Sale con fritasss

General

Kirchner, Mundial y poder

Escrito por saleconfritas 08-07-2010 en General. Comentarios (0)

http://saleconfritas.blogdiario.com/img/aacopa.jpg 

 

 

Kirchner, Mundial y poder

 

La vida me engañó, la vida me mintió,
al ofrecerme un mundo color rosa.
Iluso la soñé, temblando la esperé,
haciéndome la vida más hermosa.

La dicha me sonrió y ciego la seguí,
pero ella se burlaba de mi corazón.
La dicha nunca vino hasta mi olvido,
la vida me ha mentido, la vida me engañó...


La eliminación de Argentina ha dado por el traste con el plan de la presidenta de asociarse al ideal de triunfo ante los comicios del 2011.

 

La recepción del seleccionado derrotado, en Ezeiza, el domingo pasado, fue armada por el intendente Granados y un puntero del PJ K de La Matanza.

 

Los Kirchner siguen con su idea de Maradona 'ídolo' y diputado kirchnerista por la provincia de Bs.As.

 

Suponen que eso les puede agregar 5 puntos que los arrimarían al 40% que evitaría la letal segunda vuelta en 2011.


Por eso el diputado porteño Juan Cabandié, luego de exprimirse el cerebro, propuso  erigir un monumento (sic) a Maradona, en lo que podría llamarse el paroxismo de la estupidez.

 

¿Será como dice el dicho que “La vergüenza una vez perdida, se perdió para toda la vida”?

 

«Aguante Maradona, la selección y aguante también la Argentina». La presidenta del país, Cristina Fernández de Kirchner, eligió el lenguaje de la tribuna para apoyar al dios caído, pero parecía hablar, además, de otras cosas. «Aún dura la tristeza de la ilusión», lamentó, tal vez porque se jugaba algo más que un partido de fútbol.

 

Dicen que cuando juega la selección los enconos se atenúan y la más insólita alianza de clases se teje con los colores celeste y blanco.

 

Y si bien eso es cierto, lo es también que hubo argentinos que se desahogaron con los goles alemanes. Una alegría que tiene una explicación política: la derrota en Sudáfrica permite perfilar otras victorias.

 

«Si Argentina sale campeón, ¿Néstor Kirchner gana las elecciones y vuelve a convertirse en presidente?», se interrogó el periodista Luis Majul, en pleno júbilo maradoniano.

 

Antes de la derrota, se decía que la presidenta viajaría a Sudáfrica para participar de una coronación que se imaginaba inexorable.

 

Se pensó que recibiría la copa de manos de Diego, besaría a Messi frente a las cámaras y forjaría alrededor de esas imágenes la idea de un país abrazado al ideal de la victoria.

 

«El Gobierno pensaba librar en el frente futbolístico una de las batallas decisivas por su continuidad en el poder. Los goles le darían a la política oficial ese encanto que ella, por sí sola, no consigue», señaló el diario La Nación.

La debacle los obliga ahora a repensar ese plan.

 

La relación de la política con el fútbol no es nueva en Argentina.

 

Fue una dictadura militar la que trató de sacar provecho a ese sentimiento: organizó el Mundial de 1978, que ganó Argentina, y con ese telón de fondo intentó ocultar las denuncias de violación de los derechos humanos.

 

Llegó la democracia y el Gobierno de Raúl Alfonsín (de la UCR) tampoco fue indiferente al mundo del balón. Al extremo de que trató de forzar la renuncia del entrenador de la selección, Carlos Bilardo.

 

Cosas de la vida: Bilardo, de la mano de Maradona, obtuvo la copa en México-86. Y Alfonsín, la misma tarde del triunfo, le pidió disculpas en público.

 

Su sucesor, Carlos Menem, nombró a Maradona «embajador sin cartera». Pero no dudó en sacrificar al entonces jugador y exhibirlo al mundo como adicto cuando un escándalo se asomaba.

 

 

Alta inflación

 

En su pelea con el Grupo Clarín, el kirchnerismo descubrió las bondades del fútbol y estatalizó las transmisiones televisivas de los partidos que pertenecían a Clarín.

 

Decidió gastar 110 millones de euros anuales bajo la consigna «fútbol para todos» y se alió con Maradona, que se hizo del partido peronista.

 

El Mundial ha traído un añadido: ha coincidido con los fastos del Bicentenario y la salida de la crisis económica.

 

Las ganas de ver los goles de Messi en alta definición se tradujeron en compras de un millón de plasmas.

 

Pero ahora ya nadie quiere hablar de fútbol. La política vuelve a la escena.

 

La gente habla de la alta inflación, de que Néstor Kirchner perdería en una segunda vuelta electoral en el 2011...


 

Las semifinales del Mundial y el cura de la eliminación

Escrito por saleconfritas 07-07-2010 en General. Comentarios (0)

http://saleconfritas.blogdiario.com/img/aatricota.jpg 

 

FÚTBOL Y POLÍTICOS INESCRUPULOSOS: EL CURA FUTBOLERO

 

 

Las semifinales del Mundial y el cura de la eliminación

 

Por Luis Agüero Wagner

 

Dicen que la victoria tiene muchos padres, pero la derrota es huérfana.

 

Podríamos aplicar el dicho al cura Fernando Lugo, maestro del cholulaje futbolero, quien durante todo el tiempo que el seleccionado paraguayo de fútbol mantuvo en vilo al país no perdió oportunidad para aparecer embanderándose con los triunfos deportivos albirrojos, aunque no haya contribuido al éxito ni como pasapelotas.

 

Al parecer, su anuncio de que viajaría para ver las semifinales fue lo que llevó al equipo paraguayo a su definitiva eliminación de la copa del mundo en el duelo contra España, tras una actuación cuyo decoro superó con creces a la que el cura con hijos proporcionó a la investidura presidencial del país.

 

Es de suponer que también, como en el caso del fracaso en las negociaciones por la soberanía energética - que dijo que conquistaría, para conformarse con una línea de transmisión eléctrica cedida por caridad-, también intente convertir la derrota en otro "éxito" más de su gobierno.

 

Es que para el inescrupuloso cholulaje futbolero, desde Videla a Fernando Lugo, jamás existió la vergüenza ni el sentido del ridículo.
 
Una muestra de inescrupulosidad es la que ha llevado a muchos tiranuelos, a intentar aprovecharse de la popularidad y fastuosidad propagandística de los eventos futbolísticos para intentar recuperar una imagen alicaída.

 

Tal el caso del cura con hijos Fernando Lugo, quien como pocos con sus escándalos que deshonraron la investidura presidencial del país, contribuyó a minar y decaer la autoestima de sus compatriotas, y sin embargo, no pierde oportunidad para subirse al carro de los vencedores cuando sucede algún triunfo deportivo en el cual no tuvo parte, sino que mas bien se logró a pesar de él.

 

 

Cholulaje futbolero

 

El diccionario define al cholulaje como un sustantivo masculino que indica la acción y efecto de cholulear, esto es, disfrutar de acercarse a personas famosas para ser tenido en cuenta por ellas, aunque solo sea momentáneamente (lograr un autógrafo, una foto, un contacto fugaz).

 

Se habla de un conjunto de cholulos para referirse a personas que disfrutan del contacto efímero con gente famosa, particularmente del mundo del deporte o del espectáculo.
 
En ocasiones, el cholulaje puede manifestarse para eludir a la mala prensa, y se ha dado con frecuencia en el caso del cura Fernando Lugo, quien apeló en incontables situaciones al cholulaje diversivo para atenuarla.

 

Una vez más, buscando desesperadamente salir de las constantes malas noticias y escándalos, que son su sello inconfundible, Fernando Lugo aprovecharía su excursión turística a Cancún para visitar al astro de fútbol Salvador Cabañas, a quien instrumentaría inescrupulosamente para sus fines de eludir mediáticamente a la pésima situación política que lo envuelve como presidente.

 

No será, evidentemente, el “instinto paternal” el que lo llevó a entrevistarse con el célebre deportista, quien recibió un balazo en la cabeza el mes pasado en un centro nocturno.

 

De haber sido así, hubiéramos conocido al cholulo cura como un padre responsable, capaz de asumir su responsabilidad por las vidas que engendró.

 

La realidad es que acosado por la amenaza del juicio político, las acusaciones de incapacidad, corrupción y las demandas por paternidad irresponsable, apelando al cholulaje diversivo intentara darse un respiro futbolero, tomando prestada la popularidad del ídolo de la selección nacional paraguaya de fútbol.

 

No es el cholulaje futbolero un recurso nuevo de los políticos en aprietos, lo hicieron mucho tiempo antes otros gobernantes arbitrarios y usurpadores empedernidos de la representatividad popular y tantos otros dictadores a lo largo de la Historia, pretendieron utilizar la popularidad y publicidad gratuita de este fastuoso acontecimiento en provecho propio.

