Sale con fritasss

La “Docta” enamorada de un payaso

 

http://saleconfritas.blogdiario.com/img/kirchis.jpg 

 

 

La gran estafa juecista consiste en hacerle creer a la gente de Córdoba que con denuncias a la bartola, profusión de insultos y afirmaciones mentirosas se combate a la corrupción. Esto es tan burdo como inexacto.

 

Pero no deberían cargarse las tintas sólo contra él, puesto que el engaño necesita de la voluntad colectiva para consumarse, la aceptación del timo; de lo contrario, apenas queda la tentativa del estafador. Lamentablemente, muchos miles de cordobeses han consentido con su voto esta forma tan ramplona y canallesca de hacer política y legitimado sus incoherencias.

 

Cuesta creer que una ciudad a la que le agrada llamarse “Docta” se haya enamorado de una persona tan vulgar y estrafalaria. Porque que lo haya hecho en 2001, en medio de una crisis institucional sin precedentes y del clamor porque se “vayan todos”, vaya y pase. Porque hasta resultaría comprensible que esta fascinación se hubiera reforzado en 2003, cuando se hizo cargo del municipio como contracara del cuestionado Germán Kammerath.

 

Pero que siga profesando tal devoción tras las recurrentes mentiras del sujeto revela, cuanto menos, una inclinación tan patológica como la obsesión de algunos periodistas por las declaraciones juradas de los políticos.

 

Este no es un lamento subjetivo. Juez (cli) nunca probó nada de lo que dijo en cuanto a sospechas de corrupción se refiere. Si alguien cree sinceramente que el personaje es una especie de campeón en la lucha contra este mal, endémico en la sociedad argentina, es porque quiere autoengañarse. Así de sencillo.

 

Las pruebas abundan:

 

1) Como fiscal Anticorrupción de De la Sota, jamás pudo lograr un procesamiento en la Justicia, la misma que hoy le perdona la vida con sus injurias. Mintió, exageró temerariamente y jugó a la política sobre el buen nombre de terceros.

 

2) Como intendente se propuso llevar preso a Kammerath por sus “actos de corrupción en la Municipalidad”. Creó la Cigeka y se la encomendó a Juan Carlos Rabbat, un advenedizo que creyó encontrar fama disfrazándose de Torquemada. Luego de unos meses de labor, esta Comisión pasó papelones tras papelones con sus denuncias, todas rechazadas sistemáticamente en la Justicia.

 

3) Como candidato a gobernador, Juez (cli) denunció ser víctima de un fraude colosal. Para ello no vaciló en exhibir pruebas inverosímiles para demostrar tal cosa. El tema llegó hasta la Corte Suprema, la que dijo que no habían existido irregularidades algunas. Aún hoy sigue denunciando fraude.

 

4) Como político ha descubierto un corrupto en cada uno de sus amigos que, por las razones que fueran, se apartaron de su camino. Campana y Giacomino pueden atestiguarlo.

 

Los ejemplos de falsedades, sin ser infinitos, continúan hasta el vértigo.

 

Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: