Sale con fritasss

“Lo ideal era volver a un sistema que se pareciese a la democracia"

Escrito por saleconfritas 30-03-2009 en General. Comentarios (1)

http://saleconfritas.blogdiario.com/img/10.jpg 

 

“Lo ideal era volver a un sistema que se pareciese a la democracia, pero, eso sí, sin correr ningún riesgo. Es decir, que hubiese elecciones, Congreso y todo lo demás, pero que se hiciese lo necesario para impedir que los "enemigos" volviesen al poder, incluida la trampa.

 

Así fue como, poco a poco, se organizó lo que se conoció como "fraude patriótico”-, una frase algo difícil de entender porque ¿cómo puede ser patriótico el engaño?

 

Pero así lo llamaban los que lo defendían en esos años que no por casualidad fueron llamados “la década infame”-.

 

Pensaban que la gran mayoría del pueblo era demasiado ignorante como para saber elegir, de modo que lo que convenía era que "se simulara votar", mientras los que realmente decidían —a través del fraude— eran los que sí sabían lo que le hacía falta a la patria.

 

De nada servia en esa época la ley. Estaba todo muy bien organizado. Los dueños del poder tenían un sistema de caudillos locales que les 'hacían' las votaciones.

 

Barceló, el intendente de Avellaneda, y su hombre fuerte Ruggero —Ruggerito, como lo llamaba todo el mundo— fueron tal vez los más famosos.

 

Eran dueños de la municipalidad, de la policía, de la justicia, de los clubes de fútbol, de las casas de juego, de los prostíbulos.

 

Cambiaban votos por empleos públicos, por regalos, por mirar para otro lado cuando se cometían robos, hasta por camas de hospital...

 

Y, como si esto fuera poco, coleccionaban libretas de enrolamiento, no había muerto que no votara y pedían que el voto fuera 'cantado', así se sabía quiénes eran "de los buenos"-

 

Y, si alguien se ponía en el camino, había un buen servicio de matones a sueldo para torturas, asesinatos y castigos variados.

 

Así fueron las elecciones de los años veinte [y treinta], excepto en la Capital Federal, donde se cuidaban las formas y se trataba, de mantener las apariencias liberales y republicanas..."

 

 

Texto tomado de BERTONI, Montes; "Los tiempos de Perón", Historia Argentina, Nº 11, 1991, P. 617.

 

-------------------------------------------------------------------------------------------------------

 

Los síntomas son más que evidentes. Las contradicciones son ya tan insostenibles que la situación no puede sostenerse a lo largo del tiempo. El adelantamiento de las elecciones al 28 de junio próximo, anunciado por la presidenta Cristina Kirchner, muestra a las claras lo frágil del panorama a futuro.

 

La situación económica es insostenible y cualquier medida que quiera improvisarse será inútil a esta altura.

 

Un dato: si fuera por el oficialismo las elecciones se hubieran adelantado a abril directamente, pero la ley exige un llamado a elecciones con tres meses de anticipación, amén del debate obligatorio en ambas cámaras del Congreso de la Nación, donde la norma debe ser sancionada con mayoría absoluta. Así lo dicta la Constitución Nacional.

 

Una fuente gubernamental lo dijo sin medias tintas: “están desesperados. Si pudieran hacer las elecciones el mes que viene, las harían, pero no es posible".

 

El informante deslizó también que había enorme desesperación por la merma de fondos frescos y los manotazos que intenta el oficialismo contrarreloj.

 

"Quieren incautar a través de la agencia de (Santiago) Montoya (ARBA) los silos con granos para venderlos y hacerlos caja, ya hicieron un relevamiento satelital completo", admitió el funcionario.

 

Esta medida se sumaría a lo ya hecho con los fondos de las AFJP y generaría indefectiblemente más inseguridad jurídica.

 

Mal momento para hacerlo, sobre todo en momentos en los que la propia Cristina Kirchner pide infructuosamente a los embajadores que atraigan inversiones a la Argentina.

 

. No quieren reconocer que el dengue invadió todo Chaco.

Escrito por saleconfritas 28-03-2009 en General. Comentarios (0)

http://saleconfritas.blogdiario.com/img/Grata4.jpg 

 

La epidemia de dengue se ciñe sobre Chaco, donde la muerte de una joven con síntomas similares a los de la enfermedad que el gobernador ultrakirchnerista, Jorge Capitanich, trata de ocultar las cifras reales del dengue, que ascenderían ya a 5.000 infectados.

 

Todo comenzó tras el fallecimiento de Carolina Gómez, de 18 años, en el Hospital “Enrique Llamas” de la ciudad de Charata.

 

El dengue también conocido como fiebre rompe-huesos (la quebradora en Nicaragua y otros países centroamericanos) —caracterizado por fiebre y dolor intenso en las articulaciones y músculos, inflamación de los ganglios linfáticos y erupciones en la piel.

 

La versión oficial, difundida por el ministerio de Salud en su sitio web, indicó que la joven murió "de un edema agudo de pulmón, compatible con un cuadro de sepsis de origen pulmonar", pero otra información marcaba que había sido víctima del dengue, lo que conmovió a la provincia. Su caso abrió un debate sobre el nivel de incidencia de la enfermedad en Chaco y desató la polémica.

 

Tras el deceso, el ministro del Gobierno, Domingo Peppo, envió el memorando 45/09 prohibiendo a los directores de todos los hospitales del interior provincial opinar en torno al dengue y designando como voces autorizadas para hablar del tema al gobernador Capitanich, a si mismo, y al subsecretario de Salud, Dr. Marcelo Slimel, a cargo del ministerio de la esposa de Capitanich, Sandra Mendoza.

 

Palabra oficial. Slimel desmintió que la joven haya muerto de dengue: "La verdad no sé quien dijo eso, clínicamente y objetivamente no fue así, no hubo dengue".

 

El dengue ya "invadió" Chaco. "El problema del dengue existe, todo el Chaco esta infectado y me llama la atención que el Gobierno no quiera declararlo, porque a donde vaya, va encontrar casos de dengue".

 

 En la provincia hay mentiras sobre Aerochaco, sobre el Banco, sobre la construcción de rutas, sobre las viviendas, el gobernador prometió 10 mil puestos de trabajo y de eso no hay nada... nunca hubo tanta pobreza en el Chaco. No quieren reconocer que el dengue invadió todo Chaco.

 

¿Incendiarían la Argentina si Néstor Kirchner quiere?

Escrito por saleconfritas 28-03-2009 en General. Comentarios (0)

http://saleconfritas.blogdiario.com/img/biow.jpg 

 

La personalidad del colérico Néstor Kirchner habilita a los argentinos a saber que con él en el poder el diálogo es imposible.

 

Néstor Kirchner no entiende que el poder que tuvo estaba descripto en la Constitución Nacional mientras fue presidente. La Constitución para Néstor es letra muerta. A Néstor no le gusta ser un presidente democrático pero, como se está en una aparente democracia, no tiene ningún prejuicio para alterar las normas transparentes de los comicios, de cualquier tipo, para no perder poder y buscar eternizarse en el gobierno.

 

La Carta Magna no reconoce un poder ejercido por un matrimonio. A Néstor esto no le importó. A Cristina una mujer ambiciosa, tan desesperada como su esposo para hacer de la quinta de Olivos y de la Rosada su residencia permanente, tampoco. Ambos cumplen con ciertos requisitos formales de la Constitución pero se apartan de ella, porque de esa forma están acostumbrados a gobernar a los palos desde sus tiempos en Santa Cruz.

 

Estos señores feudales de una provincia del sur de la Argentina, pretendieron serlo de la Argentina toda.

 

Néstor no administra el Estado. Cree que el Estado es él. Néstor sostiene una tesitura similar a la del rey Luis XIV. Su poder él cree que le deviene casi por derecho divino.

 

La mayoría de los votos en manos de Kirchner, le habilitan a pensar que el pueblo es él. Por lo tanto, con esa mayoría Néstor Kirchner pretende sojuzgar a la minoría. La democracia entonces, puede ser, en este caso, otra forma de tiranía.

 

Bajo estas condiciones intrínsecas a la forma de ser, de pensar y de actuar de Néstor Kichner todo quien se le oponga debe ser apretado, como enemigo. Los aprietes de Néstor Kirchner ya constan en una frondosa lista en estos 5 años en el poder.

 

Néstor Kirchner tiene como enemigo central, entre ceja y ceja, al campo. Dentro de esta plural descripción entran todos; los grandes, medianos y pequeños productores.

 

El apriete al campo por parte de Néstor lo instrumentó el multimillonario dirigente cegetista Hugo Moyano. Los camioneros fueron a increpar a los productores concentrados.

 

La sensatez de los productores agropecuarios evitó una o más desgracias a través de actos violentos, cuyo resultado hubiese sido de imprevisibles consecuencias.

 

La sensatez la pusieron los productores, la violencia el dueño del Estado.

 

La violencia, Néstor Kirchner, la ejerce en forma continua de distintas formas. La palabra es una de ellas pero, hay una gran versatilidad en el uso de la misma.

 

El mundo al revés: El Estado es violento. La Argentina, es un país al revés. Todo está fuera de lugar. Todo está fuera de control.

 

La violencia contra el campo no encontró en los camioneros la única forma. La amenaza de matar al hijo de Buzzi, fue otro de los aprietes kirchneristas.

 

Esta entonces, parece ser, la forma que tiene Néstor Kirchner de solucionar los problemas que tiene que enfrentar. ¿Será por eso que los problemas más acuciantes del país que no se pueden arreglar con violencia no entran solución?

 

En este contexto de violencia del Estado o del gobierno, da lo mismo, en la concepción de Néstor Kirchner, que pone al país en una citación de gravedad extrema, la Comisión Permanente del Episcopado, tras la 152º reunión de la  Conferencia Episcopal Argentina emitió un documento en el que reclamó:

 

Ø      “Convocamos a todos los ciudadanos a fortalecer la  amistad social y las instituciones de la Patria, porque cuando priman intereses  particulares sobre el bien común, o cuando el afán de dominio se impone por encima  del diálogo y la justicia, se menoscaba la dignidad de las personas, e indefectiblemente  crece la pobreza en sus diversas manifestaciones”.

 

Ø      “En situaciones complejas, alimentar la confrontación puede parecer el camino más fácil. Pero el modo más sabio y oportuno de prevenirlas y abordarlas es procurar consensos  a través del diálogo”.

 

Ø      “Sólo el diálogo hará posible concretar los nuevos acuerdos para  proyectar el futuro del país y un país con futuro. Ello es fundamental en este tiempo,  donde la crisis de la economía global implica el riesgo de un nuevo crecimiento de la  inequidad, que nos exige tomar conciencia sobre la dimensión social y política del  problema de la pobreza”.

 

Ø      “La amenaza de posible crecimiento de la pobreza, en los próximos meses, es el mayor  desafío social que tenemos por delante y debe ser respondido por gestiones solidarias  tanto del sector público como del privado. La Argentina sólo va a crecer con el  esfuerzo, la unidad y la solidaridad de todos los argentinos”.

 

El vocero del cardenal Jorge Bergoglio, el padre Jorge Oesterheld, señaló "hay mucha preocupación entre los obispos ante al hecho de que la paz social está alterada en el país".

 

La Iglesia viene señalando su preocupación por la situación nacional. El presidente del Episcopado, Jorge Bergoglio, en un discurso pronunciado en el Vaticano, ante el Papa Benedicto XVI, habló sobre el riesgo de "una descomposición social". A su vez, el secretario general del Episcopado Enrique Eguía Seguí, le dijo a Radio Vaticano que "la corrupción está institucionalizada en el país".

 

Ante estas palabras apuntado a la búsqueda de sensatez por parte del gobierno nacional, el ministro de Justicia Aníbal Fernández les pidió sarcásticamente a los representantes de la Iglesia que "no ayuden más" al Gobierno y reclamó que las expresiones "sean más alentadoras".

 

"Reconstruimos un país que se venía prendido fuego", agregó el ministro.

 

A esta altura, queda por preguntarle al ministro:

 

¿El propósito del gobierno es quemar el país si no se hace lo que Néstor quiere?

 

Carlos Saúl Menem y Néstor Kirchner, el maestro y el alumno.

Escrito por saleconfritas 25-03-2009 en General. Comentarios (6)

http://saleconfritas.blogdiario.com/img/master.jpg 

 

"Es la ambición lo que hace a los hombres mentirosos y engañadores y, escondiendo la verdad en su corazones, sale, como los bufones, otra cosa de sus bocas, para encontrar a amigos y enemigos a la medida de sus intereses y mostrar un gran semblante”. Salustio (85- 35 a. de C.), historiador latino.

 

Néstor Carlos Kirchner y Carlos Saúl Menem, comparten algo más que haber sido presidentes y existe una similitud asombrosa entre ellos.

 

Menem transformó el peronismo hace más de una década sin que las bases o los niveles altos del partido estuvieran muy de acuerdo con el cambio programático que había impuesto y Kirchner está haciendo casi exactamente lo mismo.

 

Menem atrajo a los tecnócratas y a políticos de la Ucedé y otros grupos de centroderecha, y Kirchner hace lo propio con gente de centroizquierda. Probablemente este cambio ideológico sea de tan corta duración como antes lo fue el giro hacia la derecha.

 

Menem fue un político brillante, muy pragmático y audaz, pero, en última instancia, sólo un político.

Él estaba interesado, sobre toda otra idea o plan, en conservar el poder. Y era predecible desde ese punto de vista.

No actuaba por razones ideológicas, o sólo lo hacía en muy raras ocasiones. Era pragmático hasta niveles problemáticos, siempre dispuesto a buscar compromisos, a hacer concesiones, a tolerar a gente que le desagradaba.

 

Kirchner, por el contrario, es ideológico hasta niveles sorpresivos. En los estudios de ciencias políticas se nos enseña a presumir que todo político es un pragmático, se nos inculca que cuando alguien asciende a la presidencia de un país del tamaño de la Argentina esa persona estará interesada, sobre todo, en ganar y retener el poder y que jamás antepondrá su ideología al poder. Menem respondió a esa presunción; Kirchner resulta más ideológico de lo esperado.

 

Menem tuvo su vocero y chupamedias a ultranza: Carlos Vladimiro Corach.

Néstor Kirchner tambièn tiene el suyo, y que continúa actualmente: César Aníbal Fernández.

 

Ambos como ministros tienen la característica común de dar la cara por el presidente y reírse de la gente manteniéndose inmutables ante las barbaridades e incoherencias que dicen.

 

Verdaderamente, podríamos afirmar que son los bufones del Rey. Reyes que nunca dan la cara o siquiera se exponen a dar explicaciones.

 

Néstor Carlos Kirchner ha superado en esto a su maestro Carlos Saúl Menem porque directamente ha eliminado las "conferencias de prensa" pues los periodistas se tienen que limitar a anotar los anuncios disparatados de Fernández.

 

Menem gobernó en un momento del auge neoliberal en el mundo y la Argentina se plegó a esa política que estaba comandada por los Estados Unidos de Norte América (EEUU) y por Gran Bretaña.

 

Así Menem desarrolló un liberalismo extremo, privatizando todos los activos en poder del Estado, hasta el petróleo. También se promovió el ingreso de capitales extranjeros lo que se tradujo en un aumento del consumo interno, auque se comienza a estirar la división de la sociedad.

 

Néstor Kirchner participó claramente del proyecto de Menem y lo acompaño en la elección del ´89, cuando era Intendente de Río Gallegos.

 

En principio para Menem, Kirchner era un gobernador más, que aceptó las privatizaciones, sobre todo la del petróleo y Kirchner se benefició con ellas.

 

Para ambos, el peronismo ha sido un instrumento para llegar al poder.

 

Una mascarada. Podrían haber sido los conservadores en 1958, o el isabelismo en 1975, les daría lo mismo, todas herramientas para alcanzar la presidencia.

 

Por eso no le entusiasmaba conformar un Partido Menemista. Menem estaba convencido de que nada haría tambalear su popularidad.

 

Kirchner creía lo mismo y sin embargo está contra las cuerdas.

 

Evita calificaba muy justamente a especimenes como esos. Decía: “Esos no son peronistas. Son oligarcas. Ídolos de barro que solo quieren llegar al gobierno para pasarla bien y engañando al pueblo entregarían la Nación”. (Historia del peronismo).

 

LA LOCURA DE NERÓN

Escrito por saleconfritas 22-03-2009 en General. Comentarios (0)

http://saleconfritas.blogdiario.com/img/neron.jpg 

 

LA INCREÍBLE INMOLACIÓN KIRCHNERISTA

 

 Por Fernando Paolella

 

    "¡Qué gran artista muere conmigo!", exclamó Nerón instantes antes de arrojarse sobre su espada, al escuchar los cascos de los caballos enviados por Galba en su persecución.

 

Quien según las crónicas históricas incendió Roma para luego echarle el fardo quemado a los cristianos, con el fin de erigir una demencial Nerópolis, muere convencido de que era un gran artista, y no un déspota peligroso que había perdido todo apoyo.

 

    Por eso, no es banal que el rabino Sergio Bergman haya utilizado su pirómana figura como alegaría en su alocución en la marcha del miércoles 18, al afirmar que "No hay que confundir el legado de Perón con las locuras de Nerón; hay una Argentina que puede ser República después de Néstor "(Kirchner).

 

Pues, a la luz de los más recientes acontecimientos nacionales, sin temor a equivocarse existe un gran temor generalizado causado por las próximas movidas intempestivas del matrimonio gobernante.

 

Cuando la capacidad de asombro del grueso de la ciudadanía parecía estar colmada, la incautación de los fondos de las AFJP mediante, en la calurosa tarde de ayer Cristina Fernández decretó la creación de un confiscatorio Fondo Federal Solidario, que coparticipa a las retenciones en un porcentaje del 70% al Estado y un 30% a las provincias.

 

Otra vez, de un plumazo, la concepción totalitaria que impera en la mente de los Kirchner sale a luz para paliar el marasmo fiscal, y de paso, mantener domesticados a la caterva de gobernadores e intendentes que ya había mostrados ánimos soliviantados.

 

    Pero lo que no quieren tener en cuenta es que el descontento social está aumentado progresivamente hasta constituirse en un peligroso espiral, mucho peor que el de hace un año atrás.

Y no sólo demuestra su ira la gente común, sino también en las filas uniformadas de la Bonaerense y la Federal la cosa también está poniéndose bastante álgida.

 

Y no sólo por la falta de equipamiento adecuado, sino también por la seguidilla de muertos entre sus filas, unido a la falta de respuestas a sus reclamos por parte de sus respectivas jefaturas, fuertemente ligadas con el poder político de turno.

 

Mientras que en La Plata los efectivos de la Policía Bonaerense participan de marchas y reclamos a viva voz sin el temor reverencial por las seguras sanciones disciplinarias, en su homóloga Federal varios de sus integrantes se sienten hastiados y dolidos al comprobar que mientras juegan la vida, sus superiores la pasan mucho mejor y se llevan la porción más grande siempre.

 

 

La peligrosa ilusión de junio

 

    Justo hace una semana, cuando se hizo el anuncio del adelantamiento eleccionario al 28 de junio, desde estas páginas se advertía que semejante disparate sólo tenía una razón de peso, que era la imposibilidad de arribar a la fecha inicial de octubre, debido al empeoramiento de la crisis antes negada de plano por los K.

    Curiosamente, ese viernes 13 muchos escucharon sorprendidos que el motivo principal de dicho artilugio era precisamente los efectos no deseados y los coletazos de dicho marasmo.

 

    Y hace un par de días, el piketero Emilio Pérsico propaló en el éter la temida posibilidad de que si el matrimonio que nos maltrata desde arriba sale perdedor ese domingo, se alejarán irremisiblemente del poder dejándoselo a "Cobos y Clarín".

 

De más está decir que las recurrentes desmentidas oficiales para nada obturaron la sensación de espanto consiguiente, sobre todo cuando diversas fuentes pudieron constatar que dicha apocalíptica alternativa fue resuelta hace 20 días atrás en la intimidad del bunker de Olivos.

 

Así constata el matutino La Nación en su edición del pasado jueves 19, trayendo a la memoria aquella ocasión en la cual un Néstor fuera de sí había ordenado a su esposa que renunciara, luego del voto no positivo del vicepresidente Julio Cobos.

    Unido a esta incertidumbre, se debe aglutinar el descontento social que sin exagerar es casi tan candente y explosivo como aquel que desató la ira de diciembre del 2001.

 

Pues sin tocar directamente el bolsillo de los ciudadanos, ya no es fútil afirmar que a los Kirchner no los detiene nada ni nadie cuando tienen en la cabeza el monotema, hacer caja cueste lo que cueste y reviente quien reviente.

 

Estaba más que claro que luego del megacurro de los fondos de pensión iban por más, pero no se sabía a ciencia cierta dónde estaba dirigida su codicia. Y ayer por la tarde definitivamente se supo, arrojando napalm al incendio agropecuario buscando la exterminación total de los pequeños y medianos productores para el regodeo sempiterno de las grandes corporaciones agropecuarias multinacionales.

 

    Como evidenció la nutrida concurrencia a las marchas del miércoles 18 en todo el país, gran parte de la ciudadanía ha caído en la cuenta de que se moviliza en defensa propia, ahora no detrás de tal o cual figura o pancarta, y seguramente hará lo mismo cuando deba emitir su sufragio. Pues no se trata de cumplir sólo con un acto meramente comicial, porque en juego está más que nada la integridad de la Nación frente al caos multiforme provocado por un gobierno que a todas luces parece haber perdido la sensatez, embretado en continuar celebrándose a sí mismo.