 

Nunca en un torneo los errores arbitrales fueron tan controvertidos, nunca el resultado final estuvo tan bajo sospecha, nunca un campeón del Mundo debió tanto su condición a un régimen político.

 

La misma circunstancia que la dictadura militar argentina aprovechó en 1978, fue capitalizada por el cura con hijos Fernando Lugo cuando Paraguay clasificó pera el Mundial de Sudáfrica. Sin haber colaborado para el éxito aunque sea usurpador consuetudinario de gestos poco serios, Lugo subió al carro de los vencedores intentando impregnarse de la breve pero intensa gloria deportiva, favorecido por la incapacidad del otrora astro fantasista del fútbol Diego Maradona, para dirigir técnicamente al seleccionado de su país.

 

Buscando prolongar los minutos usurpados al mérito ajeno, el obsceno demagogo al día siguiente declaró un feriado que le valió más críticas que aplausos.

 

Visitar al convaleciente Salvador Cabañas para eludir el cerco mediático en torno a sus problemas reales, es apenas una muestra más de lo mucho que Fernando Lugo y los suyos saben sacar partido de tragedias ajenas. Industriales de las desgracias y miserias, han convertido en un gran negocio la pobreza del Paraguay, embolsando en el breve lapso que llevan administrando el estado comisiones de hasta el 80 por ciento para sus ONG intermediarias.

 

Reyes Midas del dolor, han demostrado ser capaces de lucrar con la sequía del Chaco, convirtiendo en un gran negocio el estado de emergencia, con la inseguridad, que ha dejado grandes ganancias en el negocio de la compra de armas, con el terremoto de Haití,  con los niños de la calle  y hasta con los apagones y la falta de agua, que han convertido en más millones de dólares aprobados por el Congreso.

 

Esto último, justamente, para adquirir transformadores y generadores a diesel, en buena muestra de cómo la soberanía energética se conquista acentuando el colonialismo económico y la dependencia.

 

El rumbo se revela día a día con más evidencia, demostrando que el 20 de abril el Paraguay se encontraba al borde de un abismo, y decidió dar un paso adelante.

 

¿Podrían tener intenciones de operar un cambio quienes hacen tan buenos negocios con la situación de miseria y coloniaje, de la que fugazmente intentan sustraernos con el cholulaje diversivo?

 

El repaso de esta historia de inescrupulosidad política nos demuestra que el tránsito de la gloria deportiva es casi tan breve como la gloria de los hombres.

 

También que no es el cholulaje futbolero un recurso nuevo de los políticos en aprietos, lo hicieron mucho tiempo antes otros gobernantes arbitrarios y usurpadores empedernidos de la representatividad popular.

 

Cuando las personas no aprenden las herramientas de juicio y se limitan a seguir sus esperanzas, las semillas de la manipulación política se siembran, decía Stephen Jay Gould, y a nadie viene mejor la sentencia que al cura Fernando Lugo en que la ilusión futbolero se hizo trizas ante la furia española.

 

Con el fin del sueño, se acabó también el intento desesperado del escandaloso obispo por recuperar con histrionismo demagogos y halagos al favor popular perdido. Hace pocos días, un senador exhibió una tarjeta roja al cura futbolero en pleno informe presidencial al Congreso, en una actitud premonitoria de lo que vendría.

 

Para seguir en el campeonato, el cura deberá apelar a logros mucho más palpables que usurpaciones de éxitos ilusorios en los cuales no tiene parte, y que además compromete con su errática conducta.

Gran Show en Garkilandia

Escrito por saleconfritas 06-07-2010 en General. Comentarios (1)

http://saleconfritas.blogdiario.com/img/aacordeon.jpg 

 

Veo bandas rapaces, movidas por la codicia, la más vil de todas las pasiones enseñorearse del país, dilapidar sus finanzas, pervertir su administración, chupar su sustancia, pavonearse  insolentemente en las más cínicas ostentaciones. Comprarlo y venderlo todo, hasta comprarse y venderse unos a otros a la luz del día"   

 

José Manuel Estrada, 13 de abril de 1880.

 

 

 

GANÓ ARGENTINA

 

No dudamos de que el título y el desarrollo de este artículo vayan a ser polémicos.

 

 

Se quedaron con las ganas

 

A pesar de haber caído por goleada alemana en el campeonato mundial de fútbol de Sudáfrica 2010, Argentina ha ganado.


Perdió un seleccionado que llevaba nuestros colores por fuera, pero que tenía la impronta kirchnerista por dentro.

