Sale con fritasss

Existe tensa calma ante el conflicto diplomático entre Argentina y Cuba.

Escrito por saleconfritas 11-04-2009 en General. Comentarios (1)

 

La Habana, Cuba. Año 51 de la Revolución.

 

La Cancillería de nuestro país ha contestado al nuevo gobierno argentino sobre el pedido de extradición del matrimonio Kirchner en tránsito hacia Cuba desde la República Bolivariana de Venezuela.

 

Ante la inminente llegada de los ex presidentes argentinos que ya se los ha visto sobrevolando nuestros cielos territoriales y se ha reiterado que vamos a permitir que la nave descienda en nuestro suelo y otorgarles el asilo político por razones humanitarias el tiempo que sea necesario antes que prosigan su viaje.

 

Nuestro querido Comandante Fidel mantiene un cerrado silencio al respecto demostrando honda preocupación por la delicada situación diplomática que se ha generado entre nuestro país y el flamante gobierno argentino y ha reiterado su voluntad de mantener abierto el diálogo con sus nuevos representantes.

 

El matrimonio Kirchner llega acompañado de sus dos hijos y será alojado por nuestro gobierno proveyéndoles las atenciones necesarias para su seguridad y mantenimiento durante el tiempo que dispongan quedarse en nuestro país.

 

Aún no hemos recibido respuesta oficial por parte del nuevo gobierno argentino debido a los prolongados días feriados decretados por las nuevas autoridades y los públicos festejos de algarabía que por estas horas se viven en ese país hermano.

 

Los aviones de nuestra Fuerza Aérea están custodiando a la nave en la que están llegando los Kirchner y nos han enviado unas de las primeras imágenes del aparato de vuelo llamado “Penguin I” en el que se desplazan los Kirchner tomadas en las proximidades de su arribo a nuestra isla.

 

 

http://saleconfritas.blogdiario.com/img/globo.jpg 

Néstor Kirchner muy viejo para ser Alcibíades

Escrito por saleconfritas 05-04-2009 en General. Comentarios (1)

http://saleconfritas.blogdiario.com/img/x26.jpg 

 

El punto de vista de Sócrates se encuentra limpiamente sintetizado en este fragmento (Alcibíades I, 132b):

 

Sócrates. – En primer lugar, ejercítate, mi querido amigo, y aprende lo que hay que saber para meterse en política, pero no lo hagas antes, a fin de que vayas provisto de antídotos y no te ocurra ninguna desgracia.

 

¿Qué quiere significar Sócrates con esta exhortación? Algo tan sencillo como que no es prudente, sabio ni discreto el lanzarse a la arena política sin conocer las propias facultades y posibilidades, ni arrojarse al vacío sin red, ni saber a ciencia cierta cuál es la utilidad social y la consecuencia que dicho gesto pueda comportar, ni considerar, en fin, antes de «dar el salto», qué es lo verdaderamente bueno, lo mejor, para el individuo y para la ciudad. Si uno mismo no es capaz de saber quién es y lo que quiere, poco puede saber del alma de la ciudad y lo que a ella le conviene.

 

El proverbio intuitivo y el refranero antiguo ya dejaron dicho que mal puede gobernar la ciudad quien no sabe gobernar su propia casa o gobernarse a sí mismo. La creencia común coincide aquí –sin que sirva de precedente, en intenciones y resultados, con la idea filosófica del asunto.

 

A Sócrates le preocupa el futuro, personal y político, del ambicioso muchacho, pues sabe bien que la ambición ciega, así como la cruda pasión política, cuando son concebidas por un sujeto inexperto e indeciso, ignorante e ingenuo, bruto y exaltado, resultan catastróficas para individuo y comunidad.

 

El joven Alcibíades, cuando todavía está recibiendo las lecciones morales del maestro y cuando aún no se encuentra suficientemente maduro para la «participación ciudadana» o para la «acción deliberativa», según expresiones recientes, salta de las palabras a las obras –acaso demasiado pronto–, y tan velozmente, sin contención y sin remedio, que olvida en seguida aquello que se le enseñó.

 

Dicho sea esto contando con que algo hubiese aprendido, después de todo. Resultado: su biografía da cuenta de una de las carreras políticas más trapaceras que se ha tenido noticia en la historia de la humanidad, una trayectoria pública propia de un sujeto falsario y corsario, pionero del transformismo político, catedrático del embuste y el cambalache, traidor y perseguido, ateniense réprobo que acaba sus días tropezando contra el cuchillo de un sicario extranjero que venía de una tierra lejana sólo para asesinarle. Ciertamente no podía estar más justificado el recelo socrático sobre la «desgracia» que podía sucederle, y fatalmente le sucedió, al impetuoso doncel.

 

 

He aquí la lección de Alcibíades (o, para ser más precisos: la lección que recibió el joven Alcibíades de Sócrates, y que desgraciadamente no asimiló ni pudo cultivar).

 

«Tal vez por esto –escribe Ortega– la política me parece una faena de segunda clase.»{11}

 

Sócrates, como Platón, filósofo aristócrata tanto en moral como en política, confía en que sean los mejores quienes gobiernen el Estado, pues los menguados en conocimiento y razón, ¿qué pueden ofrecer de provecho a la comunidad? O dicho con sus palabras (Alcibíades I, 134 c-d){12}, en concisa interrogación que cobija el más profundo enigma de la teoría política:

 

Sócrates – Por ello, si vas a conducir los asuntos de la ciudad de manera correcta y conveniente, tendrás que hacer partícipes de la virtud a los ciudadanos.

 

Alcibíades –Desde luego.

 

Sócrates –Pero ¿se podría hacer partícipe de algo que no se tiene?

 

¿Qué hace Argentina en el G-20 si su gobierno pretende aislarse del mundo?

Escrito por saleconfritas 01-04-2009 en General. Comentarios (0)

http://saleconfritas.blogdiario.com/img/001.jpg 

 

Esta pregunta se hacían en el G-20 al verla incluida a Cristina Kirchner como invitada a la fuerza.

Sólo el respaldo de Lula da Silva les pudo seguir explicando, al menos por ahora, la permanencia argentina en esa sociedad.

El semanario británico The Economist  abrió fuego preguntando entonces cuál era el rol del gobierno argentino en esa cumbre internacional.

"La Argentina es un país mediano, que se ha vuelto irrelevante para la economía global debido a sus propios errores de gestión", advirtió The Economist antes de la primera reunión del G-20 en Estados Unidos.

Otras voces compartieron el mismo interrogante: el presidente del Banco Mundial, el norteamericano Robert Zoellick, opinó al respecto que es necesario articular un grupo más selecto en el que los Kirchner no estarían invitados; y el jefe del FMI, el francés Dominique Strauss-Khan, coincidió en que es necesaria una reforma en el estatuto donde se excluya a los socios más chicos de participar de los eventos importantes.

Desde el 15 de noviembre pasado, cuando se celebró la primera reunión del G-20 en Washington, la crisis internacional se multiplicó y los organismos internacionales siguen anunciando pronósticos cada vez más sombríos.

En aquel encuentro, Cristina Kirchner y George W. Bush fueron los jefes de Estado que peor imagen tenían dentro de sus propios países. Bush ya no está. Ahora todos se preguntan por qué sigue estando Cristina Kirchner.

.