia de su pozo de agua, que pertenecía a Carlos III. Es un hombre como tantos. Gris. ¡Qué extraño! El que tanto detesta el gris se está convirtiendo en un personaje opaco, apático y gris.

 

Ya nada lo conmueve, nada lo emociona, nada lo entusiasma o alegra profundamente.

 

Él, que tanto desprecia la mediocridad, se está transformando en un burgués que se conforma con revivir el pasado, confundiéndolo a veces con el presente, acumulando recuerdos, magnificando su audacia, su valentía.

 

Porque ahora más que nunca Juan Domingo Perón necesita acentuar obstinadamente su infalibilidad. En su mente ha creado —por autodefensa, para no destruirse— un Juan Perón perfecto, equilibrado, invencible, un Juan Perón totalmente privado de cualquier debilidad humana, que desconoce el miedo...

 

Un Juan Perón nacido para conducir, nacido para vencer, incapaz de flaquear ni de titubear... Un personaje muy parecido a Alejandro Magno. Sí, eso es... Él, lejos de su país, solo, necesita identificarse con ese Juan Domingo Perón que ha creado quién sabe cuándo, y vivir intensamente las glorias de su pasado... Ignora los fracasos.

 

El es Juan Domingo Perón, un militar fuerte, gran deportista, sano física y mentalmente, que ha sido "Comandante en Jefe de todas las fuerzas y gobernado a todos los argentinos".

 

Y fue bondadoso, correcto, justo... El hombre que durante todo el transcurso de su vida aceptó sólo la existencia de dos colores, dos categorías; ignorando todos los infinitos matices que posee la vida ... ahora tiene una pálida tonalidad gris... Y no es ni malo ni bueno, ni loco ni cuerdo, ni justo ni injusto. Es un hombre.

 

 

Revista siete días ilustrados 5/12/1967

 

Gentileza Mágicas Ruinas y Dr. Parbst