 

La señora presidente soñaba con tener la Plaza de Mayo atestada de incondicionales admiradores (de los que vienen por el “jornal” de vino y sándwich), y un balcón compartido con Néstor, Maradona y Estela de Carlotto, entre otros emblemas de la “cultura nacional y popular" actual.

 

Una imagen que quedaría en la memoria colectiva por años y años.

 

Choripán y circo del bicentenario. Ni pensar, en caso de haber ganado el campeonato, lo que hubiera sido el palco en Johannesburgo, con el discurso de la victoria del “modelo económico, político, social y deportivo” de Cristina -que todo el planeta debería implementar inmediatamente-.


El fútbol es un deporte y, esencialmente, un juego. Pero ciertos países -y el nuestro no es la excepción- lo toman como una guerra, en la que los triunfos significan una conquista incuestionable del “modelo de gobierno” de turno. Así en 1978 como en 2010.

 

 

No. Argentina no perdió. Ha obtenido un triunfo resonante.


Don Diego, después de violentarse con algunos simpatizantes alemanes, se retiró humillado del estadio.

 

Nosotros nos hemos sentido humillados desde el comienzo de esta ridícula puesta en escena.

 

Nos humillan los 600 millones destinados al fútbol y robados a los jubilados.

 

Nos humilla un presidente vitalicio de la AFA que no ha hecho más que vivir del erario público.

 

Nos humillan los cientos de miles de decodificadores pagados con el sudor de los que trabajan y distribuidos a la “clientela” electoralista.

 

Nos humilla un director técnico soberbio, pedante y maleducado, que está convencido de que es dios.

 

Nos humilla la presencia de Estela de Carlotto en Sudáfrica para autopromover su indecente candidatura al Premio Nóbel de la Paz.

 

Nos humillan los barrabravas, cuya presencia en el continente africano “nadie” puede explicar, como tampoco su conducta violenta y su consecuente deportación.

 

Diego Armando Maradona fue en otra época, y sin duda alguna, un superdotado en sus piernas, aunque los dotes en el otro extremo de su cuerpo parecen inversamente proporcionales.

 

A él le debemos una copa mundial obtenida con trampa, por la viveza criolla que pasó a la historia como “la mano de Dios”, y también la bochornosa expulsión de otro mundial a raíz de su adicción a las drogas.


No llama la atención lo que los diarios del mundo publican ahora sobre “el 10". Queda claro que es repudiado en todo el universo, a excepción de su país natal. Simplemente está cosechando su siembra: el fruto de su desprecio histórico hacia el resto de los mortales.

 

Ser excluidos del campeonato mundial de fútbol significó quitarles el caramelo de la boca al populista matrimonio presidencial, al inmoral presidente de la AFA, a la dudosa abuela Carlotto y al fracasado Director Técnico de la selección nacional.


Maradona ha dejado sin libreto a la presidente y a su cohorte de funcionarios inútiles y corruptos.

 

¿Qué hará ahora la primera magistrada? ¿Cómo seguirá la obra? ¿A quién acusará de haberle “secuestrado los goles”? ¿A la Fifa? ¿A los sudafricanos? ¿A Messi?

 

A Maradona, ciertamente no.

 

A Maradona sólo le cabe la derrota de la selección nacional en la copa del mundo e, irónicamente, el extraordinario triunfo de Argentina.

 

 

Autores: Raquel E. Consigli - Horacio Martínez Paz

No todo es fútbol, detrás del fútbol.

Escrito por saleconfritas 05-07-2010 en General. Comentarios (0)

http://saleconfritas.blogdiario.com/img/aaamfut.jpg 

 

Para dirigir una empresa, un ministerio, una escuela, una selección de fútbol, hace falta un líder, un líder que no esté llorando por los rincones, un líder que no esté jugando para un gobierno, un líder que juegue para y por la selección, un líder que juegue para todos y con todos, un líder que, también políticamente juegue por y para la nación.

 

Entereza, conocimiento, y nada de egoísmo, mucho menos soberbia.

 

No se puede, en fútbol, especular, si la Guinnes, tendrá a cual o tal como el mejor. Tampoco gobernar solo para algunos y en contra de otros y batir un record Guinnes en el poder. No todo es fútbol, detrás del fútbol.

 

 

Por Daniel Romero
 
 Maradona, tuvo en su momento de jugador la oportunidad de ser dirigido y ganó. Fue ese su momento, cuando lo dirigieron, él no pudo, ni supo dirigir su vida, menos aun una selección.

 

En política pasa lo mismo, o mejor dicho en el fútbol, nos pasa lo mismo que nos pasa en la política. La soberbia, es mala consejera.

 

¿Que pasó con el “ahora que me pidan disculpas” o “ahora que me la chupen”…solo queda el llanto.

 

Que pasará con el….somos el mejor gobierno de los últimos 200 años.

 

Que pasará con los retos a los periodistas a sub secretarios de naciones amigas, a la  oposición, la extorsión a gobernadores, intendentes y empresarios?. Pasará lo mismo, van a perder por goleada, terminó un ciclo.

 

 Él se entregó a la droga y perdió, esa  es la verdad, y hay que decirla para que los mas jóvenes no sigan su camino, es el ejemplo de lo que no se debe ser, un perdedor, pero no por un campeonato del mundo, Maradona ya era un perdedor mucho antes.

 

El gobierno y Grondona lo convocaron porque la sociedad, lamentablemente es hipócrita, y no importa si un jugador se entrega a la droga o si viola chicos y luego dirige San Lorenzo. Igualmente es vitoreado.

 

En fútbol logramos lo que buscamos como sociedad, al igual que cuando votamos, ambas se dan cada cuatro años casualmente. Para triunfar debemos cambiar la cabeza, ya sea como nación o como seleccionado.

 

En esta oportunidad, la elección la realizaron desde arriba, desde la política, y una política enferma solo puede tener dirigentes enfermos, políticos o deportivos, ellos se reconocen. 

 

Qué es Julio Grondona?. La política hizo el fútbol para todos, fue para ninguno.  Que pasara en el 2011?..No lo sé, pero la soberbia, no creo que triunfe, como no gano en Sudáfrica,  no creo que gane la prepotencia de la extorsión desde el poder, tal vez sobrevenga el llanto… y la cárcel.

 

La presidente de lo que queda como Republica, estaba dispuesta a todo, hasta volver a dejar plantado al presidente chino, si el seleccionado llagaba a la final, ella ahí iba a estar.

 

El show debía  continuar, por lo menos un mes más, de festejo en festejo, hasta se habla en Olivos de jugadores K y opositores, a ese grado de locura asistimos atónitos quienes todavía tenemos algo de información y mantenemos la capacidad del análisis.

 

La SIDE K elabora informes sobre que jugadores son Kirchneristas y cuáles no, stalinismo puro.

 

Es así aunque le parezca absurdo, es así y no vale entrar en detalles, lo peor es que el consorte presidencial los pide, los exige!!! Y se los producen…en el bunker de la cancillería del fiurer, todo vale, todo se cae a pedazos.

 

Tal es así que, por si no se dieron cuenta, abundan los robos a bancos, al estilo boquetero, desde el Banco Río de Acassuso al Macro de Capital, desaparecen millones, decenas de millones de dólares.

 

¿Quién tiene acceso a planos , logística y seguridad de comunicaciones. Solo un organismo reúne todas y solo un Director las concentra. El régimen se desmorona y van por todo. Si, las iniciales son….H S. Último tango en Paris…

 

 

TODO VALE

 

No le hacen asco a nada, el Ministro De Vido tenía una reunión planificada con “Mameluco Villalba”, un narco de la localidad de San Martín, que fue condenado a doce años, pero en la apelación de cámara le fue muy bien y hoy se candidatea a intendente.

 

La “transa” tuvo que pasar para otro día por los problemitas del ministro, pero que no queden dudas, se hará, lo necesitan para sumar votos villeros, que son muchos, cuantos más pobres, más votos factibles. 

 

El señor Mameluco mantiene una estrecha relación con el actual Director de operaciones  de la SIDE, habrá sido ese el nexo? o un  boxeador con seudónimo animal?...o ambos.

 

El Kirchnerismo no le hace asco a nada, van por todo o nada.

 

¿Todavía nos preguntamos por qué no se termina con la inseguridad  y el narcotráfico?


Si, así es, desde Maradona, la selección, la droga en la provincia, los festejos frustrados, las candidaturas de narcos protegidos, los asaltos a bancos, todo tiene un origen en común, el poder sin control, la corrupción y la falta de republica.

 

No habrá balcón, ni circo, ni fotos, ni mentiras verdaderas, o verdaderas mentiras. Todo se precipita.

 

Me mortifica el fracaso deportivo, me duele el  fracaso de La Republica.


 

 

 

El fracaso de Maradona

Escrito por saleconfritas 04-07-2010 en General. Comentarios (1)

http://saleconfritas.blogdiario.com/img/aamm.jpg 

 

EL FRACASO DE MARADONA

 

 ¿Será como dice el dicho que “La vergüenza una vez perdida, se perdió para toda la vida”?


Nuevamente al kirchnerismo le fracasa una planificación política para frenar el deterioro de sus posibilidades electorales. Hasta la derrota de la selección, todo el esfuerzo estaba colocado en la utilización del triunfo o al menos de un buen papel para explotar la emoción popular. Ante la derrota: ¿Qué inventarán ahora...?

 

Por Carlos Manuel Acuña

 

El fracaso de Diego Maradona, cuya incompetencia llevó a la Selección Argentina a una estrepitosa derrota -más intensa aún por la expectativa preparatoria de una eventual victoria que comenzó a instrumentarse desde hace unos días-, clausuró una insólita maniobra del oficialismo detalladamente pensada para explotar el triunfo o al menos una aceptable performance final.

 

Hasta tal punto estaba organizado, que no se dudó en utilizar a los jugadores mediante una fotografía en la que quedaron obligados a respaldar la forzada propuesta de Estela de Carlotto para el Premio Nobel de la Paz.

 

Tan burda fue esta acción propagandística que dicha foto no fue difundida en la Argentina a la espera del momento preciso.

 

Con razón, se consideraba que despertaría lógicas susceptibilidades que se superarían cuando estallara el entusiasmo victorioso.

 

En un primer momento, cuando todavía reinaba un cauto y nervioso optimismo, sólo sirvió para "exportar" una primera y sutil presión que luego adquiriría mayores dimensiones si la suerte sonreía a nuestros jugadores.

 

La prensa adicta local estaba lista para lanzarse en una histérica campaña, con profusas historias, y biografías especialmente seleccionadas para su distractivo transporte al público interno y externo.

 

Otro aspecto de la pensada utilización de Maradona por la imaginería de la izquierda y de nuestro oficialismo fue resucitar varias fotografías montadas de tal manera que se viera el tatuaje de la figura de Ernesto Guevara de la Serna -el Che- ubicada en el brazo derecho del todavía director técnico.

 

Simultáneamente, los asesores presidenciales organizaron una serie fotográfica con la falsa abuela, quien aparecía amorosamente abrazada con el futbolista.

 

Así, ideología, política práctica y aspiraciones electorales se unieron y coordinaron con una finalidad promocional que permitiría captar voluntades populares.

 

El tema no concluye con el cuatro a cero. Si las cosas hubieran transitado por un camino mejor, Néstor Carlos Kirchner había pensado un show con varias alternativas que, una vez desechada la propuesta de viajar a Sudáfrica para participar de la ceremonia de entrega de la copa, iban desde una guardia militar y policial a lo largo de la ruta de Ezeiza a la Casa Rosada, hasta una organizada concentración popular en la Plaza de Mayo con la presencia de las "madres y las abuelas", discursos de Cristina, de Néstor Carlos y del Diego desde el célebre balcón, en coincidencia con anuncios de una candidatura de éste último en las listas del Frente para la Victoria, candidatura ubicada según fueran los resultados del campeonato mundial de fútbol.

 

Pero el tema ofrecía algunas dificultades, pues no eran pocos los jugadores que no querían ser utilizados políticamente pese a las recomendaciones del burrito Verón, que se había convertido en una suerte de promotor y vocero de las elucubraciones políticas previstas por el oficialismo argentino.

 

De esta manera, el ingenio kirchnerista también logró generar fricciones y molestias entre nuestros jugadores.

 

De todos modos, estos preparativos, que ahora irán a parar al canasto de la basura, fueron motivo de intensos análisis en la cúpula del gobierno y hasta de enfrentamientos y discusiones internas sobre las propuestas a seguir.

 

Los más sensatos -obviamente una minoría- consideraban que la candidatura de Maradona sería una exageración que produciría un resultado inverso al buscado, sobre todo si el futbolista se entusiasmaba en demasía por su nuevo papel y hacía declaraciones descontroladas, con inevitables consecuencias negativas, bromas pesadas de una oposición lista a reírse de las barbaridades que podría cometer el amigo de Fidel Castro y papelones irreversibles si volvía a su vieja afición por las drogas.

 

Pese a todo y como es habitual, la obsesión del consorte primó sobre los prudentes y todo estaba organizado para llevar adelante un proyecto que daría mucho que hablar y motivos para la chanza pero que, a la larga, alimentaría el contenido incontrolable y progresivo de la decadencia argentina, con todas sus tristezas y el hartazgo que produce.